Preocupación en el PP por los "excesos verbales" del exministro García-Margallo

3
José Manuel García-Margallo, y su sucesor al frente de Exteriores, ... en una imagen de archivo. / Efe
José Manuel García-Margallo, y su sucesor al frente de Exteriores, Alfonso Dastis, en una imagen de archivo. / Efe

Cuentan desde el entorno de José Manuel García-Margallo, exministro de Asuntos Exteriores, que siendo todavía titular del departamento, el entonces jefe de la diplomacia española se reía a carcajadas de quienes le advertían de que, dada la estrecha relación surgida entre Mariano Rajoy y su jefe de gabinete, Jorge Moragas, su puesto estaba en peligro y que Moragas podía pasar a ocuparlo. Apostaba doble contra sencillo - cuentan- a que Moragas no le relevaría en el cargo. Y añaden que se mostraba absolutamente convencido. ¿De su permanencia o de la imposibilidad de ver a Moragas al frente del Ministerio? Esos mismos que le advirtieron del "peligro inminente" que suponía Moragas, aseguran que Margallo es, con diferencia, el ministro saliente que peor se ha tomado su relevo al frente de su departamento. No ha sido Moragas, pero sí un diplomático de carrera, con ninguna aspiración política conocida, hasta la fecha, Alfonso Dastis, quien le ha sustituido.

Hay quienes se remontan a los tiempos del que fuera ministro de Justicia con Felipe González, Enrique Múgica, de quien cuenta la leyenda que se tomó fatal su destitución hasta el punto de incomodar enormemente al propio González, para comparar la situación que envuelve a la salida de García-Margallo del Ejecutivo. Aseguran en el PP que a Margallo le perdió su "locuacidad" a la hora de referirse a asuntos que nada tenían que ver con su departamento y no la gestión de su Ministerio. Pero estos mismos compañeros de partido se remueven en sus escaños y despachos oficiales al ver su reacción y escuchar sus declaraciones tras salir del gobierno. Como exministro ya, Margallo no ha perdido esa locuacidad. Por el contrario, la ha incrementado.

Publicidad

Margallo habla en diversas entrevistas de las relaciones enfrentadas entre dos bandos del gobierno e incluso señala una suerte de "complot" para tratar de forzar su salida del Ejecutivo. Sus compañeros de partido se inquietan ante esas declaraciones y, aunque oficialmente guardan silencio, ya no se molestan en disimular, en privado, su malestar contra el exministro y en soltar una suerte de descalificaciones que destinan al exjefe de la diplomacia española. Lo sitúan, incluso, conspirando para poder sustituir a Rajoy hace unos meses, cuando parecía que su persona suponía un lastre para el PP a la hora de tratar de formar gobierno. Margallo lo niega tajantemente. Con todo, en su partido se ha abierto la veda y cada día son más quienes critican al exministro y su actitud, que entienden que hace daño al PP y, especialmente, a Mariano Rajoy.

La preocupación aumenta cuando los detractores de Margallo comprueban que el nuevo ministro, Alfonso Dastis, ha mantenido prácticamente intacto al equipo de trabajo del anterior ministro. Interpretan de este gesto que Dastis se va a tomar su tiempo para ponerse al frente de una gestión en Exteriores que permita fijarse en el buen hacer del titular y no en las presuntas maledicencias del anterior.

3 Comments
  1. juanjo says

    y es que el tío es tan zoquete que tras 5 años de ministro aún no se ha enterado que en la Camorra el silencio es sagrado.

    una joyita

  2. Etxea says

    Grande Margallo. Fuiste el único miembro digno del anterior infame gobierno.

  3. ramón says

    Comparto con Etxea y Juanjo sus opiniones,es el unico exministro del pp al que puedo oir hablar sin que me exploten los oidos y mas de una vez he coincidido con sus analisis,por otra parte como atina JUANJO,ya lleva años en el partido podrido para saber que la mafia exige omerta,veremos si logran callarlo o sigue con su incontinencia verbal

Leave A Reply

Your email address will not be published.