Las bases de IU creen que Podemos es una amenaza y la confluencia una oportunidad

52
IU_Podemos
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto al diputado y portavoz de IU en el Congreso Alberto Garzón al comienzo de la reunión mantenida entre ambos la pasada semana. / Zipi (Efe)

IU se encuentra ultimando la primera fase del proceso que le llevará a su XI Asamblea. Esta etapa incluye una consulta a la militancia realizada a través de las asambleas de base y que ha sido recogida por la comisión preparatoria. Los militantes han realizado un análisis conocido como DAFO. En él han señalado, por un lado, las debilidades y las fortalezas internas de IU como organización y, por otro, las amenazas y oportunidades externas. El plazo para las asambleas de base acabó esta semana y las conclusiones de cada una están disponibles en un web habilitada para ello. Según ha informado IU, han participado más de 500 asambleas en este análisis. Entre los diagnósticos realizados hay algunos aspectos que se repiten en muchas de las actas. Cogiendo como muestra las asambleas de las 20 ciudades españolas más grandes y otras significativas (Rivas Vaciamadrid, Pamplona, Logroño, Santander, Albacete y París como representación del exterior), una de las conclusiones destacadas es la consideración de Podemos como una amenaza externa. Pero eso no quiere decir que se muestren contrarias a la confluencia ya que las mismas ven también como una oportunidad la estrategia de unidad popular. El debate en la próxima asamblea, como se ha venido repitiendo desde hace meses y también se percibe en el análisis realizado por muchas de las asambleas, será cómo confeccionar esa confluencia.

Publicidad

En su análisis, las asambleas nombran a la formación liderada por Pablo Iglesias directamente y analizan aspectos como el llamado “voto útil” a esa formación. Otras, como por ejemplo la de A Coruña, mencionan “la captación de cuadros por terceros” o la “ocupación del espacio político”. Algunas van más allá y denuncian directamente la “estrategia de Podemos para hacer desaparecer a IU”, como por ejemplo la de Alicante. Esa misma asamblea, no obstante, señala dentro del apartado de oportunidades “los procesos de confluencia que permiten difundir nuestras propuestas y nuestros programas”. Eso sí, matizan que esa confluencia “no puede ser a cualquier precio”. Otro ejemplo es la asamblea de Oviedo que considera una oportunidad mantener la “actitud positiva hacia la confluencia” pero al tiempo considera una amenaza diluirse en Podemos, a la vez que destaca los errores en los procesos de Galicia o Cataluña.

Llama también la atención la posición de la asamblea de EUiA en Hospitalet de Llobregat (segunda ciudad más grande de Cataluña). Por un lado, critican “la mal entendida confluencia que impone criterios electoralistas” o alertan sobre la “nueva política” que quiere que desaparezca IU. Por otro consideran una oportunidad “la confluencia sin renunciar a los principios”. Un ejemplo más es Bilbao que señala que el voto útil puede ir a formaciones como Bildu o Podemos, pero considera que los espacios de confluencia son una oportunidad para demostrar su forma de trabajar e incluir sus valores e ideas en los programas del cambio. Similar diagnóstico hacen otras como Murcia o Málaga.

También algunas de las asambleas de, en teoría, federaciones más afines a la confluencia repiten un esquema parecido. Es el caso de Madrid, cuyos militantes se tuvieron que reafiliar a una nueva estructura tras el conflicto entre la antigua dirección de IUCM y la dirección federal. Por ejemplo, la asamblea del distrito Centro (barrio en el que ganó Ahora Madrid en las municipales) destaca como amenaza el “voto útil (utilitario) a Podemos, que tiene una gran campaña de comunicación”. Eso sí, destacan que “Podemos no es el enemigo”. Por otra parte, apuntan a la necesidad de formar un bloque político y social con “alianzas no coyunturales”. La del distrito de Vicálvaro apunta a la estrategia de la dirección de Podemos, “que no de la mayoría de sus militantes, empeñada en destruir IU para evitar que haya una alternativa a su izquierda”. Al tiempo que valora la oportunidad de la experiencia en espacios como Ahora Madrid o Zaragoza en Común.

Algunas asambleas de la ciudad de Zaragoza reclaman, por su parte, una mayor visibilización de IU en las labores del Ayuntamiento donde forman parte de la candidatura que gobierna. También alerta sobre la amenaza del voto útil, aunque considera necesaria la estrategia de unidad popular incluyendo a Podemos, la asamblea de Rivas VaciaMadrid, localidad donde IU lleva gobernando desde 1991. La asamblea de Zamora, ciudad donde IU ganó la alcaldía y donde se celebró un reciente encuentro “defendiendo la identidad” del partido, no ha registrado su análisis en la web.

La coherencia ideológica y la militancia como puntos fuertes

Entre las fortalezas internas de la organización destacan sobremanera la coherencia ideológica y la firmeza de la misma. Otro aspecto ampliamente repetido es el valor de la militancia. Respecto a las debilidades, muchas destacan que se exhiban las diferencias internas. Algunas asambleas importantes como las de Alicante, Pamplona, Murcia, Las Palmas, algunas de Madrid o Córdoba, París o Valladolid consideran explícitamente como una fortaleza el liderazgo y la popularidad de Alberto Garzón, el político mejor valorado según varias encuestas recientes.

Las asambleas de base tomadas como muestra son las ciudades de Madrid, Valencia, Zaragoza, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, Las Palmas, Bilbao, Alicante, Córdoba, Valladolid, Vigo, Gijón, Hospitalet, A Coruña, Vitoria, Granada , Oviedo, Albacete, Logroño, Santander, Pamplona, Rivas Vaciamadrid y París. Las asambleas locales de Barcelona y Sevilla no han realizado su análisis aunque de la segunda se ha tomado como muestra la de la localidad de Dos Hermanas por volumen de población. Hay que tener en cuenta que en ciudades como Madrid, Zaragoza o Córdoba las asambleas se dividen por distritos.

El documento de síntesis que se elaborará en los próximos días servirá para extraer la propuesta política con la que se elaborarán los documentos de la asamblea, según explica Clara Alonso, secretaria de Comunicación e integrante de la comisión de la asamblea a cuartopoder.es. “No es un proceso desvinculado de la elaboración política. En base a las reflexiones de las asambleas se marcará el debate político”, afirma. La valoración de esta fase es “muy positiva” y destaca también que ha servido para movilizar a la organización tras las elecciones.