Rajoy, dispuesto a ceder en la reforma constitucional para poder gobernar

Mariano Rajoy atiende a los medios en el Congreso tras entregar el pasado día 7 de julio sus credenciales como diputado de la XII Legislatura. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)
Mariano Rajoy atiende a los medios en el Congreso tras entregar el pasado día 7 de julio sus credenciales como diputado de la XII Legislatura. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, tiene ya un equipo de expertos negociadores a su alrededor que exploran puntos programáticos modificables, ante una hipotética negociación de última hora, que abriese el camino para su investidura. Asuntos como la Educación y la sensible modificación de la LOMCE, la Reforma de la Justicia, acometida en su día por el PP a través del que fue ministro del ramo, Alberto Ruiz-Gallardón, o la reforma de la Constitución, algo a lo que se había negado hasta la fecha el PP, están dentro de la lista de posibles cesiones al PSOE o a aquellos partidos que, con sus votos o abstención, puedan permitir al PP seguir al frente del Gobierno.

Publicidad

Según han asegurado fuentes de la cúpula ‘popular’ a cuartopoder.es, las “líneas rojas” que ponen desde el entorno de Rajoy son, sobre todo, de ámbito económico y de empleo. No quieren oír hablar de suprimir, ni siquiera de suavizar, la reforma laboral, porque argumentan que “son estas políticas las que han permitido sacar a España de la crisis y tocarlas podría provocar un parón en seco de la recuperación económica”.

Publicidad

Con todo, mientras públicamente el presidente Rajoy habla de un calendario corto para formar Gobierno y de un pacto de investidura que incluyese exclusivamente le negociación de los próximos Presupuestos Generales del Estado, Rajoy y su entorno tienen ya diseñado un plan negociador más profundo, en el que estarían abiertos a modificar sensiblemente no ya su programa electoral, sino su acción de Gobierno en los últimos cuatro años.

Entre las personas “de confianza” que asesoran al presidente en esta materia están su jefe de Gabinete, Jorge Moragas;  la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, o el director de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno, Álvaro Nadal. No se cuentan entre ellos, sin embargo, los ministros Cristóbal Montoro, Luis de Guindos o José Manuel García Margallo.