Podem llega finalmente a un acuerdo con el resto de los comunes para confluir

1
Pablo Iglesias y Xavier Doménech se abrazan en el Congreso tras conocer la noticia del acuerdo alcanzado en Cataluña para crear un nuevo espacio político.
Pablo Iglesias y Xavier Doménech se abrazan en el Congreso tras conocer la noticia del acuerdo alcanzado en Cataluña para crear un nuevo espacio político. / Dani Gago (Podemos)

BARCELONA.– Hay acuerdo. La confluencia de las izquierdas catalanas contará, entre sus filas, con Podem. La marca catalana del partido liderado por Pablo Iglesias se incluirá en el nuevo sujeto político de los comunes liderado por Xavier Domènech y Ada Colau y participará en su asamblea fundacional que tendrá lugar en Barcelona el próximo 8 de abril. Las diferencias que separaban a la dirección de Podem, encabezada por Albano Dante Fachin, con el resto de fuerzas, Barcelona En Comú, ICV, EUiA y Equo, han sido solventadas en las negociaciones mantenidas desde ayer.

Publicidad

La dirección de Podem había marcado unas líneas rojas para integrarse en la confluencia, las cuales fueron sometidas a una consulta entre los inscritos cuyos resultados se conocieron ayer lunes. A pesar de la baja participación, la opción de la dirección se impuso por un 62 a un 37 por ciento. Tan sólo participaron unas 3.900 personas de los 52.000 inscritos, es decir, un 7,5 por ciento. El porcentaje aumenta a un 11,45 por ciento de los inscritos activos, aquellos que habían participado en alguna votación interna durante el último año.

La principal línea roja de Podem era que sus inscritos pudieran votar desde la propia web de Podemos en lugar de que el sufragio se ejerciera desde una plataforma común. Desde el grupo impulsor de la confluencia, hasta ahora llamada Un Pais En Comú aunque puede cambiar de nombre el 8 de abril, se argumentaba que no podía ser así para evitar que personas inscritas en distintas plataformas, por ejemplo en la de Podemos y en la de Barcelona En Comú, pudiera duplicar su voto. Además, los inscritos de Podemos no han verificado su identidad a la hora de participar en la plataforma web, por lo que desde el resto de fuerzas exigían que los votantes en las primarias de la confluencia la verificaran presencialmente con su DNI.

La solución a este embrollo ha llegado. Los inscritos en Podem podrán votar a través de un link colocado en la propia web de Podemos, que enlazará con la base de datos de Un Pais En Comú. Además, todos los votantes en las primarias tendrán que validar su identidad presentando su DNI, pero esto se podrá realizar o bien presencialmente, en las distintas mesas que se colocarán por distintos municipios catalanes, o bien telemáticamente. Se soluciona así otro problema que había planteado Podem: el dificultar a sus inscritos el proceso al tener que desplazarse físicamente a una de las mesas. Para el grupo impulsor era importante que las votaciones no se hicieran desde plataformas separadas, ya que hay personas que no pertenecen a ninguno de los partidos que también participarán. Además, Podem se reserva la opción de que las personas que voten en estas primarias puedan ser borradas del censo común, para no perderles como inscritos de su propio partido.

Otra diferencia era la del código ético. Podem quería conocer antes de integrarse en el nuevo sujeto cuál era. Se ha llegado a un consenso de principios éticos que convence a ambas partes y el código se irá desarrollando en las próximas semanas. La reglamentación concreta se elaborará más pausadamente, pero hay consenso en los puntos principales. Esta diferencia nunca ha sido insalvable, según comentan fuentes de las distintas fuerzas a cuartopoder.es. Entre estos principios destaca el que no se acumularán deudas de los partidos participantes con los bancos. El nuevo sujeto político tampoco se podrá financiar mediante préstamos bancarios. Los cargos electos y orgánicos no podrán ganar más de 3 veces y medio el SMI y sólo podrán optar a dos mandatos, excepcionalmente a tres. Las mujeres ocuparán, finalmente, el 60 por ciento de las listas electorales.

La tercera línea roja de Podem era que las votaciones fueran por listas abiertas y proporcionales, permitiendo que todas las personas pudieran presentar su candidatura a la dirección del nuevo sujeto político, de forma individual o en integradas en una lista, y que tuvieran la oportunidad de ser votadas y elegidas. Esto contrastaba con la apuesta de Domènech de un primer momento, una lista de consenso que agrupara a las distintas sensibilidades. La solución es que no podrá haber ninguna lista que presente más del 75 por ciento de personas del conjunto de los órganos de dirección, asegurando, de esta manera, la pluralidad. Habrá presencia de dirigentes de distintas listas o de candidaturas individuales.

De esta manera, se prevé que Domènech encabece una lista de 24 personas que le acompañarán en la Ejecutiva Nacional, el órgano contará con 32 integrantes más el coordinador general. En dicha lista, como ya adelantó este medio, tendrá una presencia destacada Elisenda Alamany, persona de confianza del que, con casi total seguridad, será el futuro coordinador general. Además, habrá un Consell Nacional que estará compuesto por un total de 120 miembros, ninguna candidatura que se presente a este órgano podrá llevar en la lista a más de 96 personas. Esta misma semana, desde mañana hasta el 26 de marzo, se podrán presentar candidaturas y el día 1 de abril se proclamarán las candidaturas definitivas y se comenzarán las votaciones. La asamblea se celebrará el día 8, a partir de las 9 horas, en el pabellón de Vall d´Hebron, en Barcelona. El próximo domingo, el grupo impulsor dará el visto bueno a los documentos políticos que se han ido elaborando en una serie de encuentros abiertos en distintos territorios de Cataluña, así como a los principios éticos definitivos.

En el proceso se ha implicado también a la dirección estatal de Podemos. Desde el primer momento defendió el acuerdo, así como la autonomía de Podem para llevar a cabo la consulta y las negociaciones. A pesar de ello, el propio Iglesias ha dado el visto bueno al acuerdo, antes de que se firmara. El líder de Podemos habló con Colau para destensar las negociaciones. "Es un acuerdo histórico que sienta las bases de manera irreversible para una nueva fuerza nacional que dé sus propios pasos", ha declarado Iglesias en el Congreso de los Diputados junto a Domènech. "Saludamos desde la fraternidad a este nuevo espacio político, es una buenísima noticia para Cataluña y para el resto de España", ha añadido el líder de Podemos.

Por su parte, Domènech ha celebrado el acuerdo en la Carrera de San Jerónimo, mostrándose "muy satisfecho": "El 8 de abril empieza la historia de conseguir una Cataluña social. Y esto lo hacemos juntos, caminamos juntos, es un hecho claramente histórico". Otros dirigentes de las formaciones implicadas han hecho lo propio. Para David Cid, coordinador nacional de ICV, "este es el primer paso para comenzar a caminar para cambiar Cataluña y revertir las políticas de recortes y económicas con tics neoliberales".  Por su parte, Joan Josep Nuet, coordinador general de EUiA ha afirmado: "Es un acuerdo histórico, nunca una pluralidad de ideas y personas tan amplia se había juntado en Cataluña". Desde Barcelona En Comú destacan que "fruto de la generosidad de todas las partes se da un paso para devolver las instituciones catalanas a la ciudadanía".

1 Comment
  1. Andres de la Plaza Gomez says

    Me alegra enormemente esta confluencia

Leave A Reply

Your email address will not be published.