PRIMARIAS SOCIALISTAS / Análisis de la situación a escasas horas del cierre de campaña

Los ‘sanchistas’ confían en apropiarse a última hora del tirón del voto útil

0
Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxo López, candidatos de las primarias socialistas, durante sus actos de campaña de ayer viernes. / Efe

Movilizar el "voto oculto" que no afloró con los avales, arañar apoyos de la candidatura de Patxi López gracias a las apelaciones al voto útil y ganar el máximo de terreno en la poderosa federación andaluza que controla con mano de hierro Susana Díaz han sido los objetivos prioritarios en las últimas horas de campaña de la candidatura de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE. Así, con la esperanza de sumar votos en Andalucía, Pedro Sánchez se midió ayer con Susana Díaz en su propio feudo y convocó a sus partidarios a un mitin en el Muelle de la Sal acompañado por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. El recinto, al igual que el Muelle de las Delicias, lugar elegido por la candidata andaluza, que estuvo acompañada por Alfonso Guerra, se llenó. En su intervención, Sánchez apeló a la "responsabilidad histórica" del PSOE andaluz. Su hombre fuerte en esa federación, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, dijo en su intervención que votar a Patxi López "servirá para lo mismo" que votar a Díaz.

Las preocupaciones de Sánchez parecen lógicas si tenemos en cuenta que,  atendiendo al número de militantes, la federación andaluza maneja hasta un 24% del censo total. De los 187.949 socialistas que votarán el domingo, 45.848 están registrados en esta comunidad autónoma. La segunda federación más poderosa es la valenciana, 17.173 afiliados, donde Sánchez ganó a Díaz en la 'guerra de los avales' pese al apoyo de Ximo Puig a la candidata andaluza, seguida de Madrid (14.323), Cataluña (13.899) y Castilla-La Mancha (12.190). Si en 2014, la federación andaluza alzó a Sánchez como secretario general, esta vez, a tenor de los avales, parece que no será así.

Publicidad

La candidatura 'sanchista', aludiendo a sus expectativas, recuerda también que algunos partidarios de Patxi López han abandonado su barco, como la presidenta del gobierno balear, Francina Armengol, y que este tipo de situaciones pueden extenderse a un número importante de los militantes que apoyan al vasco. Además, confía en que el carácter secreto de la votación contribuya a  aflorar el "voto oculto" que se registró en la recogida de los avales.

Los colaboradores de Díaz manejan sus propias hipótesis. La andaluza se ha aplicado a fondo en territorios más complicados como Cataluña, donde cosechó 974 avales frente a los 6.058 de Sánchez, para deconstruir en estos días la imagen de "dureza" que tiene en esa comunidad. No es casual que el modelo territorial haya copado gran parte de la disputa entre la presidenta de la Junta de Andalucía y el exsecretario general. Mientras la primera se ha mantenido firme en la idea de la unidad de España, Sánchez se ha visto obligado a matizar, incluso con un cambio en su programa, que cuando usa el término "nación" se refiere al aspecto "cultural". Aunque Miquel Iceta se ha declarado públicamente "neutral", los 'susanistas' saben que el PSC es una plaza difícil.

Con el candidato que apuesta por la unión (Patxi López) fuera de las quinielas, muchos se preguntan si la brecha abierta en la guerra Sánchez-Díaz será recuperable. Aunque los tres aspirantes han declarado que ofrecerán a sus rivales integrarse en la Ejecutiva, la duda es saber si lo aceptarán. Patxi López ya ha dicho este jueves en Sevilla que no tiene "la intención de estar en la ejecutiva de Susana Díaz o Pedro Sánchez". De este modo, un resultado ajustado, como el que se espera, puede desencadenar nuevos desencuentros a la hora de formar la nueva Ejecutiva.

Aunque integrantes del equipo de Sánchez, como Zaida Cantera en este mismo medio, hayan declarado que "se habla de escisión", lo cierto es que es difícil cuantificar el tamaño de la brecha de una campaña de personas más que de ideas y en las que las descalificaciones personales y políticas han copado buena parte de los titulares.

Las prioridades inmediatas de los tres candidatos son distintas. Mientras Díaz apuesta por un "PSOE ganador contra Rajoy", Sánchez cree más urgente afianzar el liderazgo del PSOE en la izquierda, que ahora se encuentra amenazado por Podemos, y López, sin embargo, pone su preocupación en la brecha que quiebra actualmente el partido. El 21 de mayo sobre las 23 horas se comenzarán a conocer los primeros resultados y, por tanto, a despejar las incógnitas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.