Preocupación en el PP: Francisco Granados también amenaza con “tirar de la manta”

Francisco Granados abandona la prisión de Estremera el 14 de junio de 2017
El 14 de junio de 2017 Francisco Granados abandonaba la prisión de Estremera, donde permaneció encerrado dos años y medio. / Efe

La corrupción y las acusaciones procedentes de exaltos dirigentes del Partido Popular (PP) inmersos en procesos judiciales, sobre supuesta financiación irregular del PP atenazan a los dirigentes populares. La próxima cita judicial el próximo 12 de febrero, la del ex consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, está señalada en las agendas de buena parte de los dirigentes de la formación conservadora, tanto de la actual dirección del PP madrileño, como del nacional. Temen que Granados, como sugieren algunas fuentes próximas al exconsejero y secretario general del PP de Madrid, “tire de la manta”, y afirme ante el tribunal que existió una caja B en el PP e incluso apunte directamente a la expresidenta Esperanza Aguirre, al también ex presidente Ignacio González o a la actual presidenta, Cristina Cifuentes, entre otros nombres.

En la sede del PP, de la madrileña calle Génova, insisten en que “si existió algún vínculo con este señor (en alusión a Granados) ya no existe, porque parece bastante claro que si hubo algún lucro, fue el suyo propio”. Fuentes populares consultadas por cuartopoder.es aseguran que Granados “seguramente está buscando una reducción de sus posibles condenas”. Estas mismas fuentes apuntan que “es una estrategia de defensa de libro: se intenta dar munición a la Fiscalía o decir que se colabora con la investigación para conseguir penas menos duras, de modo que, de acuerdo con la ley, el cumplimiento del triple de la pena más elevada de las impuestas sea mucho más liviano”.

Publicidad

En todo caso, desde el PP apuntan que no basta con señalar y acusar sino que “hay que probar las acusaciones realizadas”. El caso de la trama Púnica desmonta, precisamente, el argumento --también manido en el partido que preside Mariano Rajoy-- de que ahora se están juzgando casos de presunta corrupción que se cometió, en todo caso, en el pasado. La trama Púnica se desarrolló en años recientes, durante la presidencia de Esperanza Aguirre de la Comunidad de Madrid, sí, pero también durante la presidencia del PP nacional de Mariano Rajoy.

La comparecencia de Granados, que salió de prisión el pasado mes de junio, tras depositar en el juzgado una fianza de 400.000 euros, a través de avales, y tras haber pasado dos años y medio entre rejas, se celebrará a petición del propio acusado, tras las declaraciones del empresario David Marjaliza, quien declaró que Granados había quemado todos los documentos de la trama Púnica en un día de niebla.