El TSJC considera las concentraciones de apoyo a imputadas del 9N un "ataque a la independencia judicial"

1
laSexta Noticias (YouTube)

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha hecho público hoy un durísimo comunicado en el que considera las manifestaciones de apoyo a las imputadas por la consulta independentista del 9N, Irene Rigau, consejera de Enseñaza de la Generalitat, y Joana Ortega, exvicepresidenta de la misma institución, como un "ataque directo y sin paliativos a la independencia judicial" y un cuestionamiento que es "aún más inadmisible" cuando es diseñado por representantes públicos.

El TSJC ha respondido así a las concentraciones que se han llevado a cabo ante la sede del Tribunal cuando han acudido a declarar Rigau y Ortega, actos de protesta que han contado con la participación de miembros del Gobierno catalán y dirigentes de Junts pel Sí y de la CUP.

Publicidad

Tras prestar declaración, las dos imputadas han declarado a los periodistas que no son conscientes de haber cometido delito alguno. Rigau ha dicho que tiene la conciencia tranquila porque cumplió un mandato del Parlamento catalán. Ortega, por su parte, ha asegurado que no desobedeció la orden de suspensión de la consulta dictada por el Tribunal Constitucional, puesto que el proceso ya estaba en manos de voluntarios de la sociedad civil cuando la recibió.

1 Comment
  1. prusiner says

    Mil disculpas, pero el ataque directo y sin paliativos a la independencia judicial es al que nos tienen acostumbrados todos los días las propias acciones de determinados jueces y fiscales y de determinados órganos de gobierno de los mismos. Eso sí que es un ataque a la independencia judicial que ellos mismos deberían ser cuidadosos de no tolerar. El enemigo de la independencia judicial no está fuera. En mi modesta opinión, y todo ello considerando que el gobierno de la Generalitat no es precisamente santo de mi devoción.
    Creo que el respeto a las instancias judiciales no es algo prescriptivo sino que debe de ganarse, de merecerse. Todas esas instituciones que deberían estar por encima del bien y del mal, nos han demostrado en los últimos tiempos que desgraciadamente no es así y en algunos casos se encuentran fuertemente ligadas a los poderes terrenales, léase el Tribunal Constitucional, el Consejo General del Poder Judicial o determinadas actuaciones de ciertos fiscales incluyendo el fiscal general del Estado.
    Y la gente no es ciega y lo ve y tiene derecho a opinar sobre sus instituciones, ya que en una democracia todo derecho mana de la soberanía popular. Sí olvidamos esto estamos pervirtiendo la democracia.

Leave A Reply

Your email address will not be published.