El Ayuntamiento del PP también cedió espacios públicos a colectivos sociales en Madrid

1
campo_De_la_cebada
Imagen panorámica del Campo de la Cebada, uno de los lugares cedidos por el PP, durante una actividad cultural organizada por el colectivo el pasado 6 de agosto. / Campo de la Cebada (Facebook)

La decisión de Manuela Carmena de ceder edificios públicos vacíos a distintos movimientos sociales ha llegado tras el tercer desalojo de Patio Maravillas en los últimos tres meses. El pasado martes 4 de agosto se llevaba a cabo el desalojo del último edificio, en la calle Divino Pastor. La alcaldesa de Madrid se ha comprometido a ceder espacios públicos tanto para el colectivo Patio Maravillas como para otros grupos similares.

Publicidad

Las reacciones políticas a la intención de Carmena de ceder espacios a estos colectivos no se han hecho esperar. La líder del PP madrileño, Esperanza Aguirre, fue la primera en situarse en contra de esta decisión. "Hoy hemos visto en la prensa la labor educativa [del Patio Maravillas] de 150 cajas de cerveza, de 50 cajas de alcohol, de barriles de cerveza [...], la labor educativa creo que es lamentable", argumentaba Aguirre tras la visita del edificio ya desalojado en la calle Divino Pastor.

Aunque a la luz de estas declaraciones pudiera parecer que el Partido Popular de Madrid se ha situado en contra de estos colectivos desde hace décadas, nada más lejos de la realidad. En los últimos cinco años, coincidiendo con el gobierno del PP tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad de Madrid, se han cedido una serie de edificios y suelo público a estos colectivos para desarrollar sus actividades.

Campo de la cebada

Alberga en la actualidad debates, conciertos, actividades deportivas al aire libre y un huerto urbano. El Campo de la Cebada surge en el año 2010, tras la demolición del polideportivo de La Latina. Tras una serie de actividades llevadas a cabo por un grupo de personas en el ya solar, el Ayuntamiento de Madrid y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) acordaron una cesión temporal del espacio que sigue dando sus frutos en forma de actividades diarias.

campo_de_la_cebada
El huerto urbano en el Campo de la Cebada es uno de los atractivos de este solar cedido por el Ayuntamiento de Madrid. / Efe

Esta es una plaza

En la calle Doctor Fourquet, a escasos metros de la Sala Mirador, se encuentra este solar, cedido en el año 2009 por parte del Ayuntamiento de Madrid por un periodo de cinco años. Además de un huerto urbano, organizan diversos talleres educativos, como el de bicicleta o de ecología.

La Tabacalera

El edificio situado en Embajadores fue cedido en el año 2011 por parte del Estado –propietario hasta ese momento-. En aquel momento, las reacciones por parte del PP de la Comunidad de Madrid y, en concreto, de Cristina Cifuentes, fueron similares a las de Esperanza Aguirre. Cifuentes tachó a La Tabacalera de ser un lugar de encuentro de “antisistemas radicales que participan en el movimiento 15M”. Precisamente fue el 15M uno de los detonantes para el crecimiento exponencial de la ocupación de edificios en Madrid y otras ciudades españolas.

La Seca

El Centro Social Seco se encuentra situado en el barrio de Vallecas. Desde septiembre de 2013, este colectivo y otros vecinales disfrutan de la planta baja del Centro Cultural Luis Peidró. Ana Botella, alcaldesa de la ciudad en aquel momento, lo anunciaba en las redes institucionales y en un acto en el que declaró que "Madrid se caracteriza por contar con un tejido asociativo muy activo, presente en todos los barrios y centrado en actividades deportivas, medioambientales, juveniles y sociales".

Entre las actividades que este lugar alberga destacan Agora Sol Radio, una emisora autogestionada, reuniones de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) o talleres para niños y jóvenes de pintura.

Botella_La_Seca
Ana Botella durante el acto de cesión de la planta baja del Centro Cultural Luis Peidró a La Seca. / Ayuntamiento de Madrid

Solarpiés

Este solar situado en la calle Valencia del barrio de Lavapiés ha pasado por numerosos estados en los últimos años. En el año 2013, la Comunidad de Madrid -propietaria hasta ese momento del lugar- cedió el uso hasta que en mayo de 2014 la misma institución comunicaba su desalojo.

El solar había sido cedido al IVIMA para la construcción, en principio, de viviendas destinadas a usos sociales. Posteriormente se descubrió que, en abril de este año, el organismo propietario ofrecía a una cadena hotelera la compra del solar. Algo más de un año más tarde del desalojo, ni el proyecto ni las máquinas habían aparecido por el lugar para la construcción de viviendas o del citado hotel, por lo que los vecinos decidían recuperar este solar el pasado 18 de julio para el uso vecinal.

(*) Ana Isabel Cordobés es periodista.

Leave A Reply

Your email address will not be published.