Tezanos vs Michavila, primer asalto

  • "Cuanto más te acercas al momento de la decisión más aciertas", defendió Michavila sobre por qué la última encuesta de GAD3 sí había predicho un aumento de Vox y el CIS no.
  • Tezanos reconoció los problemas de predicción de las encuestas, pero tachó de ejercicio de "narcisismo" hacer encuestas para publicar una vez cerradas las urnas.

Varios diagnósticos, puyas y un reto: “Propongo un debate de expertos sobre la metodología del CIS”. La charla ‘Andalucía en la encrucijada. Encuestas en tiempos de cambio’, organizada por el Colegio Profesional Politólogos y Sociólogos en el Círculo de Bellas Artes este jueves, comenzó como un diálogo entre caballeros y terminó con un esperadísimo duelo entre el presidente del CIS, José Felix Tezanos, y Narciso Michavila, presidente de GAD3. 

A la mesa se sentaban también José Ramón Lorente, presidente de Celeste-Tel, José Miguel Elías, director de investigación y Análisis de Sigma Dos, y Juan Montables, catedrático de Ciencia Política en la Universidad de Granada e Investigador del CADPEA. No todo fueron polémicas. Todos los ponentes estuvieron de acuerdo en que el voto cada vez es más volátil, que los ciudadanos tardan más en definir su papeleta y que las campañas electorales tienen más peso en los últimos años. Sin embargo, profesionales y periodistas esperaban las palabras de José Félix Tezanos y de Michavila, que en la última encuesta publicada en ABC al cierre de las urnas andaluzas dio ya un aumento importante de Vox, que no había detectado el sondeo oficial.

Tezanos toreaba en una plaza difícil y sí reconoció que hay “un problema de predicción”. Sin embargo, puso el ejemplo de Reino Unido para apuntar que no es solo un dilema español. El presidente del CIS explicó por qué las predicciones se han dificultado desde 2014, el año en el que Podemos irrumpió con fuerza contra todo pronóstico: “Las campañas electorales cada vez tienen más importancia” y son decisivas en los últimos días, el voto es cada vez es más volátil (antes muchos “votaban al mismo partido” incluso por tradición familiar) y “hay razones metodológicas para la impredicción”, como la dificultad de las encuestas domiciliarias y las telefónicas. En apenas cuatro años, el recuerdo de voto se ha hecho mucho menos fiable. 

Ante los fallos reconocidos, Tezanos propuso una “comisión de expertos” que estudie esta cuestión, haga un diagnóstico para corregir las metodologías y ayude a los sociólogos a comprender mejor el comportamiento electoral de los ciudadanos. 

La peor de las cocinas

Minutos antes, Michavila había intervenido para disipar la “falsa idea” de que “las encuestas fallan”: “Cuanto más te acercas al momento de la decisión más aciertas”, había explicado. También había lanzado una puya sobre el CIS : “Acércate al final, pero no vayas cambiando de método”. Tezanos recogió el guante en su intervención de manera jocosa, cuestionando la utilidad de las encuestas que se hacen para publicar después del cierre de las urnas. “Es un ejercicio de narcisismo para decir que hemos acertado”. A partir de ahí, la tensión comenzó a subir. 

Publicidad

“Propongo un debate de expertos sobre la metodología del CIS”, lanzó Michavila, que no confesó no entender por qué se insiste en que en los sondeos oficiales en que “no hay cocina”. “No creemos un debate falso sobre la cocina”, pediría en otra intervención Tezanos, cuyos resultados cruzan voto directo y simpatía. La disputa metodológica acabó con una frase demoledora de Michavila: “Hacéis la peor de las cocinas”

Ante la subida de tono de la discusión, el presidente del CIS prefirió cortar el debate, no sin antes defender al cuerpo de “profesionales rigurosos” que forma el organismo oficial: “No se puede cambiar nada”, argumentó sobre las acusaciones del cambio de metodología del que le han acusado desde que llegó a la presidencia. Incluso, una de las preguntas escritas que le formuló el público fue si se planteaba su dimisión, una posibilidad que desechó. 

De esta forma, el Colegio Profesional Politólogos y Sociólogos llevó a la mesa de académicos una pregunta que estaba ya estaba desde hace meses en el debate público y que se ha reavivado con las elecciones andaluzas: ¿Por qué fallan las encuestas? A esta discusión le queda aún mucho recorrido.