Los barones concederán una nueva tregua a Sánchez en el Comité Federal

0
Comite_Federal_PSOE
Pedro Sánchez durante su intervención en el Comité Federal del PSOE celebrado el pasado 29 de febrero. / PSOE (Flickr)

Por primera vez desde las elecciones del 20 de diciembre, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, va a tener un Comité Federal relativamente tranquilo, en el que la ambición de la dirigente andaluza Susana Díaz quedará aparcada por unos días. El secretario de organización del partido, César Luena, no espera objeciones ni rechazo a la propuesta de la Ejecutiva de aplazar la celebración del 39º congreso del partido hasta que se resuelva el problema de la gobernabilidad, por más que el número dos de Díaz, Juan Cornejo, haya dicho que todavía han de estudiar la propuesta. Sánchez espera el respaldo a la negociación con Podemos para que la formación de Pablo Iglesias se incorpore al pacto de Gobierno del PSOE con C's, o al menos acepte un “acuerdo de legislatura” que haga posible el cambio.

El dirigente socialista es consciente de la oposición interna, encabezada por Díaz, a cualquier fórmula en la que Podemos y las confluencias pudieran participar en el Ejecutivo. No hay que olvidar que la presidenta andaluza fue incapaz de entenderse con la formación morada tras la ruptura del gobierno de coalición con IU en Andalucía y que desde entonces mantiene su dureza dialéctica con el partido de Iglesias. Con todo, la exigencia a nivel federal de no hablar siquiera con Iglesias para que acepte un ejecutivo de cambio, se ha visto flexibilizada por la decisión del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, de iniciar conversaciones con Xavier Domènech, de en Comú Podem, primera fuerza política en Cataluña en las elecciones del 20 de diciembre.

La decisión de Iceta de ayudar a Sánchez en la negociación no ha suscitado objeciones públicas por parte de Díaz ni de ningún barón, en el bien entendido de que el PSOE es plenamente leal a la Constitución y que la reforma de la Carta Magna para avanzar hacia el Estado federal incluiría de hecho el referendo en Cataluña y en el resto de España y facilitaría la recomposición de las fuerzas independentistas. Las fuentes de la Ejecutiva consultadas descartan, por tanto, que Díaz y, principalmente, el asturiano Javier Fernández critiquen el acercamiento del PSC a sus aliados naturales en Cataluña.

Las fuentes consultadas dan por hecho que la mayor parte de los barones alineados con Díaz, comenzando por el extremeño Guillermo Fernández Vara y siguiendo por el valenciano Ximo Puig, respaldarán los planteamientos negociadores de Sánchez con Podemos, sin romper el acuerdo alcanzado con el partido naranja de Albert Rivera. El secretario general y candidato a la jefatura del Gobierno expondrá los pasos que ha ido dando y el planteamiento de la negociación a tres para superar la incompatibilidad mutua entre C's y Podemos para formar un gobierno tripartito por la vía de un acuerdo parlamentario de legislatura.

Sánchez considera posible una entente de esas características y desearía contar con el respaldo pleno de los dirigentes territoriales. Fuentes de la Ejecutiva creen que lo obtendrá formalmente y que tampoco habrá discordancias sobre el aplazamiento del congreso del partido. Pero esto no quiere decir que si, como prevén, Podemos mantiene sus posiciones y fuerza nuevas elecciones, Díaz renuncie a desalojar a Sánchez de la secretaría general tras los comicios del 26 de junio.

Leave A Reply

Your email address will not be published.