El 9,7 por ciento de los inscritos en Podemos aprueba la estrategia de convergencia de la dirección

9
Resultados_referendum_Podemos
Gráfico de los resultados de la consulta. / podemos.info

Podemos se enfrenta a un problema relacionado con la participación de las bases en los procesos internos de elección. Si ayer, el secretario general del partido, Pablo Iglesias, era elegido candidato a la Presidencia del Gobierno por menos del 13% de los inscritos que tenían posibilidad de participar en ese proceso de primarias, hoy la estrategia de convergencia para las elecciones generales propuesta por la dirección ha sido aprobada por menos del 10 por ciento de las bases.

De las 380.000 personas, aproximadamente, que están inscritas en el censo de Podemos, han sido 37.038 las que han aprobado la propuesta, (9,7% del total). En el referéndum han participado 44.792 personas (11,9% del total), de las cuales un 84,63 por ciento se ha mostrado a favor de la pregunta planteada.

Publicidad

"¿Aceptas que el Consejo Ciudadano de Podemos, en aras de seguir avanzando en la construcción de una candidatura popular y ciudadana, establezca acuerdos con distintos actores políticos y de la sociedad civil siempre que 1) los acuerdos se establezcan a escala territorial (nunca superior a la autonómica) 2) se mantengan siempre el logotipo y el nombre de Podemos en el primer lugar de la papeleta electoral incluso si eso implica concurrir a las elecciones generales en algunos territorios con fórmulas de alianza (Podemos-X)?". Esta era la pregunta de la consulta, en la cual no se dejaba claro si el voto por el no significaba que no se apostaba por el acuerdo con distintos actores políticos y de la sociedad civil de cara a los comicios generales o si significaba que no se estaba de acuerdo con las condiciones que se establecían: que los acuerdos nunca se hagan en una escala superior a la autonómica o que siempre se mantenga el logotipo y el nombre de Podemos en el primer lugar de la papeleta electoral.

"El acuerdo indica que el nombre de Podemos estará en las papeletas en todo el territorio español en las elecciones generales", ha declarado Sergio Pascual, secretario de Organización de Podemos, sobre la consulta. Los resultados "implican que se convalidan los acuerdos adoptados en la Asamblea de Vistalegre", ha continuado el dirigente. "Hasta ahora hay avanzadas conversaciones con los actores sociales y políticos en Cataluña y hay cauces abiertos con otros actores", ha informado, añadiendo que "el caso de Valencia o Galicia son abiertamente conocidos". "Lo que espera la sociedad española no es una suma de siglas, son propuestas concretas transversales que afectan a gente que ha votado muy distinto a lo largo de la historia", ha matizado con respecto a posibles alianzas con otras fuerzas políticas.

Pablo Echenique, secretario general de Podemos en Aragón, reflexionaba ayer en la rueda de prensa de presentación de los resultados de las primarias sobre los datos de participación. "Los estamos estudiando, porque puede haber muchas cuentas inactivas en el censo, haciendo también parecer que una cifra buena de participación no lo parezca tanto porque haya mucha gente que en definitiva no tenía pensado en ningún momento participar", dijo. La aprobación por menos del 10 por ciento de los inscritos de la estrategia de convergencia de la dirección abre también el debate del porcentaje con el que deben ser aprobadas las iniciativas ciudadanas en Podemos, fijado hasta ahora, precisamente, en un mínimo del 10%.

9 Comments
  1. Gonzalo says

    A este ritmo Podemos no consigue representación parlamentaria. En el sondeo de Metroscopia de hoy se observa en la Intención Directa de Voto que Podemos baja y mucho de lo que pierde se va a IU gracias a Garzón. Cuando culmine lo de Ahora en Común, partiendo del 6% que tiene Iu según este último sondeo, más todos los partidos que van a participar, más las bases de Podemos, y la ilusión que generen las primerias y el participativo proceso programático, AeC se come a Podemos con patatas.

    Por favor, si Pablo Iglesias genera tan poca ilusión entre los suyos, la indiferencia fuera de Podemos debe ser total.

    Por cierto, en ese estudio de Metroscopia, Pablo Iglesias tiene una pésima valoración y la marca Podemos es la segunda por detrás de la del PP que más gente jamás votaría.

    Si hay confluencia no creo que el nombre Podemos ayude. Y hoy por hoy apostaría a que Alberto Garzón se come con patatas a Pablo Iglesias en unas primarias.

  2. Enrique Gonzalez Duro says

    Todas estas toscas maniobras serán inutiles. Podemos en su myoria está co n Pablo. Y seso lo sabe todo el mundo

  3. sebastian fernandez says

    Bajo mi punto de vista Podemos Vs Pablo Iglesias, lamentablemente, no tiene la perspectiva de la Unidad Popular, sino que cree que el partido como tal es el agente del cambio, y a pesar de sus apariencias de elecciones de los inscritos al partido. Su organización se basa en la concepción gramsciana del partido, que tiene connotaciones leninistas y jerarquicistas, cuando plantea una estructura militar del partido basada en tres extractos: masa fiel o tropa, estado mayor o dirigentes y cuadros intermedios u oficiales y suboficiales. Rafael Díaz Salazar, «El proyecto de Gramsci» (Ediciones HOAC, pág. 293). De igual forma, en cuanto a la función ideológica del partido (de forma consciente o inconsciente), adoptan la concepción de Gramsci: «Una política totalitaria tiende precisamente: 1) a obtener que los miembros de un determinado partido encuentren en este único partido todas las organizaciones que antes encontraban en una multiplicidad de organizaciones, es decir, a romper todos los hilos que ligan a estos miembros a organismos culturales extraños; 2) a destruir todas las organizaciones o a incorporarlas en un sistema del que el partido sea el único regulador. Esto sucede: 1) cuando el partido dado es portador de una nueva cultura y se tiene una fase progresiva; 2) cuando el partido dado quiere impedir que otra fuerza, portadora de nueva cultura, se convierta en totalitaria» Antonio Gramsci (Cuadernos de la cárcel nº 6). A lo anterior hay que añadir que una de las mayores dificultades para un proceso de Unidad Popular es la juventud del propio partido, que se encuentra en el periodo de auto afirmación, es decir, de encontrar y reafirmar las características propias que le distingan de los demás partidos para las elecciones generales. Es necesario un tiempo hasta que, hallada su identidad madura, no teman la tranquila confrontación y cooperación con los demás partidos. A esto hay que añadir, además: que hay mucho resentimiento, tanto en la cúpula de Podemos como en muchas personas de las que conforman las bases de la misma, con respecto a Izquierda Unida. ¡A lo que lleva el resentimiento!. Ello se expresa con exabruptos e infantilismos. A lo anterior hay que añadir que en Podemos hay grandes dosis del «culto a la personalidad» . Lamentablemente Podemos no está por un proceso de Unidad Popular, yo diría más: es una rémora.

  4. maría says

    Izquierda Unida es un lastre y Cayo Lara un sinvergüenza.

Leave A Reply

Your email address will not be published.