El fracaso negociador de Sánchez aviva la lucha por el liderazgo del PSOE

5
Pedro Sánchez y César Luena, reunidos el pasado día 8 de marzo con el equipo negociador de su partido. / PSOE (flickr)
Pedro Sánchez y César Luena, reunidos el pasado día 8 de marzo con el equipo negociador de su partido. / PSOE (flickr)

La ley física sobre la liquidez del tiempo (el tiempo es líquido, los líquidos se secan y el tiempo se acaba) opera en política y conduce inexorablemente a las nuevas elecciones generales el 26 de junio. Lo confiesan algunos miembros del equipo negociador de Pedro Sánchez, aunque digan que no van a tirar la toalla hasta el último minuto: las cero horas del próximo 2 de mayo. Algunos, como José Enrique Serrano, no ocultaban que sería “un milagro” atraer a Podemos al gobierno “reformista y progresista” con C's antes, incluso, de la reunión a tres del jueves, 7 del corriente. El milagro no se produjo. Los pasajes tormentosos que conoceremos textualmente cuando filtren las grabaciones no generaron el rayo que derribara a Pablo Iglesias del caballo. El fracaso de Sánchez reabre las tensiones internas por el liderazgo del PSOE, con una clara ventaja para la presidenta andaluza, Susana Díaz, cuyo discurso contra Podemos se ha visto confirmado por los hechos. 

Sánchez había previsto una fórmula para conciliar a tirios y troyanos mediante la oferta de “ministros independientes” a propuesta de Podemos y C's, pero ni siquiera ha podido realizar su propuesta porque la evidente unidad de intereses de la alianza social-liberal (PSOE-C's) empujó a Iglesias a rechazar el “paripé”. El líder de Podemos se ha curado en salud con la consulta a las bases. Y los socialistas se han enfado mucho, lo cual es lógico, porque pretendían prolongar el escenario acordado con C's sin ceder en materia fiscal ni social (eje de la discusión) para, en el último momento, responsabilizar a Iglesias y sus huestes de arruinar el cambio. En ese reproche basarán, de hecho, la campaña electoral para intentar recuperar parte del voto perdido el 20D.

En esta situación, con el tiempo y la liquidez política del presidenciable socialista a punto de agotarse en su partido –hace dos semanas consiguió aplazar sin fecha el 39º Congreso frente a la imposición de la andaluza Díaz y algunos barones--, Sánchez tiene una difícil salida del laberinto. Es verdad que puede girar a la izquierda e intentar la investidura con los 168 votos de Podemos, las confluencias, el PNV, IU y CC, y las 17 abstenciones de ERC y CDC. Pero esa operación contravendría el mandato del Comité Federal del 28 de diciembre y sería rechazada, al menos, por los 22 diputados andaluces. Ni Sánchez ni sus colaboradores más directos como César Luena y Antonio Hernando se plantean esa jugada tan extrema como peligrosa.

De puertas adentro, los socialistas empiezan a reconocer que el discurso inicial de la presidenta andaluza de mantenerse en la oposición era acertado. No así el de la “vieja guardia”, partidaria de la “gran coalición” con el PP. Sin embargo, varios dirigentes regionales admiten que Sánchez tenía el deber de intentar formar gobierno ante la “falta de responsabilidad” y la inhibición de Mariano Rajoy. Sólo que en vez de contribuir con su experiencia de pactos autonómicos con Podemos, le ataron tan corto que la única posibilidad que le dejaron fue el pacto con C's, insuficiente para lograr la investidura (130 votos más uno de CC), y algunos lo asumieron a regañadientes porque contemplaba la supresión de las diputaciones provinciales.

Durante todo el proceso, la dirigente del PSOE de Andalucía ha aprovechado el tiempo para mantener su opción al liderazgo del PSOE con conversaciones casi a diario con sus homólogos de Asturias, Javier Fernández; la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y Aragón, Javier Lamban. También ha mantenido conversaciones frecuentes con algunos miembros de la llamada “vieja guardia” felipista, incluidos José Bono, José Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba. Sólo el extremeño Guillermo Fernández Vara y el catalán Miquel Iceta se han desmarcado de sus ambiciones sucesorias.

La presidenta andaluza no descarta incluso la eventualidad de encabezar la candidatura del PSOE a la presidencia del Gobierno en las elecciones generales del 26 de junio y en este sentido alertó hace una semana a los secretarios provinciales del partido en Andalucía. Las fuentes consultadas explican que esa circunstancia sólo sería viable si Sánchez dimitiera o se viera forzado a renunciar. De lo contrario, Miquel Iceta ha dicho a este diario que apoya plenamente la candidatura de Sánchez, y lo propio hará la vasca Idoia Mendia; la presidenta de Baleares, Francina Armengol; la secretaria general de Madrid y alcaldesa de Getafe, Sara Hernández y, entre otros, el presidente extremeño, Fernández Vara.

La Ejecutiva del PSOE cierra filas con Sánchez y no contempla otro candidato que no sea el secretario general. Reconocen la lucha soterrada por el liderazgo, pero entienden que también en ella opera el espacio-tiempo, de modo que en los 54 días previstos por la Constitución desde la convocatoria electoral, el 3 de mayo, hasta la votación, el 26 de junio, ni habría tiempo ni políticamente sería aceptable la celebración de primarias internas para elegir candidato. La suerte está echada y asumen que el PP de Rajoy se empleará a fondo y con todos los medios en culpar a Sánchez de la repetición de los comicios.

5 Comments
  1. clara says

    Mu raro que en todo el artículo no se nombre aj muñidor de este paripé: El agüelo cebolleta Felipe, el de la cal. El que asesora a la Sultana.

  2. Piedra says

    Admiro el temple de Sánchez, un tipo trabajador, preparado y capaz de hacer política con la gente, no contra la gente como esos grandes «estadistas» del PP, que rezuman corrupción por todas partes. Pero desgraciadamente está muerto, murió políticamente en el momento que se plegó a las exigencias de los barones y de la vieja guardia a la que sólo le interesan sus negocios y los de los amiguetes. Están en el bisnes y son la puta ruina del psoe.

  3. Francisco de Asís de Todos los Santos says

    La oferta de los ministros independientes ya lleva encima de la mesa por parte de Podemos desde Diciembre.

    PD: Todos somos contigentes Pedro!

  4. ksiegowa Krakow says

    Me gusta este Sánchez. Es muy valiente.

Leave A Reply

Your email address will not be published.