Dirigentes del PP recuerdan que Aznar "hablaba catalán en la intimidad"

Jordi Pujol y José María Aznar, en una imagen de archivo. / Efe

Buena parte de los dirigentes y diputados del PP no ocultan en privado su indignación con el expresidente del gobierno, José María Aznar, el presidente de honor de su partido y la voz más crítica, inoportuna e incómoda con la línea política del PP de Mariano Rajoy. Públicamente existen dos posturas en el PP: evitar comentar las críticas de Aznar a la política de diálogo y mano tendida que quiere poner en marcha el gobierno, con cierta autocrítica incluida, verbalizada por la vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, o tratar de restar importancia a las palabras de Aznar. En privado, en cambio, diputados y dirigentes populares dan rienda suelta a su cabreo y no se cortan. Varios de los consultados por cuartopoder.es subrayan con enfado que, cuando era presidente, "Aznar hablaba catalán en la intimidad".

El PP de Rajoy responde con dureza, aunque por lo bajini, al expresidente Aznar y le recuerda que, siendo presidente, hizo de la necesidad virtud, gobernó con el apoyo de los nacionalistas catalanes y vascos y pasó de un discurso durísimo contra los nacionalismos a confesar que hablaba catalán "en la intimidad". "Él no tuvo a nadie haciendo discursos críticos, ni a la contra –recuerda un líder regional consultado por este diario–, sino que se encontró a todo el PP detrás, apoyando al gobierno". Sus compañeros de partido le reprochan su "falta de memoria", pero fuentes de la cúpula 'popular', advierten que, "siendo muy incómodo, ya no tiene fuerza para levantar al partido detrás de él" y explican que la mayor concentración de críticos que hay ahora mismo del PP se localiza en Valencia, donde la muerte de la senadora Rita Barberá removió los ánimos y propiciado encuentros de exdirigentes que, como ya adelantó cuartopoder.es, tratan de animar al expresidente de la comunidad valenciana, Francisco Camps, para que vuelva al ruedo político y a presentarse a la presidencia del PP valenciano.

Publicidad

Pero esa "concentración" es, según dicen, un movimiento mínimo que, en palabras de un dirigente popular, "no va a poner en cuestión el liderazgo de la actual presidenta, Isabel Bonig". Ese "reducto" está con Camps, en las tesis de Aznar y haciendo algo de "ruido", pero según un dirigente 'popular' muy próximo a Rajoy "dará muy pocas nueces". Pero a nadie le gusta el ruido, y menos que el director de la orquesta sea el expresidente Aznar.