Sánchez dimite tras ser derrotado por los críticos (132-107)

2
Declaración íntegra de Pedro Sánchez tras presentar la dimisión. / PSOE (YouTube)
Actualización de las 22:27 horas con nueva información

El sector crítico liderado por Susana Díaz ha forzado la dimisión del hasta ahora secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tras ganar por 25 votos (132-107) la única votación en la que ambas facciones se pusieron de acuerdo: la hoja de ruta diseñada por el hasta ahora líder socialista para celebrar un llamado 'Congreso expres'. Conocido el escrutinio, el propio Sánchez ha anunciado al Comité Federal su renuncia al cargo. Una gestora en la que están representados los dos sectores, que será dirigida por el presidente de Asturias, Javier Fernández, se hará cargo del partido hasta el próximo Congreso Federal, cuya celebración no tendrá lugar hasta después de la formación de gobierno.

Publicidad

En una comparecencia sin preguntas, Sánchez confirmó que había dimitido, en coherencia con lo anunciado el día anterior, aseguró que la gestora tendrá su "apoyo leal" e hizo un llamamiento a la militancia del PSOE y "a los socialistas de corazón, tengan o no carnet: hoy más que nunca –les dijo– hay que estar orgulloso de militar en el PSOE" (ver vídeo).

El sector crítico del PSOE había recogido un 20% de firmas entre los miembros del Comité Federal y había presentado una moción de censura contra Pedro Sánchez en medio de un clima caótico y de gran tensión, pero la Mesa que ha dirigido la reunión, controlada por el sector de Pedro Sánchez, rechazó tramitarla. Momentos antes de que comenzará la recogida de firmas, los oficialistas instalaron una urna para que comenzara la votación sobre la fecha del Congreso, pero sus oponentes consiguieron paralizarla entre gritos de "fraude" y "pucherazo".

Juan Antonio Pérez Tapias, miembro del Comité Federal y exportavoz de la corriente Izquierda Socialista, ha abandonado la reunión ante el clima que se ha generado y ha declarado a los periodistas: "En estos momentos, el partido está roto".

El respeto mutuo entre el sector oficial y el crítico en el seno del Comité Federal del PSOE ha llevado a los partidarios de Pedro Sánchez a evitar la sustitución de la presidenta del máximo órgano entre congreso, Verónica Pérez, y al propio Sánchez a ofrecer la reintegración de los 17 dimisionarios de la Ejecutiva. En estos prolegómenos han consumido toda la mañana. La situación es kafkiana. Al filo de las tres de la tarde ha comenzado la sesión. La presidenta, Verónica Pérez, del sector crítico, ha anunciado que “se va a votar lo que ella decida”. El secretario, Rodolfo Ares, la ha interrumpido y le ha intentado arrebatar el micrófono pero, al no poder hacerlo, ha intervenido desde el atril para defender el orden del día de la Ejecutiva en funciones.

Comitñe Federal del PSOE. Simpatizantes
Partidarios de Pedro Sánchez, concentrados ante la sede federal del PSOE en la calle de Ferraz (Madrid). / Chema Moya (Efe)

El enfrentamiento entre Sánchez y Lambán

Inmediatamente después Pedro Sánchez ha intervenido para plantear su oferta de que los dimisionarios puedan votar. Esto da quince de los 17 votos a los críticos, ya que los presidentes de la Comunidad Valenciana y de Castilla-La Mancha son miembros de pleno derecho. Javier Lambán ha rechazado la oferta de Sánchez diciendo que “carece de autoridad” y “no es nadie” para plantear la recomposición. Ha pedido que se reúna la Comisión de Garantías y convoque formalmente la reunión del Federal. El lío ha sido monumental y la presidenta Pérez ha decretado un nuevo receso de una hora, el tercero desde las nueve de la mañana.

Previamente Sánchez había dado instrucciones de ceder en los planteamientos de los críticos para entrar cuanto antes en el debate político de fondo: si dejan pasar o no a Mariano Rajoy. Pero los críticos han rechazado la cuestión y plantean la creación de una comisión gestora para dirigir el partido y convocar el congreso federal una vez resuelta la gobernación del país. “Primero el país y después el partido”, insistieron.

A las 15:30 apareció en la sede el exministro del Interior y militante de base José Luis Corcuera, quien pronosticó que el espectáculo de los dirigentes arrastrará al PSOE a la miseria. Los responsables de la dirección impidieron el paso a los periodistas. Cuatro furgones con una veintena de agentes antidisturbios controlan las inmediaciones de la sede de Ferraz. Los agentes aparecieron después de que entrasen los miembros del Federal. Los críticos fueron recibidos con gritos e insultos por los manifestantes,

A la hora de transmitir esta información se mantenía el receso. Los más de 250 miembros del Comité permanecían a la espera de las negociaciones sobre el orden del día. Los oficialistas insistían en que se debe votar la propuesta de la Ejecutiva en funciones para la convocatoria del congreso con el calendario fijado (primarias el 23 de octubre y congreso a mediados de noviembre), pero los críticos mantienen que lo único que cabe es la formación de una gestora para que elabore un nuevo calendario y convoque el Comité Federal encargado de fijar el congreso.

La sensación de bochorno y ridículo es tal que un delegado transmitió este mensaje: “Esto es absurdo, aquí estamos todos sentados esperando la nada”. Según fuentes de la reunión se han solicitado 180 palabras.

Comité Federal del PSOE. Protestas de los militantes
Militantes socialistas con carteles a favor de Sánchez y en contra de los críticos, durante la concentración que han realizado esta mañana ante la sede del PSOE. / Chema Moya (Efe)

Gritos de "golpistas" y "traidores" contra los críticos al a entrada de la sede

La batalla de Ferraz ha comenzado a primera hora en el exterior de la sede socialista. Unos 300 militantes han abucheado a los adversarios de Pedro Sánchez, que entró por el garaje media hora antes del comienzo de la reunión. Eran afiliados llegados desde Galicia, Andalucía, Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón y Murcia que portaban pancartas como éstas: “Pedro, eres mejor que la lozana andaluza”, “Felipe, chivato y golpista”, “Los barones del PSOE son la mafia”, “No a Rajoy. Un militante, un voto” o “Abstención, no”. Abuchearon a dirigentes críticos como Eduardo Madina, Javier Lambán, José María Barreda o José Blanco con gritos de “golpistas”, “tejeros” y “traidores”.

La reunión ha comenzado pasadas las 9.30 horas, sin que se haya dado información oficial y sin que se haya permitido el acceso de los periodistas a la sede de la calle de Ferraz. En torno a las 11:00 se ha producido un receso para que los dos sectores negocien la composición de la Mesa del Comité Federal, hasta ahora presidida por Verónica Pérez, persona de confianza de Susana Díaz.

Pese a la tensión provocada por los gritos de estos, no ha habido conato alguno de violencia física. Un centenar de manifestantes permanecen concentrados ante el edificio profiriendo gritos como "esta no es la sede del PP" y "Pedro, sí; Susana, no".

Comité Federal del PSOE. Voto militancia
Un simpatizante reclama en su pancarta el voto de la militancia a la entrada de la sede socialista. / CH. M. (Efe)
2 Comments
  1. matusalen says

    una cosa es clara, hay que tomar una decision sobre la investidura de rajoy, y eso hay que hacerlo antes del 30 de octubre. y si nos guiamos de las posiciones de los criticos, por muchas razones que tengan, todo confluye en eso…..que decide una gestora sobre la gobernabilidad?, quien dirige el partido si no se quiere primarias ya, para ese momento de supuesta investidura de rajoy, o de nuevas elecciones en diciembre?. no se sostiene, lo mas razonable es un congreso y primarias ya, que es lo que propone sanchez. que los pillo con el pie cambiao a los que creen que no es el secretario adecuado?…..que hubieran movido ficha antes.

  2. Usuario(Nick) says

    Marca EsPPañistán

    El Régimen del 78 ha golpeado y el Capo de los genoveses (con todas las bendiciones del poder: Troika, Bidelberg, IBEX/Prensa) han vuelto a imponerse.

    ¿Democracia dónde?…

    ¿Fascista quién?…

Leave A Reply

Your email address will not be published.