Nagua Alba: "El acercamiento de presos al País Vasco es una cuestión de Derechos Humanos"

3

Eduardo Ocaña *

Nagua Alba es diputada en el Congreso por Guipúzcoa y Secretaria general de Podemos Euskadi. / Podemos Euskadi
Nagua Alba, diputada en el Congreso por Guipúzcoa y secretaria general de Podemos en el País Vasco. / Podemos Euskadi

Licenciada en Psicología por la Universidad del País Vasco, Nagua Alba (Madrid, 1990) es diputada en el Congreso por Guipúzcoa y secretaria general de Podemos Euskadi desde marzo tras la dimisión de su predecesor, Roberto Uriarte. Su partido acaba de celebrar primarias para elegir la lista que concurrirá a las elecciones vascas del 25 de septiembre y que finalmente encabezará Pilar Zabala, la candidata apoyada por la dirección de la organización morada en el País Vasco. Tras haber superado al PNV en los pasados comicios generales del 26J, Podemos Euskadi aspira a reeditar estos resultados a nivel autonómico. Zabala se enfrentará a Iñigo Urkullu (PNV), Arnaldo Otegi (EH Bildu), Idoia Mendia (PSE) y Alfonso Alonso (PP) para tratar de convertirse en la primera mujer lehendakari. Nagua Alba atiende por teléfono a cuartopoder.es

Publicidad

  Ha afirmado que “aún no se ha terminado de superar el conflicto vasco”. ¿Qué problemas quedan por abordar? ¿Cómo proponen superarlos?

— Yo diría que el conflicto no se ha cerrado porque hay heridas que no han cicatrizado. Y hay otras que nunca se cerrarán. Cuando una sociedad ha estado partida como la vasca, sería imprudente pensar que está todo el trabajo hecho. Abordamos una legislatura que va a ser histórica en este sentido, orientada hacia un marco estable de paz y convivencia. Además, la sociedad vasca ha dado más pasos hacia la superación del conflicto que los políticos, se puso a caminar mucho antes. Podemos puede jugar un papel muy importante en esta situación porque es recién nacido y, aunque la mayoría de quienes están en el partido sí la han vivido personalmente, nació después del cese de la violencia. Eso nos da la posibilidad de ser un agente de convivencia. En los círculos y órganos de dirección de Podemos se han encontrado personas que venían de lugares muy distintos. Es la primera vez que se encuentran en un nuevo espacio político personas que nunca lo habían hecho antes.

 Dice que la sociedad vasca ha ido más rápida que los políticos en la superación del conflicto. ¿Qué papel juega la clase política entonces?

“La paz la van a construir los vascos
y las vascas, los políticos tienen que facilitar ese proceso”

— La paz y la convivencia la van a construir los vascos y las vascas, los políticos tienen que construir la base y facilitar ese proceso desde las instituciones. Hay tres puntos clave en este asunto: el reconocimiento a todas las víctimas, donde ya ha habido algunos avances como la como Ley de víctimas de abusos policiales aprobada en el Parlamento vasco; el acercamiento de presos, ya que la dispersión es un obstáculo más para la solución del conflicto; y, quizás la labor más compleja, construir una memoria que sea justa y veraz, tejer con cuidado, respeto y mimo las memorias distintas de muchas personas para crear una memoria colectiva que garantice que no se repita.

 Además de la cuestión de la violencia terrorista también está encima de la mesa el derecho a decidir. ¿Es un paso imprescindible para superar el conflicto?

— Uno de los pasos es la deslegitimación de la violencia y otro es la resolución del conflicto territorial. En democracia los conflictos deben resolverse con diálogo y dando la palabra a la ciudadanía, que sea quien decida su futuro y cómo convivir. La solución pasar por construir un modelo alternativo de estado en el que sí se respeten las diferentes naciones que viven en él, sus lenguas y sus culturas, y después someter ese modelo a una votación en el que la ciudadanía vasca se plantee si ese modelo le satisface. Nosotros apostamos por un modelo que satisfaga al conjunto de la ciudadanía y seguir conviviendo con el resto del estado.

Pilar Zabala, candidata a lehendakari, junto a Nagua Alba, Secretaria general de Podemos Euskadi, / Juan Herrero (EFE)
Pilar Zabala, candidata a lehendakari, junto a Nagua Alba, secretaria general de Podemos Euskadi, / Juan Herrero (Efe)

 ¿Pero se plantean un modelo de consulta unilateral al estilo del Gobierno catalán?

— Aunque es verdad que los modelos de otros países no pueden ser completamente extrapolables porque son realidades distintas, pero tanto el escocés como el canadiense con Quebec nos parecen buenos ejemplos. Hay que caminar hacia ese tipo de modelos siempre que concluyan con una organización territorial distinta y que la última palabra la tenga la ciudadanía. Estamos viendo lo que pasa en Cataluña y lo que creo es que la unilateralidad no es el camino, cuando hay un conflicto, este no se va a resolver con más conflicto sino con diálogo.

 Hace casi 5 años que ETA anunció el cese definitivo de la actividad armada, pero la organización sigue existiendo. ¿Cómo se acaba definitivamente con el terrorismo en el País Vasco?

— ETA tiene que desarmarse y tiene que hacerlo ya. Eso es una situación arriesgada, hay muchísimas armas que nadie sabe dónde están y eso conlleva un peligro para la ciudadanía. En ese sentido, el futuro Gobierno vasco y español tendrán que colaborar y facilitar ese proceso de desarme. Se puede contar con el asesoramiento y la colaboración de expertos a nivel internacional, en caso de necesitar ayuda, para que se haga de forma rápida y lo menos arriesgada posible.

 ¿En que se han equivocado el PP y el PNV al abordar el fin del conflicto vasco?

“La responsabilidad del Gobierno en el conflicto vasco pasa por facilitar que ETA se disuelva”

 El otro día en los cursos de verano de la Universidad Complutense, en un debate sobre “una Euskadi sin ETA” me sorprendió la postura de Alfonso Alonso [candidato del PP al Gobierno vasco] que dijo básicamente que “ETA tiene que disolverse y el Gobierno no tiene ninguna responsabilidad al respecto ni tiene que hacer nada para facilitarlo, eso es responsabilidad de ETA”. Y a mí me parece que es una postura cómoda e irresponsable. Cuando uno gobierna un país debe hacer este tipo de labores, tiene una responsabilidad que es cuidar el bienestar de la ciudadanía y, en este caso, pasa por facilitar que ETA se disuelva. El Gobierno español es el que menos pasos ha dado. Es una de las cuestiones que me asustan al pensar qué va a pasar ahora y quién va a gobernar en España. La sensación que me da es que el Partido Popular no va a hacer nada. Sería una irresponsabilidad no esforzarnos al máximo todos para que esto se cierre cuanto antes y ETA se disuelva y entregue las armas. Evidentemente la capacidad que se tiene desde el Gobierno vasco es distinta. No quiero eximir de responsabilidad al Gobierno vasco, ni al actual ni al próximo, pero creo que la mayor responsabilidad en este caso recae sobre el gobierno del Estado.

 ¿ETA debería hacer algún gesto más?

— El único gesto que le queda por hacer a ETA es disolverse y entregar las armas.

 ¿Cree que la izquierda abertzale ha hecho suficiente autocrítica tras su renuncia a la violencia?

 Yo en  ningún caso me atrevería a hablar de las autocríticas que tenga que hacer cada fuerza política, son debates y decisiones que tienen que tomar ellos. Sí que creo que todas las fuerzas políticas vascas tienen que dar pasos y serán distintos dependiendo de cada cual. En cualquier caso, creo que a toda fuerza política hay que reconocerle todos los pasos que dé, independientemente de si consideramos que han hecho suficientes o no.

 ¿Cuál es su posición respecto a la política penitenciaria? ¿Están a favor del acercamiento de presos a País Vasco?

— Es una cuestión de derechos humanos y que tiene que ver con los objetivos de nuestro código penal, y el objetivo final que es la reinserción. Hay numerosos informes en este sentido, como el de Amnistía Internacional que afirma que la dispersión precisamente perjudica a la reinserción. Por lo tanto, ahí hay una incoherencia. Además, la dispersión es un castigo añadido a los familiares de las personas presas, que tienen que recorrer muchos kilómetros para ir a visitarlas. Uno de los pasos que tienen que dar las instituciones es precisamente esa, acercar a las personas presas para retirar una piedra que está en el camino de la paz y la convivencia.

 — Para acabar, ¿cómo se encuentran las negociaciones para acudir en confluencia con EQUO y Ezker Anitza-IU a las elecciones del 25S ?

“Nuestra apuesta es que Pili Zabala sea la primera mujer lehendakari de la historia de Euskadi”

— Llevamos un tiempo de negociaciones, es verdad que son relaciones distintas las que tenemos con EQUO e IU. Con EQUO llevamos casi un año trabajando juntos y nuestra relación es más fluida. Con ambas formaciones estamos teniendo reuniones que esperamos que concluyan en dos preacuerdos, que luego serán sometidos a votación por las personas inscritas en Podemos Euskadi y ellas serán finalmente quienes decidan. La experiencia del 26J fue muy enriquecedora y en Euskadi dio resultados muy buenos. Lo que sí que es importante cuando hablamos de confluencias es no ceñirse a una suma de siglas y de partidos, sino apostar por un espacio más amplio que ese. Resumiendo, un espacio al que pudieran votar personas que no votarían a ninguna de las formaciones políticas que la conforman por separado.

— Decía hace poco Jesús Eguiguren, expresidente del PSOE de Euskadi, que no veía viable un gobierno PSOE-Podemos-Bildu pero sí uno del PNV con el PSOE. ¿Cómo lo veis desde Podemos?

— Nuestra apuesta es que Pili Zabala sea la primera mujer lehendakari de la historia de Euskadi. Creemos que hemos construido el mejor proyecto para la ciudadanía vasca. Sobre con quién nos pondríamos de acuerdo con mayor facilidad, hemos visto gobernar al PNV muchos años y en lo que respecta a políticas sociales vemos que no hay posibilidad de ponernos de acuerdo. Es muy arriesgado que sigan gobernando, hay muchas conquistas de las que la sociedad vasca puede estar orgullosa y que en la próxima legislatura se pueden dar pasos atrás. Habrá que ver qué pasa al día siguiente de las elecciones. En Euskadi tenemos la ventaja de que tenemos mucha cultura del pacto y del acuerdo, siempre ha habido obligación de llegar acuerdos y eso da mayor facilidad. En agenda social, con EH Bildu y el PSOE tenemos muchos puntos en común. Por lo tanto, creo que sí que podríamos encontrarnos. Es verdad que el PSOE siempre ha sostenido gobiernos del PNV y se ha visto muy claramente en esta última legislatura, no solo en el Gobierno vasco, sino en muchos gobiernos municipales y forales también. Al reunirnos con el PSOE, les planteamos que el mapa se iba a abrir y les invitamos a explorar otras opciones después de las elecciones. Esa es nuestra apuesta.

(*) Eduardo Ocaña es periodista.
3 Comments
  1. JJchic says

    Entrevista interesante

  2. Jotahs says

    Un punto de vista interesante.Una entrevista bien estructurada.

  3. juanjo says

    Duele, duele demasiado contemplar el interés de las izquierdas y los nacionalistas por los asesinos
    …y lo poco por los asesinados
    ..
    y una observación: aún quedan 200 crímenes por aclarar.

    y por aquí no se claman por los DD HH.

Leave A Reply

Your email address will not be published.