Fin de semana reivindicativo en dos residencias de Leganés

  • Los familiares de las residencias de Vitalia y Parque de los Frailes de Leganés están en pie de guerra.
  • Su principal queja es la falta de personal para asistir a los mayores.

Los familiares de las residencias de Vitalia y Parque de los Frailes de Leganés están en pie de guerra. Este fin de semana han convocado una concentración y una manifestación los días 15 y 16 de diciembre respectivamente para pedir que los centros refuercen su personal, se mejore la coordinación de las funciones, haya “una mayor calidad en la alimentación”, “una gestión pública de la calidad” y un servicio que garantice “los derechos fundamentales para nuestros mayores”.

La principal demanda de los familiares de Vitalia tiene que ver con el personal. En este edificio hay unas 266 plazas de las que 221 se hallan concertadas con la Comunidad de Madrid y se destinan 34 para estancias diurnas. Aunque trabajan más de 160 personas, el turno de noche ocasiona el mayor problema. Durante la madrugada, hay un enfermero y cinco auxiliares al cuidado de los enfermos, pero no hay ningún médico. “La falta de personal provoca que la atención a los pacientes sea escasa”, comenta una de las personas que forma el Comité de familiares Vitalia Leganés, que recuerda que además “hay residentes con un deterioro cognitivo severo que necesitan más atención”. Por ello, han convocado una concentración el sábado 15 a las 11.30 en la puerta principal, situada en Avenida María Moliner, 7.

Para este familiar, la falta de profesionales se traduce en que los trabajadores actuales sufren sobrecargas y “atienden su función y otras muchas que no deberían”: “No dan para más”Por el contrario, Pedro Luis Béjar, director territorial de la zona centro de Vitalia, asegura que la empresa cumple con los pliegos de condiciones de la Comunidad de Madrid, que no exigen la presencia de un médico de guardia por la noche: “Nosotros cumplimos con la normativa”. 

La comida es otra de las quejas que reiteran. Este miembro del Comité de familiares describe platos con “pollo que sangra” o “pescados crudos”. Béjar, sin embargo, alude a la existencia del “menú doble” y a la cobertura de “todo tipo de dietas”, desde la blanda a la especial para diabéticos. Este responsable territorial destaca también algunas mejoras que se han hecho en el centro en los tres últimos años, desde reformas de equipamiento hasta la creación de unidades de convivencia o la reducción del número de sujeciones mecánicas. Sin embargo, en la contratación de personal son tajantes: no van a ceder.

Estos familiares recopilaron las reclamaciones y presentaron un documento con 180 firmas ante la Comunidad de Madrid, que solo certificó deficiencias en su mantenimiento. Béjar alude al estricto control que tienen las administraciones sobre los centros concertados: “Tenemos como 8 o 10 inspecciones al año”. 

Cuidar vs ahorrar

Publicidad

En la residencia Parque de los Frailes, gestionado por Aralia, también llevan años denunciando la falta de personal que garantice una adecuada atención de los pacientes, algunas deficiencias en higiene y dudas sobre el cumplimiento del Plan de Emergencia. Algunos errores se han ido subsanando, pero otros no.

Rafael Adrián, portavoz de la Comisión de Familiares y Usuarios, pone el foco directamente en el modelo de gestión. En este caso es pública, pero de gestión privada. “Está pensado para proteger al empresario y no a nuestros mayores”, se queja: “Su interés no es prestar servicio sino ganar dinero”. Se han detectado deficiencias por “incumplimientos y ejecución defectuosa del contrato”, relacionadas con el personal, por los horarios y la presencia física del médico y la enfermera (DUE), la de “otros trabajadores de atención directa entre los que se encuentra el animador sociocultural” o “por las deficiencias observadas en la cumplimentación de los registros de cuidados”, tal y como relata uno de los documentos de convocatoria.

En el caso de este grupo, durante los últimos años han desplegado una gama de acciones que abarcan desde poner cientos de quejas individuales a llevar una moción al Ayuntamiento de Leganés, que fue aprobada y que insta, entre otras muchas cosas, a que se abra una comisión de investigación de las concesiones de las residencias adjudicadas a la empresa.

Por ello, emplazan a los vecinos a acudir a la marcha que saldrá a las 11.30 h. del domingo de la Plaza de la Inmaculada de Leganés y terminará en Plaza de España.