Las confluencias repetirán fórmula y descartan formar un partido instrumental

0
Confluencias
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, junto a Alexandra Fernández, Xavier Domenech y Joan Baldoví, portavoces de las confluencias en Galicia, Cataluña y Valencia en una imagen de archivo. / Efe
Actualización del 13-5 con el cierre del pacto de la confluencia valenciana

En Comú Podem, En Marea y la confluencia valenciana se volverán a inscribir como coaliciones electorales para participar en las próximas elecciones del 26-J. Tanto en Galicia como en Cataluña, las candidaturas permanecerán igual, con composiciones similares y los mismos socios. En Valencia, Podemos y Compromís han sumado a Esquerra Unida (IU en aquella comunidad) encajando a sus candidatos en las listas. Tras unas semanas en las que desde varios frentes se planteaba internamente cambiar la fórmula jurídica para tener más opciones de obtener un grupo parlamentario propio, finalmente las tres candidaturas han descartado la opción de registrarse como partido instrumental. El objetivo sigue siendo conseguir grupo propio, pero opinan mayoritariamente que esa situación llegará en base a una decisión política. Los tres territorios no han participado del acuerdo estatal entre Podemos e IU al tener características propias y una autonomía más marcada.

Publicidad

En Cataluña volverán a concurrir juntos una coalición de Podem, EuiA, ICV, Equo y Barcelona En Comú bajo el nombre de En Comú Podem. Esta fuerza, la más votada el pasado 20-D, confía en mantener esa posición e incluso aumentar en votos al calor del acuerdo estatal escenificado el lunes entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón. Según confirman fuentes de la candidatura a cuartopoder.es, no se prevén cambios significativos en la composición de la candidatura y se repetirá el mismo programa electoral. Por tanto, Xavier Domenech volverá a ser el cabeza de lista en Barcelona. Dolors Terradas, que encabezó la lista por Girona, no continuará por motivos personales y, casi con total probabilidad, será sustituida por Marta Sibina, que concurrió como número 2 por Barcelona. Salvo ese ajuste no se prevé ninguno más. “La voluntad política sigue siendo tener grupo propio. Tendremos que ganar esa partida”, destacan las mismas fuentes.

En Galicia el debate sobre el cambio de fórmula jurídica ha estado más activo. La coalición está formada formalmente por Podemos, EU (IU) y Anova y apoyada externamente por la mareas municipalistas. Anova, el partido del histórico Xosé Manuel Beiras y la portavoz de En Marea Alexandra Fernández, apuesta por crear un partido instrumental para lograr un grupo propio. De hecho, registró uno en el Ministerio del Interior hace unos días. Podemos y EU han sido más reticentes a este cambio porque entendían, según fuentes de la candidatura, que el hecho de tener grupo no depende tanto de la fórmula jurídica sino de la presencia de militantes de esos dos partidos en las listas. “El hecho de que IU y Podemos hayan llegado a un acuerdo estatal lo que nos hace es saber que tenemos un aliado potente, que puede ser segunda fuerza y puede condicionar así las decisiones de la Mesa”, destacan las mismas fuentes.

La Coordinadora de En Marea llegó al acuerdo de inscribir la coalición porque se acaba el plazo el día 13 pero desde el partido de Beiras enfatizan en que todavía no debe darse por seguro que En Marea vuelva a ser una coalición. Hasta el día 23 se pueden inscribir los partidos. El próximo domingo se celebra una asamblea y la intención de Anova es que sean las bases las que validen o no en una consulta la fórmula jurídica. Fuentes de este partido señalan que “deberían ser las bases de En Marea las que decidan todo lo importante”. “A Anova lo que le gustaría es que la asamblea fuera decisoria o que la asamblea decidiera en todo caso hacer una consulta sobre este tema”, añade. La plataforma, recuerdan, tienen un censo propio. Si las bases de En Marea no son consultadas, Anova realizará una consulta interna a sus militantes. Sobre su posición respecto a la fórmula jurídica explican que la anterior no funcionó. “Creemos que el partido instrumental dificultaría mucho más a la Mesa del Congreso negar el grupo”, afirman. “Vamos a aceptar lo que digan las bases, no vamos a romper unilateralmente nada”, aclara reivindicando el derecho a decidir y el empoderamiento dentro de la confluencia. En principio tampoco están previstos grandes cambios en las listas, aunque Anova realizará un nuevo proceso de primarias para elegir sus candidatos. En EU se buscará algún sistema de validación de las listas. Tras las pasadas elecciones, su coordinadora, Yolanda Díaz, entró al Congreso como diputada.

La situación es distinta en la Comunidad Valenciana. Allí IU se quedó fuera antes del 20-D por considerar inasumibles las condiciones que les ofrecían Podemos y Compromís en una negociación a la que entraron además poco tiempo antes de cerrarse. Fuentes de la comisión negociadora confirman a este medio que la forma jurídica elegida es la coalición. El principal escollo ha sido cómo encajar a los candidatos de IU en la coalición, puesto que en todos los demás aspectos ha habido más o menos consenso, señalan las mismas fuentes. No ha sido hasta el viernes cuando se ha cerrado el acuerdo tras abandonar un día antes IU la negociación por considerar una humillación lo que les proponían. La posición más problemática ha sido la que debe ocupar Ricardo Sixto, candidato de IU-UP por Valencia. Las aspiraciones del partido eran que entrara como número 4 por esa circunscripción, precisamente el puesto que rechazaron antes del 20-D. Fuentes de IU en Valencia señalaron a este medio que tanto a Compromís como Podemos se les planteó sus propuestas, pero que hasta el miércoles por la tarde noche no habían recibido respuesta. “Lo que pedimos es simplemente visibilidad", destacan estas fuentes. Finalmente IU ocupará los números 5 por Valencia, 6 por Alicante y 3 por Castellón.

Leave A Reply

Your email address will not be published.