La izquierda plantea alternativas ante el probable fracaso de Rajoy en la investidura

De izquierda a derecha Raúl Camargo, portavoz de Anticapitalistas, Irene Montero, jefa de gabinete del secretario general de Podemos, Sonia Farré, diputada de En Comú Podem y José Sarrión, responsable de formación de IU ayer en un acto de la Universidad de Verano de Anticapitalistas. / Sato Díaz
De izquierda a derecha Raúl Camargo, portavoz de Anticapitalistas, Irene Montero, jefa de gabinete del secretario general de Podemos, Sonia Farré, diputada de En Comú Podem, y José Sarrión, responsable de formación de IU, ayer, en un acto de la Universidad de Verano de Anticapitalistas. / Sato Díaz

Las fuerzas políticas a la izquierda del PSOE comienzan a tomar posiciones de cara al más que previsible fracaso de Mariano Rajoy en la investidura programada para esta semana que viene. La intensidad de las declaraciones públicas sobre la posibilidad de una alternativa de Gobierno ha ido creciendo a lo largo del verano y se multiplicaron en los últimos días. Ya a las puertas de la esperada cita, y con el pacto PP-C´s como telón de fondo, la previsión es que en las próximas horas se desaten definitivamente las propuestas y movimientos.

El secretario político de Podemos y portavoz parlamentario de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, afirmó ayer con rotundidad que Rajoy va a fracasar en su investidura y que habrá una “segunda oportunidad” para un “Gobierno de cambio”. Algo para lo que siempre se los van a encontrar con la “mano tendida”. Por su parte, la organización Anticapitalistas, que celebra este fin de semana su Universidad de Verano, plantea la opción de pactar una investidura con PSOE y nacionalistas pero sin entrar en el Gobierno. Otras voces como las de Izquierda Abierta, partido de Gaspar Llamazares integrado en IU, apuestan por implicar a la ciudadanía para que presionen a las fuerzas del cambio a explorar otras vías.

“Esta semana Rajoy va a acudir a una investidura que va a ser fracasada. Y nos alegramos de que vaya a fracasar porque el modelo del PP es de recentralización, de recorte de derechos sociales, de quitarle condiciones de vida a la mayoría para dárselo a la minoría privilegiada y amparado en la corrupción”, destacó Errejón ayer. El dirigente del partido liderado por Pablo Iglesias no se moja, siguiendo la línea general de Podemos, en la manera concreta de cristalizar esa alternativa. “Para que se abra una segunda oportunidad es preciso que todos los partidos que han dicho que se van a mantener firmes en el ‘no’ a Rajoy cumplan su palabra”, se limitó a señalar, insistiendo en la expresión de mano tendida hacia el partido de Pedro Sánchez.

El debate sobre cómo debe actuar la izquierda si fracasa Rajoy y no consigue formar Gobierno se desplazó también a la Universidad de Verano de Anticapitalistas. Este foro, que comenzó el pasado martes y concluyó ayer en La Granja de San Ildefonso, celebró una mesa redonda sobre “Procesos Constituyentes”. En ella participaron la jefa de gabinete de Iglesias, Irene Montero; el responsable de formación federal de IU, José Sarrión; la diputada de En Comú Podem, Sonia Farré, y el portavoz de Anticapitalistas y diputado por Podemos en la Asamblea de Madrid, Raúl Camargo. Para Montero, “lo lógico y sensato es que se intente una alternativa” al PP, algo que “pasa porque el PSOE y UP se pongan de acuerdo”. “Como al PSOE no les gusta que tomemos la iniciativa, tienen que ser ellos los que la tomen”, aseguró Montero, quien no quiso referirse a si Podemos debería entrar en el supuesto Gobierno de Sánchez o solamente apoyar en una investidura.

Más claro fue en este aspecto Camargo. En declaraciones a cuartopoder.es ha asegurado que “si Podemos entra a participar en un Gobierno que tenga que llevar a cabo nuevos recortes, el proyecto se va al carajo”. “Nuestra apuesta pasa por una transformación profunda de este país y no por hacer pequeños cambios, para eso ya hay otros partidos como el PSOE”, afirma el portavoz de esta corriente interna de Podemos. “La apuesta de Anticapitalistas es negociar un programa con el PSOE y las fuerzas nacionalistas, ya que si no, no darían los números, de 20 o 25 puntos en los que se incluyan la paralización de los desahucios, así como la derogación de la LOMCE, ley mordaza y las dos reformas laborales”, añade Camargo. “A partir de eso, como no queremos que gobierne el PP, tenemos que hacer un voto de investidura al PSOE y vigilar desde la oposición que esos puntos se cumplan”, continúa, poniendo como ejemplo que en varias comunidades autónomas llevan a cabo esta política. En cualquier caso destaca que los inscritos en Podemos son los que deberían decidir mediante una consulta.

Por su parte, Sarrión, dirigente de IU, declaró que su formación política tiene experiencias de todo tipo. “Hemos entrado en gobiernos y también los hemos permitido sin entrar, creo que una decisión política así tiene que pasar por un referéndum a la militancia”. “Mi opinión personal es que las experiencias de Gobierno tienen un balance negativo, pues la capacidad de desarrollar una política social se ve fuertemente limitada cuando participamos de forma minoritaria en un Gobierno”, añade.

Sarrión asegura que su opinión personal tiene base empírica por pasados pactos de Gobierno de IU con el PSOE, como el de Andalucía con Susana Díaz. “Cuando hemos pasado a la oposición para presionar con los movimientos sociales ha sido mejor y concuerda con la estrategia política que tenemos en este momento”, consideró Sarrión. No obstante, la posición oficial de IU no entra en detalles sobre si formar parte activa del Gobierno o no. El coordinador general Alberto Garzón ha destacado recientemente en sus declaraciones que el líder del PSOE debe intentar recabar los apoyos necesarios.

IzAb llama a una movilización ciudadana para presionar a los partidos

Un poco más allá va Izquierda Abierta, el partido de Llamazares integrado en IU. Reclama una reacción ciudadana para presionar a las fuerzas políticas en el camino de una alternativa a los ‘populares’. Para el excoordinador de IU y coportavoz de IzAb “la lectura de las elecciones está siendo distorsionada”. “Nunca he reconocido una victoria del PP porque tiene una mayoría minoritaria”, afirma en conversación con este medio. “Lo que ha salido ganando es el cambio, sea político o social, con distintas intensidades. Esa distorsión parece que impone un sentido común que es el de la continuidad de Rajoy. El buen sentido debería seguir siendo el cambio, con distintas intensidades, con toda la pluralidad y la necesidad de diálogo imprescindible”, añade.

Por ello, desde IzAb están intentando que “haya una reacción por parte de la política que representa el cambio y la sociedad civil”. En esa línea suscribieron un manifiesto junto a otras fuerzas como el impulsado por Recortes Cero o por el Foro 26J apelando a buscar una alternativa. “Hacemos ese llamamiento a los ciudadanos, a organizaciones cívicas, para que presionen. Estamos en esa dinámica de sumarnos aunque no coincidamos totalmente, pero con la voluntad unitaria de este tipo de acciones. Por ahora son sólo expresiones públicas pero probablemente tendría que tener también actos públicos. No habría que poner límites para ello”, explica Llamazares. El dirigente considera que sería una tragedia que este ciclo de “resistencia” y movilizaciones acabara con un Gobierno de Rajoy.

Publicidad