Pedro Sánchez convoca elecciones para el 28 de abril

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comunicado por fin su decisión este viernes: convocará elecciones el 28 de abril, después de que el miércoles el Congreso tumbara sus Presupuestos Generales del Estado. El líder del Ejecutivo ha comparecido en Moncloa a las 10 de la mañana tras un Consejo de Ministros extraordinario.

Desde que ERC y PDeCat confirmasen que no retirarían su enmienda a la totalidad de las cuentas públicas, en los pasillos del Congreso se especulaba con la fecha de los comicios generales adelantados. Durante las últimas semanas se había especulado con el 14 de abril, con un ‘superdomingo’ en el que coincidieran las urnas europeas, autonómicas, municipales y generales o con el próximo octubre. Finalmente, Sánchez ha elegido convocar el 28 de abril.

El presidente Sánchez ha aprovechado la visibilidad que da el micrófono de Moncloa para enumerar todos los logros de su gestión en ocho meses, en los que se han aprobado 13 leyes y 25 reales decretos ley, se han transpuesto directivas europeas y «se ha recuperado la presencia europea internacional que hacia falta», en palabras del presidente. También ha querido avisar a los españoles de que hay tres iniciativas que están garantizadas tras la caída de los presupuestos y que seguirán adelante: la revalorización de las pensiones, el aumento del Salario Mínimo Interprofesional y las mejoras para los funcionarios públicos.

Publicidad

En un tono que recordaba más a un mitin de partido, también ha afirmado que en las cámaras «se han bloqueado leyes importantes» por el «filibusterismo» de PP y Ciudadanos, entre las que ha mencionado la derogación de la Ley mordaza, la modificación de la reforma laboral o las leyes de igualdad laboral y lucha contra la brecha salarial.

También ha habido un mensaje sobre los partidos independentistas: «Dentro de la Constitución, todo, fuera de la Constitución, nada», unas palabras que se oirán también en campaña. Aún así, ha reforzado la confianza en su estrategia de los últimos meses con Catalunya: «Nunca renunciaré al diálogo».

Finalmente, ha sido el presidente del Gobierno quien ha tomado la decisión de abrir las urnas el 28 de abril. En la democracia solo hay un precedente: cuando en 1995 el Congreso rechazó los Presupuestos Generales del Estado del presidente socialista Felipe González después de que los nacionalistas catalanes de Convergencia i Unió (CiU) le retiraran su apoyo. El entonces líder del Ejecutivo también convocó posteriormente elecciones generales.