Jéssica Albiach: “Algunos barones del PSOE parecen de Cs por sus discursos de odio”

  • Entrevista con la diputada y presidenta de Catalunya En Comú Podem en el Parlament de Catalunya

La inestabilidad política es la marca de los tiempos. Catalunya se prepara para una importante jornada de movilización el próximo 21 de diciembre, día en el que el Consejo de Ministros presidido por Pedro Sánchez se reunirá en Barcelona. Gran parte del independentismo ha visto una afrenta en esto, pues es una fecha simbólica, el primer aniversario de las elecciones catalanas convocadas por Mariano Rajoy mediante el artículo 155.

A pesar de los malabarismo parlamentarios, de cómo se desarrolle la movilización, de la actividad policial durante la jornada y de las declaraciones de dirigentes políticos de uno y otro lado, la balanza se podrá inclinar hacia salvar un complicado entendimiento entre el Gobierno y las fuerzas que le apoyaron en la moción de censura o hacia una ruptura del mismo. Los resultados andaluces y el ascenso de las derechas y ultraderechas han tambaleado el tablero político. De todo esto hablamos con Jéssica Albiach (València, 1979), presidenta del grupo parlamentario Catalunya En Comú Podem en el Parlament de Catalunya.

Publicidad

– Pablo Iglesias sacó a relucir a Gabriel Rufián el mítico tweet de las 155 monedas de plata y a Torra le aconsejó que respirara antes de expresarse, tras las desafortunadas declaraciones sobre Eslovenia. ¿Podemos va a ser más duro a partir de ahora con el independentismo?

“En Eslovenia, un 90% estaba a favor de la independencia, en Catalunya no” 

– No creo que se trate de ser duro con el independentismo, sino de ser duro con aquellos que proponen una vía unilateral que se ha demostrado fracasada. Esta vía no solo desconecta del resto del Estado, también de la mitad de la sociedad catalana. Por lo tanto, creo que las vías que ya han fracasado no tienen que ponerse otra vez encima de la mesa.

Criticamos como desafortunadas las declaraciones de Torra proponiendo la vía eslovena por los índices de violencia de este ejemplo, por las decenas de muertos y porque tenían un ejército propio, pero también porque eso fue después de un referéndum que tenía unas mayorías incontestables con un 90% de la población a favor de la independencia, algo que no sucede en Catalunya. Por tanto, nuestro papel, tanto en el Congreso como aquí es seguir tendiendo puentes para reconciliar, para poner la empatía y el diálogo como los principales elementos que permitan desencallar la situación que vivimos y que rebajen la testosterona entre todos.

– Más allá de Eslovenia. ¿Qué balance hace de la figura de Torra como president?

“El president está cada vez más solo”

– Para mí es un president fracasado. No solo él como president, el Govern no está funcionando. Estamos en un momento en el que pedirle al Govern que gobierne se ha convertido en algo revolucionario. Mientras Torra habla de la vía eslovena, ERC lo hace de la vía escocesa. Tienen diferentes estrategias. Este Govern va sin rumbo y está pensando más en las próximas elecciones que en las necesidades del país. Está fracasando en resolver los índices de desigualdad que tenemos en Catalunya, después de 10 años de políticas de austeridad y de recortes, y tampoco está solucionando ni ofreciendo una vía al conflicto nacional. Este Govern, para mí, es un fracaso con el peor president que podría tener.

Por otro lado, es un president que cada vez está más solo. No tiene apoyos ni dentro de su propio espacio político. No me refiero solo a ERC, a quien le pedimos valentía y coraje, porque no vale con que defiendan la vía escocesa. Si forman parte de ese Govern tienen responsabilidad y tienen que exigir una rectificación de Torra. Pero, además, dentro de JxCat también hay gente que cuestiona la vía que propone Torra.

– Ayer publicábamos una entrevista con la portavoz de ERC, Marta Vilalta, en la que le preguntábamos si Torra debe rectificar. No lo hace ERC, aunque lo puede llegar a sugerir. ¿Debe ser más contundente ERC con la vía de Torra, Puigdemont, etc?

– No puede ser que ERC no esté presentando unos presupuestos sociales, que son los que necesita Catalunya tras una década de recortes y austeridad. Pero, además, en la vía nacional tampoco proponen soluciones y están mandando. Veo a ERC demasiado cómoda con esta situación, en las encuestas les va bien sin mojarse demasiado. Deberían exigir y proponer soluciones a la crisis social y a la nacional.

– Su vía es el Pacte de Claretat, ya lo explicamos en cuartopoder.es. ¿En qué momentos se encuentra esta propuesta, cuando parece que cada vez es más difícil encontrar consensos?

“Insistimos en la necesidad de tejer grandes consensos”

Publicidad

– El Pacte de Claretat lo presentamos en el debate de política general, fue votado por ERC y contó con la abstención de JxCat. La semana que viene tenemos un pleno monográfico sobre el 6 y 7 de septiembre del año pasado y, como no queremos mirar al pasado, sino al futuro, lo volveremos a plantear. Si hablamos de la necesidad de un referéndum acordado, primero tendremos que decidir en Catalunya cómo debe ser ese referéndum: con qué garantías vamos a contar, cómo se interpretan los resultados, cuáles serán las preguntas…

Insistimos en la necesidad de tejer espacios de alianzas, grandes consensos de país, abandonando, aunque sea temporalmente, nuestras propuestas de máximos. En un momento de crisis como la que tenemos ahora mismo, pues a la crisis social y nacional se le junta la democrática con el recorte de derechos y libertades, con presos políticos que nunca deberían estarlo, necesitamos grandes consensos. Lo planteamos también como herramienta de trabajo en la Taula del Diàleg en la que estaba el Govern y distintas fuerzas políticas, como JxCat, ERC, PSC y nosotros, pero esta mesa no se ha vuelto a convocar, es una lástima, esperemos que se convoque pronto.

– Antes ha hablado de que el Govern de Torra está agotado. En esta línea, la diputada de la CUP, Natàlia Sànchez, en una reciente entrevista con este medio, decía que “es imperativo convocar elecciones. ¿Cómo valora un adelanto electoral en Catalunya?

– Creo que un adelanto electoral en Catalunya no solucionaría las cosas, menos con la situación de inestabilidad política que tenemos en Catalunya y en el resto del Estado. Quien crea que se puede mantener al margen de las dinámicas estatales se equivoca. Lo vimos en Andalucía, Susana Díaz adelantó las elecciones creyéndose que se podía mantener al margen de las dinámicas estatales y ya vimos los resultados. En un momento de recortes de derechos y libertades, de inestabilidad política y en el que nadie se sienta a la mesa para negociar un adelanto electoral, no serviría de nada.

– ERC considera que no puede aprobar los PGE porque el Gobierno de Sánchez no ha hecho un gesto suficiente, sobre todo, en lo relativo a los presos políticos. ¿Considera que es así o que ERC está siendo demasiado exigente con este Gobierno?

– La ciudadanía de Catalunya no tiene que seguir sufriendo las políticas nefastas del PP. Estamos sufriendo la judicialización de la política que llevó a cabo el partido más corrupto de Europa. Es una lástima, los PGE son buenos para la ciudadanía, más de 2.200 millones de euros para Catalunya, mejoras para la vivienda social, subida del SMI, revalorización de las pensiones, financiación de las guarderías, rebajas de tasas universitarias… No veo en qué gana Catalunya perdiéndose estos presupuestos ni qué ganamos perpetuando los presupuestos del PP.

– ¿Tiene esperanza en que ERC y PDeCat cambien su posición en este sentido?

“No descarto que se aprueben los PGE”

– Desde que se presentó el acuerdo de presupuestos, en función de la cambiante coyuntura política se abría más o menos la ventana de oportunidad. No descarto que finalmente se puedan aprobar los PGE. También insisto en que Catalunya no necesita unos presupuestos, sino tres: los del Estado, unos presupuestos expansivos en Catalunya y los del Ayuntamiento de Barcelona.

– Y liga los presupuestos del Estado, Generalitat y Ayuntamiento.

– Los PGE son positivos para la ciudadanía directamente, pero también ayudarían a los municipios que están dando la cara en época de recortes. Por otro lado, el vicepresident económico, Pere Aragonés, contaba con 350 millones de euros que llegarían del Estado. No vendrían directamente de los PGE porque se aprobaron en una comisión mixta, pero la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera, advirtió que si no se aprobaban los PGE no vendrían esos millones que serían para Mossos e Infraestructuras. Esta semana veíamos cómo mossos se manifestaban y cortaban algunas calles reclamando que sus condiciones laborales se equiparen a los de los bomberos, por ejemplo.

– ¿Debemos esperar algún giro de guion inesperado, algún as en la manga del grupo confederal Unidos Podemos para que suceda ese acuerdo?

“Hay que conseguir la mayoría de la moción de censura para crear un frente antirrepresivo”

– Tanto Iglesias como En Comú Podem están haciendo un trabajo de tender puentes que se plasmó esta semana también con la intervención del PNV. Cuando la moción de censura, Sánchez decía que los números no daban y fue el grupo confederal el que hizo posible los contactos y alianzas posibles para que saliera adelante y sacar a Rajoy de la Moncloa.

Insistimos en que hay que conseguir esa mayoría de la moción de censura no solo para sacar adelante unos presupuestos que son objetivamente buenos, sino también para crear un frente antirrepresivo en contra de los recortes de derechos y libertades y, también, de una extrema derecha tirada al monte que ha entrado con fuerza en las instituciones, como hemos visto en Andalucía.

– Ayer Gabriel Rufián decía a Iglesias en el Congreso que “al fascismo no se le apacigua, se le combate y destruye”. Desde los resultados de las andaluzas, se ha creado un debate sobre cómo parar a la ultraderecha. ¿Cuál es su opinión?

“Hay que plantear un modelo de Estado que plante cara a los valores de Vox”

 

– Creo que a la extrema derecha se le para sacando adelante políticas sociales. La extrema derecha intenta enfrentar al último contra el penúltimo y las políticas sociales son imprescindibles para que aquellas personas que han sufrido las consecuencias de la austeridad vuelvan a tener unas condiciones de vida dignas. En Catalunya, estas semanas, han habido manifestaciones importantes en este sentido.

También creo que hay que plantear un modelo de Estado que plante cara a los valores centralistas, xenófobos, racistas y machistas que está planteando Vox. Unos valores que están siendo blanqueados por el PP y Ciudadanos. Hay que crear un frente antirrepresivo, hay otra España posible, una España de fraternidad entre los pueblos, donde se respetan las nacionalidades, donde cada uno puede elegir su futuro, donde el Pacte de Claretat de Catalunya es fundamental. Esa es la mejor tradición del catalanismo popular que venimos arrastrando desde hace siglos.

– Hace unos días, en la presentación del libro de Enric Juliana y Pablo Iglesias en Barcelona, cuatro ultras intentaron boicotear e interrumpir, sin éxito, el acto. Ayer nos despertábamos con la sede de Podem y la de Barcelona En Comú ensuciadas con pintadas de la ultraderecha. La extrema derecha fija a Podemos y confluencias como objetivo.

– Es una ideología que arremete contra cualquiera que no crea en una España una, grande y libre. Arremete contra el independentismo, pero también contra todas las personas que planteamos alternativas de país, como en nuestro caso, plurinacional y feminista.

– El miércoles, en el Congreso, escuchamos un giro en el discurso de Sánchez con respecto a Catalunya. ¿Cómo lo valora?

“Si Sánchez no escucha a Catalunya, acabará como Díaz”

– Sánchez tiene que decidir si mira a la izquierda, al progreso, a la España plurinacional, o si mira a Vox, Ciudadanos y PP y escucha a algunos barones del PSOE, que parecen de Ciudadanos por sus discursos de odio que escuchamos en los últimos días.

Si Pedro Sánchez no apuesta por un bloque alternativo progresista y se refleja en las derechas, si no escucha a Catalunya, acabará como Susana Díaz.

– No escuchamos ninguna propuesta de Sánchez sobre Catalunya…

“Cualquier propuesta para Catalunya tiene que ser votada”

– Tiene que decidir quién quiere ser, si quiere ser una muleta de la derecha o ser un presidente que pueda empezar a cambiar el rumbo histórico, pues estamos en una encrucijada histórica para el Estado y Catalunya. El próximo día 21 se celebrará un Consejo de Ministros en Barcelona, una fecha señalada, el aniversario de las elecciones convocadas por el 155. El Consejo de Ministros no puede venir a pasearse por Barcelona, celebramos que vengan y aprueben la subida del SMI a 900 euros, una propuesta que exigió el grupo confederal y En Comú Podem en la negociación para el acuerdo de presupuestos, pero, más allá de eso, tiene que hacer una propuesta que llegue a amplias mayorías de la ciudadanía de Catalunya.

No puede ser que Sánchez y el PSC estén hablando de recuperar una reforma del Estatut cuando ahora mismo no es una propuesta llegue a la mayoría de Catalunya. Solamente estaría por esta vía menos del 30% de la población catalana. Si queremos tejer consensos, no tiene sentido una propuesta de minorías. Sánchez tiene que entender que cualquier propuesta para Catalunya tiene que ser votada. Hoy hay tres consensos grandes en Catalunya. El primero, a la monarquía no se le siente como propia. El segundo, la condena a la represión y el 155. El tercero, queremos decidir libremente nuestro futuro.

– ¿Cómo ve al PSC ante esta falta de dirección de Sánchez con Catalunya?

– Tendría que tener los pies en la tierra, conocen cuál es la situación catalana perfectamente. Igual que le pedimos a ERC que tenga coraje y valentía para volver a los amplios consensos, al PSC le pedimos también valentía. El PSC, en su momento, fue defensor del derecho a decidir. Después, le vimos dando apoyo al 155 y manifestándose junto a la extrema derecha, hace menos de un año. Nosotros planteamos un recurso contra el 155 porque creemos que no tiene sentido.

Ahora, el PSC tiene que decidir si está con la mayoría progresista y el catalanismo popular o con las derechas. Creemos que con estos dos partidos, ERC y PSC, tenemos que generar un cambio político en Catalunya, también en España. Si no acabamos con el recorte de libertades y derechos del Estado, Catalunya no saldrá del bloqueo. Catalunya siempre ha sido motor de cambio en España.

– Vuelve a sonar una aplicación del 155… El Gobierno del PSOE no lo descarta. ¿Cómo, ante estas declaraciones, sería posible un tripartito y que ERC y PSC se entiendan?

– No sé cómo se tendría que hacer. Lo que sí que tengo claro es que el PSOE no debería volver a caer en el error de un 155. Creemos que es inconstitucional y, además, no ha ayudado nada a solucionar las cosas. ERC tiene que abandonar la vía unilateral y el PSOE y PSC olvidarse del 155, algo que consideramos ilegítimo y lo vemos ilegal.

– ¿Cómo valora las protestas del 21-D para recibir al Consejo de Ministros?

“Mientras se mantenga la seguridad, bienvenidas las movilizaciones”

– La movilización y la protesta es legítima. También habrán movilizaciones de otros sectores sociales, como los taxistas, que se movilizarán ese día en Barcelona contra la moratoria de la aplicación de las VTC. Todo el derecho a la protesta y la movilización. Mientras se mantenga la seguridad de la ciudadanía y del Consejo de Ministros, bienvenidas sean las movilizaciones.

Estamos viendo cómo con las movilizaciones se consiguen cosas. Lo hemos visto en la huelga de sanitarios, que consiguieron mejoras. También con la huelga que estaba convocada por trabajadores públicos. El Govern decía que no había dinero para llevar a cabo determinadas acciones, como que un médico de atención primaria pudiera atender 12 minutos a un paciente o que la Generalitat decía que se tendrían que devolver las pagas extras atrasadas dentro de ocho años y se ha reducido a cuatro. Las movilizaciones tienen utilidad.

– Colau criticó las movilizaciones de los CDR en los peajes de las autopistas. ¿Qué opinión tiene al respecto?

– No hizo una crítica, dijo que todas las movilizaciones son legítimas pero que estas no eran eficaces para conseguir la república catalana. Yo eso lo comparto plenamente. Una cosa es la legitimidad y otra la eficacia de las acciones que se lleven a cabo. Creo que en un escenario tan inestable y con tanta tensión no sé si sería más eficaz cortar carreteras o intentar destensar el ambiente y sentarse a dialogar.

– Ha señalado, como horizonte de una posible solución política, a un encuentro de comunes, PSC y ERC. Esta semana hemos visto cómo en Manresa, por ejemplo, entre otros municipios, se fraguan candidaturas entre EUiA, del ámbito de los comunes, con la CUP de cara a las municipales. ¿Qué le parecen estas confluencias? 

“Las alianzas municipales dependerán de la idiosincrasia de cada municipio”

– Hay que tomarse con mucha naturalidad los pactos que se hagan a nivel municipal. En la mayoría de los casos se está trabajando para ir en candidaturas unitarias de Podem y Catalunya En Comú, pero hay sitios en los que no existe Podem, o Catalunya En Comú o donde habrá diversas candidaturas. Esto dependerá de la idiosincrasia de cada municipio. Nadie mejor que la gente que vive en esos municipios sabe qué es lo mejor.

En cuanto al escenario catalán, creo que todas aquellas fuerzas que apuesten por un catalanismo popular y progresista tendrían que estar unidas en estos momentos. A través de estas grandes alianzas se puede desencallar la situación. Pero, no tiene por qué ser así a nivel local, en cada territorio se puede desarrollar de una manera distinta.