Sánchez defiende la banca pública, un SMI de 1.000€ y una Renta Básica Universal

Programa Sánchez / Pedro Sánchez y la ex ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ayer, durante la presentación en el Círculo de Bellas Artes de Madrid del documento de su candidatura.
Pedro Sánchez y la ex ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ayer, durante la presentación en el Círculo de Bellas Artes de Madrid del documento de su candidatura. / Chema Moya (Efe)

El aspirante a secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha incluido en su programa político (PDF) una serie de medidas que darán cuerpo a la oferta electoral de los socialistas en el caso de que se imponga en las primarias del partido. Entre ellas, “una reforma constitucional federal, manteniendo que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español, que debe perfeccionar el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado apuntado en el artículo 2 de la Constitución”, señala el texto.

En el ámbito económico y social, las medidas van desde la implantación de la banca pública, pasando por el aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 1000 euros mensuales, a la puesta en marcha de una Renta Básica Universal o el reparto del trabajo asalariado. Algunas de ellas, forman parte del corpus de otras formaciones progresistas como IU o Podemos, a las que Pedro Sánchez ofreció ayer mismo un gran pacto para derrotar a la derecha durante la presentación de su programa en un concurrido Círculo de Bellas Artes. Estas son diez de las más relevantes.

• Aumento del SMI a 1.000 € mensuales. El documento apuesta por subir el SMI, de los 707 € mensuales en los que ha quedado fijado tras el acuerdo PP-PSOE, que dio paso a un incremento del 8%, a un total de 1.000€ al mes, cantidad que supone el 60% del salario medio, de acuerdo con la Carta Social Europea.

• Creación de una banca pública. Su objetivo es garantizar el crédito y tratar de evitar las consecuencias de una fuerte concentración bancaria hacia la que nos dirigimos. Con esa banca pública se garantiza “una economía que disponga de recursos de inversión y crédito”.

• Renta Básica Universal. Se creará un “objetivo de Renta Mínima para todos los ciudadanos con derecho a percibir de la Hacienda Pública unos abonos por un porcentaje de la diferencia entre los ingresos anuales que sean menores que el mínimo garantizado”.

• Pensiones. Propone garantizar las pensiones “a través de las aportaciones a la Seguridad Social más nuevas figuras complementarias impositivas”

• Derogar la reforma laboral. Los objetivos pasan por luchar contra la precariedad, los bajos salarios, las desigualdades y el incremento de las situaciones de riesgo de pobreza que ha generado la estructura de mercado laboral implantada por el PP.

• Reparto del trabajo asalariado. “La disminución de las horas de trabajo con el mismo salario es una demanda que debe ir pasando a un primer plano”.

• Reformar el IRPF y redefinir los impuestos de Patrimonio y Riqueza. Se muestra partidario, además, de prohibir las amnistías fiscales y de impulsar en la UE políticas de armonización fiscal y la prohibición de paraísos fiscales.

• Regulación de la inmigración. Establecer anualmente la cantidad de inmigración que se es capaz de absorber y fijarlo como cupo en función del crecimiento previsto. De esa forma entienden que, además, “se limitarían las expectativas de millones de personas que, de otro modo, si no hay mejoras en las condiciones de vida de sus países, seguirán agolpándose a las puertas de las fronteras europeas”.

• Políticas de inversión. Aboga por una política expansiva de inversiones, financiada a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

• Incremento del Presupuesto de Educación. Defiende un incremento de la partida de Educación del 5% del PIB a corto plazo y del 7% a medio.

Publicidad