La UE mantiene en secreto informes sobre el control y las deportaciones en Ceuta y Melilla

Bruselas mantiene en secreto dos informes sobre la gestión del control fronterizo y las deportaciones en la frontera sur de España. Un equipo de funcionarios de la Comisión Europea visitó España para evaluar la aplicación del acuerdo de Schengen en Ceuta y Melilla durante 2017. El resultado de la investigación son dos documentos de acceso restringido y que no pueden ser divulgados porque “pueden resultar desventajosos para los intereses de la Unión o de uno o más de los Estados miembros”, según al propia UE.

La portavoz de IU en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, pidió tener acceso a dichos documentos y los consultó este miércoles. Solo los europarlamentarios pueden tener acceso a los informes en una sala de seguridad de la Eurocámara, medida que también se aplicó en su día al tratado TTIP. La eurodiputada ha tenido que aceptar una cláusula de confidencialidad bajo la cual, si divulga el contenido de los mismos, se verá expuesta a sanciones por la vía legal. “He entrado en una sala para consultar los documentos. No me han dado copia, no podía sacar el teléfono”, ha explicado a cuartopoder.es.

“Nosotros entendemos que si no hacen públicos estos documentos es para tener sus vergüenzas ocultas”, ha indicado Albiol. Izquierda Unida exige que los informes se publiquen en la web o que se distribuyan para que sean de libre acceso. “Un equipo de la Comisión Europea en el Estado español se ha entrevistado con entidades, ha visitado aeropuertos, CIE, ha estado en la frontera terrestre... Después han hecho un informe y han sacado conclusiones. Entendemos que todo esto no puede permanecer oculto”, ha añadido la eurodiputada.

Publicidad

Aunque Albiol no puede divulgar el contenido del informe, sí que manifiesta algunas de sus impresiones al consultar los documentos. “Los documentos nos vienen a confirmar lo que ya sabíamos, que existe una complicidad absoluta entre la UE y España con un único objetivo, que no entre nadie en Europa y que todo vale con tal de que ningún migrante pise el territorio”, ha precisado la eurodiputada de IU.

Izquierda Unida exige que se hagan públicos los informes porque es imposible pensar que puedan suponer un peligro para la seguridad de la Unión Europea. “Ceuta y Melilla se han convertido en un limbo donde parece que no se aplica la legislación internacional”, ha añadido la eurodiputada. “Hay una violencia estructural en la frontera, a la que se añaden las devoluciones en caliente, las devoluciones exprés del Gobierno de Pedro Sánchez, los CIE, la situación de los menores”, ha explicado Albiol para dar cuenta del derecho a que la sociedad cuente con los datos contenidos en estos documentos.

Carta a Avramopoulus

Por eso, Izquierda Unida ha decidido mandar una carta al comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulus, con copia a la defensora del pueblo de la UE, para pedirle que “desclasifique y haga públicos todos los documentos que tengan que ver con las políticas de migración y asilo de la Unión Europea”.

“El contenido de estos informes es muy preocupante ya que ponen en duda el respeto de los derechos fundamentales de las personas migrantes en la UE y sus fronteras”. IU hace referencia a que el reglamento europeo dicta que se debe tener libre acceso a los documentos del Parlamento Europeo, la Comisión Europea y el Consejo. “Resulta complicado entender que dichos documentos se mantengan en secreto y que solo tengan acceso eurodiputados y eurodiputadas, tras ser amenazados con tener consecuencias penales si revelan el contenido”, reza la carta firmada por Albiol.

Antes de consultar los documentos, Albiol explicaba que “esta ocultación hace pensar que las autoridades demandan más Europa fortaleza, una frontera más militarizada y que, a pesar de las sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra el Estado Español, sigan practicándose devoluciones exprés sin garantía judicial alguna”. Además, recordaba que la UE pretende extender a todas sus fronteras el modelo que ha venido aplicando en “los dos enclaves norteafricanos”.