Rita Barberá y el final del ‘caloret’

4
La exalcaldesa de Valencia y senadora Rita Barberá, esta mañana, a su llegada a la sede del Tribunal Supremo. / Emilio Naranjo (Efe)
La exalcaldesa de Valencia y senadora Rita Barberá, esta mañana, a su llegada a la sede del Tribunal Supremo. / Emilio Naranjo (Efe)

La imagen de Rita Barberá entrando en el Tribunal Supremo por la puerta de los imputados vip, la misma que han atravesado en los últimos años Luis Bárcenas, Manuel Chaves, José Antonio Griñán o José Blanco, marca el ocaso de la carrera política de la exalcaldesa de Valencia, el final de una brillante trayectoria en las urnas al caloret de sus cinco mayorías absolutas que, a la inversa de lo anunciado en su pregón de las Fallas de 2015, deja paso al fret del invierno judicial que le espera en los próximos meses.

A sus 68 años de vida y más de 40 de militancia, primero en la Alianza Popular de Manuel Fraga y después en el Partido Popular que heredó José María Aznar sin “tutelas ni tutías”, Barberá se enfrenta a su primera imputación judicial completamente sola, obligada a dejar la formación de la que presumía tener el carné número 3 (sólo por detrás del fundador y el heredero) y sin noticias del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que durante años repitió, sin temor a la venganza de la hemeroteca, que Rita era “la alcaldesa más emblemática de España, la más respetada, la más eficaz y la más querida”.

Publicidad

La ahora senadora del Grupo Mixto, que sigue sentándose junto a sus excompañeros del PP en la apertura solemne de la legislatura y que recorre una decena de metros delante de las cámaras para espetar al exministro de Asuntos Exteriores –“¡Margui, que no me has saludado!”– se presenta ante el Supremo tras haber conseguido esquivar durante décadas todas las advertencias que le han llegado desde los tribunales.

Barberá salió indemne del 'caso Gürtela pesar de que Álvaro Pérez, el hombre del “bigote espléndido” que dirigía la sucursal valenciana de la trama corrupta, le hizo un regalo por Navidad al menos durante cuatro años, como reconoció en una conversación en enero de 2009 que la Policía grabó desde la tienda de Louis Vuitton en la que se disponía a comprarle “un bolso de la colección nueva”. “No nos da nada, no nos sirve de nada, pero tampoco me jode”, decía.

También le hizo la cobra al juez del 'Caso Nóos' al conseguir que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) rechazara su imputación al considerar que ni ella ni el expresident Francisco Camps participaron en la adjudicación al tinglado de Iñaki Urdangarin de las tres ediciones del congreso Valencia Summit y el proyecto nunca nacido de los Juegos Europeos, eventos que nadie sabía para qué servían pero que costaron a las arcas públicas más de tres millones y medio de euros.

Dos casos de los que Rita salió indemne que se suman a otros tres. Los jueces tampoco vieron delito en los regalos que la alcaldesa recibió de Emarsa, la empresa que gestionaba la depuración del agua de Valencia y en la que se detectó un fraude de más de 23 millones de euros. Ni en los gastos de representación de más de 278.000 euros que Compromís desveló bajo el nombre de 'Ritaleaks' y que incluían el pago de en torno a 6.000 euros en una mantequería o en las cajas de naranjas que la alcaldesa regalaba a sus compromisos por Navidad. Ni en que desobedeciera la Ley de Memoria Histórica por no retirar los símbolos franquistas que continúan existiendo en la ciudad.

Al fret del invierno madrileño, lejos queda el “¡Rita, eres la mejor!” que Rajoy dedicó a Barberá durante la campaña de mayo de 2015 en un mitin en la plaza de toros en el que proclamó que “Valencia siempre fue Valencia”. Por delante, una imputación por blanqueo de capitales en el denominado 'caso del pitufeo', una pieza separada del 'caso Imelsa', en el que se investiga desde abril de 2015 el amaño de contratos a cambio de comisiones ilegales en la Diputación de Valencia a través de la empresa que dirigía el yonki del dinero, Marcos Benavent; el Ayuntamiento, con la Concejalía de Cultura como epicentro de actividades; y la Generalitat, a través de la empresa pública Ciegsa.

El pitufeo de capitales, según el titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, Víctor Gómez, que dirigió la 'operación Taulaque lo puso al descubierto, consistió en que Barberá y medio centenar de miembros de su equipo realizaron transferencias de 1.000 euros a una cuenta del partido para financiar la campaña azul de los populares valencianos. A cambio, los pitufos de Barberá recibieron dos billetes de 500 que, según la Fiscalía Anticorrupción, provendrían, presuntamente, del cobro de comisiones ilegales a cambio de adjudicaciones.

La operativa se la explicaba a su hijo la exconcejal María José Alcón, esposa del que fuera número 2 de Barberá en el Ayuntamiento, Alfonso Grau, en una grabación realizada por Benavent que refleja la que puede ser la conversación más escandalosa sobre corrupción que ha salido a la luz en los últimos años en España:“Han hecho una trampa en el partido, que me han dado 1.000 euros en dos billetes de 500, dinero negro (...) Y yo les tenía que hacer una transferencia legal de mi cuenta, o sea, para blanquear dinero, vamos, corrupción política total (...) Si como tú me dijiste una vez, y tienes más razón que un santo, en este país lo único que funciona es la corrupción...”

Durante la instrucción, Mamá Pitufa Barberá al menos ha conservado la fidelidad de los suyos, materializada en la declaración de la secretaria del Grupo Municipal y presunta cajera de la “organización criminal”del PP valenciano, Mari Carmen García Fuster, que llegó a “jurar solemnemente” ante el juez que su jefa no tenía nada que ver con el blanqueo. Una afirmación que tendrá que creerse el exfiscal general del Estado Cándido Conde Pumpido, instructor de la causa en el Supremo, el Gargamel de Rita Barberá en estos tiempos en los que se esfumó el caloret.

(*) Alfonso Pérez Medina es periodista.
4 Comments
  1. juanjo says

    Rita Barberá entrando en el Tribunal Supremo por la puerta de los imputados vip, la misma que han atravesado en los últimos años Luis Bárcenas, Manuel Chaves, José Antonio Griñán o José Blanco
    Y por donde no entraron ni Aznar, ni Felipe, ni el Rajoy, ni el…., ni el… ..
    ….. ¡Imputados vip! ¡Qué risas! ¿Hay algún diputado o algún senador que no sea vip?
    El Art. 14 de la Constitución, señala que todos los españoles son iguales ante la ley..sin que pueda (caber alguna diferencia) por ninguna “condición y circunstancia personan o social”
    Pero es broma,
    …. porque el 71.2 indica que los senadores y diputados gozaran de inmunidad jurídica (son aforados) y el 71. 3 que, en caso de delito
    a) Sólo podrán ser juzgados por El tribunal Supremo.
    b) Y so podrán ser detenidos, salvo que se los pille in fraganti
    Esto ya supone una ASQUEROSO privilegio para unos tíos que van de limpios, morales, honrados y ejemplares.
    ……….Asimismo, el Art. 122. 3 de la Constitución también señala que dicho tribunal estará integrado por 20 miembros + su presidente
    …Pero, ¿quien elige, a estos miembros?
    … Según la LeY Orgánica 4/2013, los 20 (los 21) miembros del Tribunal Supremo son elegidos por los diputados y los senadores.
    …Pero dejemos las cosas claras: la cosa viene así desde 1985, cuando mandaba Felipe.
    Pero, es que además, para que el Tribunal Supremo pueda juzgar los delitos de tales individuos, necesita permiso del Senado, si el delincuente es senador y del Congreso si el delincuente es diputado
    ……………… Pero, además como entre la petición de la venia y su concesión suele transcurrir un cumplido tiempo, gozaran de un periodo bastante amplio para destruir y ocultar pruebas, comprar testigos, blanquear bienes, huir al extranjero, sacar su pasta al extranjeros,
    …….Con lo cual tenemos que los diputados y senadores tienen enormes ventajas, tanto para realizar jugadas maestras (tipo Espinar), como para delinquir de modo más grave (robar, asesinar, violar, prevaricar, malversar, cometer cohecho, estupro, etc. ,..)

    O sea, que puestos a delinquir. ¿qué mejor puesto?

    Porque además, les juzgan sus elegidos,

    o sea, todo entre amigos

  2. francia1789 says

    Nada. dentro de tres años, otra vez alcalde.
    http://rokambol.com/

  3. Mecacholo says

    El ocaso no solo de su vida política, me temo…

  4. ramón says

    rITA Caloret ya no se sentara en el banquillo de los tribunales,un infarto le ha segadolavida,no sentia ninguna simpatia por el personaje,no le deseo lamuerte a nadie….pero seria un hipocrita si dijera que lo siento,ahora los repugnantes buitres pprros se desharan en loas hipocritas sobre ella y acusaran a la izquierda y medios afines de «caceria sin piedad» contra ella,de paso los imputados en el pitufeo ya saben a quien cargarle con todas las culpas,apoyo a UP y parte del grupo mixto que se han ausentado del congreso para no ser participes del ritual de la impostación por un personaje,que a mi personalmente me parece que no lo merecia

Leave A Reply

Your email address will not be published.