"Si Sánchez asume una alternativa progresista tendrá más de 175 diputados para ser presidente"

4
Centella
José Luis Centella, secretario general del PCE, en una imagen de archivo. / José Camó

Otro año más, y así lo llevan haciendo desde 1977, el PCE celebra sus tradicionales fiestas. Lo hace desde hace algún tiempo en la localidad madrileña de San Fernando de Henares, desde mañana viernes 16 hasta el domingo 18. Serán tres días con decenas de actividades tanto políticas, con conferencias, debates o presentaciones de libros, como musicales. Pero también una especie de punto de partida de la “ofensiva” que pretende lanzar el partido en otoño para “retomar la lucha en la calle”, según comenta el secretario general del partido, José Luis Centella, en conversación con cuartopoder.es. Por ello, en el programa de actividades se han incluido actos centrados en algunos conflictos sociales o sindicales, así como en reconocimiento a la lucha de las mujeres o el rechazo a los tratado de libre comercio que negocia la UE, entre otros.

Publicidad

“Que en un mundo tan cambiante las fiestas del PCE sigan en pie, ya es de por sí una noticia”, apunta Centella. Para el dirigente comunista, “las fiestas tratan de conectar con la realidad”. Por un lado, con el papel y la relevancia del partido en la construcción de la unidad popular: “El PCE está implicado en esa construcción en el sentido más amplio de la palabra, no sólo en su lado electoral sino fundamentalmente en las alianzas sociales en las que se tiene que sustentar esta unidad”, apunta. Las fiestas también plantearán por otra parte el papel del PCE en estos momentos sobre una idea que sostiene “que el régimen del 78 sigue en una crisis evidente”. En este sentido, sobre la situación actual destaca Centella que “el desgobierno es una de sus manifestaciones”. Ante eso, los comunistas ponen en valor la necesidad de una respuesta social. “Existe un frente institucional pero también hay que abrir un frente social en el que pongamos de manifiesto que la gente no se conforma con una sociedad precaria , con bajos salarios, con paro y desahucios. Hace falta retomar esta lucha”, destaca.

Para el secretario general, es necesario hacer un análisis crítico de la izquierda y “que cada uno asuma su responsabilidad” sobre la pérdida de movilización. “Durante año y medio se ha creído que la batalla electoral podía cambiar las cosas. Nosotros siempre dijimos que eso era relativo y en este momento donde hay una situación de estancamiento político cobra más fuerza que nunca la cuestión social. Tenemos que asumir que si no hay una contestación social, la batalla política queda ligada siempre al altavoz de los poderosos”, afirma Centella.

Sobre la salud del PCE, Centella recuerda que ha habido una etapa en la que ha estado todo en cuestión. “Había quien creía que el PCE estaba entregándose a otras formaciones políticas. Se llegó a creer que había infiltrados de otra organización. Sin embargo, hoy se ve que es todo lo contrario”, argumenta. El PCE comparte la tesis defendida también por Alberto Garzón y la nueva dirección de IU de construir un nuevo movimiento político y social. “Se tiene que construir una izquierda plural y diversa, y ahí tiene un papel el PCE junto con otras fueras que pueden ser marxistas, o de una democracia radical. Vamos a construir una alternativa de país todos juntos. Sería absurdo que el PCE se diluyese en otras formaciones, como también lo sería que se diluyese IU u otras fuerzas. Si tenemos fuerzas es por la suma y la diversidad. Ahí el PCE tiene un papel que jugar”, explica. Su partido aportaría en este proceso “una militancia muy implicada en el conflicto, una experiencia y una propuesta construida desde nuestra óptica de la sociedad”. “Entendemos que somos una fuera importante en la configuración de esta izquierda transformadora y rupturista”, concluye en este sentido.

Entre las tareas próximas del PCE destaca la realización de la segunda fase congresual. Se inició este año un congreso en dos fases porque se tenían que tomar unas decisiones antes de la XI Asamblea de IU. Queda pendiente una segunda fase en la que “se culminará plenamente la definición de la política del partido”. No hay fecha todavía para ello, pero será a partir de noviembre. En el próximo comité federal ya se irá marcando el calendario. “Pero ahora lo que toca es movilizar a la gente en la calle. En estos momentos cuando tenemos un PP atrincherado en el Gobierno, intentando llegar a una mayoría parlamentaria que no se correspondería con lo que han pedido los ciudadanos; y una UE intentando dar una vuelta más de tuerca, sería un poco suicidad que nos metiéramos en debates internos”, destaca Centella al respecto. Por ello, el partido aprobó en su última reunión iniciar una "ofensiva política" que tiene como objetivo abrir un segundo frente en la lucha y basarlo en tres elementos como la precariedad, los bajos salarios y el alto nivel de desempleo. “Son tres elementos que hacen que la crisis la estén pagando los trabajadores, los que menos culpa tienen. Queremos que la ofensiva en este sentido sea lo que marque este otoño. Se inicia en las fiestas y va a durar todos los meses hasta que seamos capaces de conseguir que se retome la lucha”, apunta el dirigente.

fiestas_pce
Cartel de las fiesta del PCE de este año. / @fiestaPCE

Respecto a la posición del partido sobre el proceso de investidura, es coincidente con la aprobada recientemente por IU. “Planteamos que hay una mayoría de diputados que son contrarios a lo que ha hecho el PP en el Gobierno. Por tanto, las políticas del PP no han sido refrendadas en las urnas. Hace falta que Pedro Sánchez ponga sobre la mesa una propuesta progresista que coincida también con lo que han dicho los sindicatos, contraria a la LOMCE, ley mordaza, ley contra el maltrato, etc. Si lo pone sobre la mesa tendrá seguramente más de 175 diputados para ser presidente. Esa es su responsabilidad, lo contrario son unas terceras elecciones y sería una barbaridad. Porque además todas las encuestas indican que el resultado sería parecido. IU y el PCE estamos dispuestos a asumir la responsabilidad”, explica. Según él, “no para entrar en un Gobierno, porque entendemos que no habría condiciones para que hubiese ministros comunistas”, pero sí para “facilitar” un Gobierno distinto al PP.

Inicio del Centenario de la Revolución Rusa y primeros premios de Mundo Obrero

Entre las actividades más destacadas del fin de semana se encuentra un primer acto que dará inicio a la conmemoración del inicio de la Revolución Rusa de 1917, como ya adelantó este medio. “Creemos que el año que viene va a ser un año de lucha ideológica donde se van a confrontar aquellos que van a querer acabar con cualquier vestigio del comunismo con los que vamos a querer poner las cosas en su justa medida, reconociendo los errores pero poniendo en valor los grandes logros que supuso la URRS para la historia de la clase obrera”, explica. También va a haber un acto “importante” el domingo por la mañana en solidaridad con América Latina. “Será muy centrado en Venezuela porque entendemos que está habiendo una ofensiva del imperialismo para acabar con los procesos que se dan allí claramente favorables a la mayoría de la población”, afirma. En el acto habrá presencia de los embajadores de países del continente por confirmar.

También se pone énfasis en cuestiones que atañen a la UE con debates como el que protagonizarán el economista Eduardo Garzón (ATTAC) junto a Heinz Bierbaum (Diputado del Sarre por Die Linke) Marc Chapiro (Partido Comunista Francés); Toni Barberá (Dempeus Catalunya, Responsable del Grupo de Servicios Públicos del PIE) y Sonja Crivelli (Partido del Trabajo de Suiza y Responsable del Grupo de Educación del PIE).

En otro de ellos, centrado en el Plan B para Europa, estarán presentes Joan Tafalla, de Espai Marx, Marina Albiol, eurodiputada de IU; Sol Sánchez, exdiputada e integrante de Attac, y Miguel Urbán, eurodiputado de Podemos. Sobre el TTIP y el CETA se encargarán de hablar las citadas Albiol y Sánchez junto a Cuca Hernández (ATTAC) y Francesa Ricciardi (Ecologistas en Acción). Centella quiere destacar otro acto del sábado sobre la lucha de las mujeres con la presencia de Eva Palomo (Investigadora en temas de género); Beatriz Gimeno (diputada de la Asamblea regional de Madrid de Podemos) y María del Carmen Pérez Moreno, trabajadora del campo. “La lucha por la liberación de la mujer y contra el maltrato tiene un carácter de clase. Vamos a poner muy en valor en estas fiestas que no puede haber socialismo en una sociedad patriarcal, y que no puede haber justicia mientras el patriarcado sea una de las bases de la sociedad”, afirma.

En las fiestas, donde no estará presente Garzón por enfermedad ni tampoco Julio Anguita, como sí sucedió el pasado año, se celebra también la primera edición de los premios del periódico Mundo Obrero. Con ellos, la publicación pretende reconocer a personas, organizaciones, colectivos, instituciones, estados, etc. “que en el marco del período del curso político hayan realizado una acción, propuesta, iniciativa, trayectoria, trabajo concreto, idea y otras actuaciones coincidentes con los valores de libertad, paz, solidaridad, igualdad, compromiso con la mayoría social y la clase trabajadora y contra los poderes neoliberales en la construcción de un sociedad alternativa al capitalismo y por el socialismo”. Se han fijado cuatro categoría y una mención especial. En Sociedad se premia al Movimiento Democrático de Mujeres; en Política, “al pueblo cubano, en la persona del Presidente del Consejo de Estado, Raúl Castro”; en Comunicación, a la periodista Olga Rodríguez y en el ámbito cultural, a la cantautora Lucía Socam. La mención especial es para Sol Sánchez por su trabajo en la plataforma Unidad Popular.

4 Comments
  1. Charrán says

    Si Garzón deja al PCE en manos de este Sr. significa que de comunista tiene la cartera y poco más.

  2. السلام says

    PCE no es personalizada por un dirigente cómo antaño , PCE ahora es concencia de clase trabajadora y intelectuales, y seguirá siendo dirigente del movimientos de la ciudadanía y la izquierda.

  3. Y más says

    Cosas veredes, Sancho.

  4. luca says

    ¡ Que curioso !
    Este señor Centella que a la chita callando, de hecho, ha reducido al PCE a la nada le dice al señor Sánchez lo que ha de hacer.
    Se trata de parir una alternativa «progresista» con ERC, Bildu, CiU, Podemos, PNV y, por supuesto, el PCE y la IU podemita que lidera el amigo Garzón.
    ¡ Cuanto oportunismo político y cuanta irresponsabilidad !

Leave A Reply

Your email address will not be published.