La mirada incómoda de la Diada 2018: el pasado colonialista de Barcelona

  • El Ayuntamiento de Ada Colau dedica la conferencia principal de la Diada Nacional al pasado colonialista de la ciudad
  • España fue el último país europeo en abolir la esclavitud (1886) y Barcelona de las últimas ciudades consideradas sede para supervisar las colonias

10.000 millones de africanos fueron secuestrados entre el SXVI y el SXIX para ser esclavizados. Miles de ellos fueron capturados y comercializados por barceloneses que hoy tienen monumentos y calles en la ciudad. En el Saló de Cent, un año más, con motivo del 11 de septiembre, Diada Nacional de Catalunya, se ofrece una conferencia relacionada con la historia de Barcelona a través de una figura académica.

“La dimensión colonial de la Barcelona contemporánea”, a cargo de Martín Rodrigo y Alharilla, profesor de Historia Contemporánea de la Universitat Pompeu Fabra y coordinador del libro Negreros y esclavos. Barcelona y la esclavitud atlántica (XVI-XIX)  es una retrospectiva del pasado colonial de la ciudad, una de las sedes europeas del tráfico de esclavos más importante del mediterráneo, incluso de Europa. No es casualidad que este año la conferencia sobre el pasado colonial de Barcelona sea la conferencia principal del Ayuntamiento de Colau. Tras varios meses de polémica por la retirada o no de la estatua de Antonio López, marqués de Comillas, esclavista y empresario del S.XIX.

Publicidad

El Ayuntamiento intentó llevar a cabo una multiconsulta donde se preguntaba a la ciudadanía qué nombre debería llevar la plaza, que no se llegó a dar por la falta de apoyos en la oposición.

diada barcelona
Los asistentes a la conferencia. / Ayuntamiento de Barcelona

La Sala del Saló de Cent estaba casi repleta, el exalcalde Trias, Juanjo Puigcorbé, diputado y actor, vecinos y vecinas escuchaban atentos y atentas el pasado incómodo de la urbe del Volem Acollir. Colau avisa: “Este relato va más allá de los relatos incómodos o binarios y simples donde nosotros somos los buenos. No podemos ser autocomplacientes, queda mucho por hacer”. Y así lo cree Ricard Vinyes, Comisionado de Programas de Memoria, que ha escogido este tema porque, según él, está muy ligado con la actualidad: “Yo tenía ganas de ponernos al día, este año hemos relacionado la conferencia con el Programa Barcelona Colonial y además, este año ha sido clave por la retirada de la estatua de Antonio López”.

El Programa Barcelona Colonial comenzó en marzo de 2016 y tiene como fecha de cierre noviembre de 2018. Se han ejecutado 3 seminarios, un congreso llamado “Descolonizar Europa. Legados coloniales y construcción de la diferencia” y una intervención urbanística con la retirada de la estátua del esclavista López y López.

negreros_y_esclavos
Portada del libro ‘Negreros y esclavos’, de Martin Rodrigo y Alharilla y Lizbeth J. Chaviano Pérez.

Martín Rodrigo repasó el S.XIX a través del esclavismo en las colonias insulares, para posteriormente centrarse en la relación de Barcelona con la colonia de Guinea Ecuatorial y la relación con Marruecos. Rodrigo, repasó los apellidos catalanes que erigieron el barrio de l’Exaimple con el dinero de la trata, impulsaron el Círculo Hispano Ultramarino, lobby  de presión colonialista nacido bajo el amparo de la Patronal catalana: los Goytisolo, los Xiqués, los Samà… muchos de ellos, aún a día de hoy, propietarios de palacetes y decenas de inmuebles en la ciudad. Este lobby sumado al populismo imperialista de la sociedad civil de la época sustentó la esclavitud hasta el fin de sus días, pues España fue el último país europeo en abolir la esclavitud (1886) y Barcelona de las últimas ciudades consideradas sede para supervisar las colonias. Para Vinyes, la memoria colonialista no es un deseo de dignificar a las personas afectadas por el colonialismo, si no remarcar el pasado colonial como un hecho muy importante tanto en la construcción cultural, arquitectónica, económica y ética del país. “La sociedad civil tiene que percibir que si aquí hay una estatua de Colón no es porque sí, como tampoco es porque sí la Construcción de l’Exaimple, la lonja o el gran puerto. Nuestra función es dar herramientas y recursos para que la gente lo conozca”.

La retirada de la estatua generó un gran revuelo entre entidades como La Asociación Catalana de Capitanes de la Marina Mercante, que veían al esclavista como un benefactor de la ciudad y un gran empresario.

Vinyes explica que es partidario de la resignificación de espacios, pero en este caso se había solicitado la retirada desde hace muchísimos año. “Ese espacio ha generado mucha polémica siempre, le estatua fue retirada durante la Guerra Civil y luego en la Dictadura lo volvieron a colocar. Después se ha pedido varias veces su retirada”.

El Comisionado incide en la idea de que la memoria o la memoria histórica (término que no comparte) no es “el recuerdo de una experiencia vivida, sino el conocimiento de experiencias transmitidas de diferentes maneras, por lo tanto nosotros no tenemos ningún límite cronológico”. En estos momentos, en los que los Partidos de derechas del Estado están cavilando derogar La Ley de Memoria Histórica, Vinyes recuerda “La memoria no es un deber, es un derecho civil”.

Barcelona es la única Ciudad del Estado español que está llevando a cabo este Programa: “Barcelona es una ciudad en tratar temas de memoria colonial desde lo público, es muy importante el trabajo que están haciendo. En otras ciudades portuarias como Liverpool o Nantes ya lo han hecho”.

Ricard Vinyes
Ricard Vinyes, Comisionado de Programas de Memoria. /Ayuntamiento de Barcelona

La visión de Martín Rodrigo sobre cómo deberían desarrollarse las futuras políticas públicas en relación a la memoria colonialista es muy clara: “Queda mucho trabajo por hacer, las políticas públicas de memoria colonialista son inexistentes en España y en Portugal. Tiene que haber más debate, estrategias de divulgación, y más allá de quitar la estatua de Antonio López, hay que generar espacios de memoria”.

Publicidad

Ada Colau inauguraba el acto advirtiendo que a pesar de que la situación del país está viviendo un momento político excepcional “Por la falta de libertades y los y las políticas presxs” era necesario hacer esta conferencia. Colau explica cómo los países del Norte y como el Estado español  son los responsables del expolio de países y trata de esclavos de millones de personas, hace una retrospectiva breve del pasado, donde pone en el punto de mira a Barcelona, y la corresponsabilidad de la sociedad civil con las muertes en el Mediterráneo. A la alcaldesa, le siguen las palabras de Gerardo Pisarello, que recuerda cómo el olvido sobre el colonialismo y reivindica a figuras como la de la compositora Clotilde Bosch, antiesclavista que se declaró abiertamente abolicionista durante el último tercio del S.XIX o al joven Idrissa Diallo, muerto en el CIE de Zona Franca de Barcelona durante 2012 por falta de asistencia médica.

“Tenemos que ser conscientes del racismo institucional reflejado en la Ley de Extranjería, que no nos representa (…) y haremos todo lo posible por cerrar el CIE de Zona Franca”, dijo Colau. Las caras de algunas personas reflejaban la sorpresa de un pasado silenciado ojipláticos, y es que como señala Vinyes: “La memoria es conflicto”.

La mañana del día anterior, en el barrio de Ciutat Vella, la Guardia Urbana de Barcelona golpeaba los manteros cuando les decomisaba el género.