Los equipos de De la Rocha y Dávila creen que habrá voto oculto en las primarias del PSOE de Madrid

  • Tras el primer corte de avales, el exentrenador Pepu Hernández, el veterano político Manuel de la Rocha y el concejal Chema Dávila se enfrentarán en la siguiente fase.
  • Los de las candidaturas alternativas a Hernández recuerdan que en el proceso de primarias de Pedro Sánchez en 2017 obtuvo menos avales que Díaz y terminó ganándola en las urnas.

0

Las primarias del PSOE para la Alcaldía de Madrid han entrado en una nueva fase, que culminará el próximo 9 de marzo con una votación. El exentrenador Pepu Hernández, el veterano político Manuel de la Rocha y el concejal Chema Dávila han logrado pasar el corte de la recogida de avales, mientras la psicóloga Marlís González se ha quedado fuera. Estos tres hombres afrontan los próximos días con ilusión y ajustando al máximo el calendario para poder llegar a más agrupaciones. La candidaturas alternativas a Hernández creen que habrá voto oculto y puedan plantarle cara en las urnas al aspirante favorito de Ferraz.

Tanto De la Rocha como Dávila contaban con la posibilidad de que enfrentarse a un candidato mediático y señalado por el presidente Pedro Sánchez dificultara algunos apoyos. Por eso, se muestran muy satisfechos tras haber sobrepasado el número de avales. "Para nosotros ha sido un éxito porque no contamos con el apoyo del aparato sino con la ilusión de la militancia", valoran miembros del equipo de De la Rocha, que recogieron 455 firmas, pasando holgadamente el mínimo de 266 avales.

Al entregar los avales este martes, Dávila se ha mostrado optimista y ha manifestado que cree que pasará a segunda vuelta y, por tanto, no quiere hablar aún de posibles pactos con De la Rocha para enfrentarse al candidato oficialistas.  "Estamos muy emocionados con los avales conseguidos y muy agradecidos a los 380 militantes que nos han avalado", explican a este medio desde la candidatura de Dávila.

Publicidad

En una exhibición de fuerza, Pepu Hernández presentó el lunes 531 avales, el máximo permitido que se había establecido en el 10% del censo. Aún así, no se confían y seguirán explicando su proyecto zona por zona: "Lo que queremos no es vencer sino convencer", avisan. Este miércoles, el exentrenador ya habrá visitado 16 de las 22 agrupaciones para compartir sus propuestas y escuchar las sugerencias de los afiliados: "Nuestro proyecto es colectivo".

¿Voto oculto?

Los de De la Rocha creen que puede haber voto oculto. Los que no se atrevieron a avalar al exalcalde de Fuenlabrada con su firma y su DNI quizá lo hagan cuando el apoyo sea secreto:  "Tenemos ejemplos recientes en el que el número de avales luego no se correspondió con el de votos. Y por algo será", explican desde su equipo. Esto es, de hecho, lo que sucedió en las primarias de 2017 en las que Pedro Sánchez ganó las primarias de la secretaría general con el aparato del partido en contra. Ahora, el aparato es él. "La militancia del PSOE está suficientemente preparada para determinar por sí misma al mejor candidato, sin guías, sin gurú", aseguran fuentes de la candidatura del abogado laboralista.

Desde la candidatura de Dávila también apuntan a que la "motivación" de avalar y votar "es diferente": "Tan respetable es avalar a un candidato como votar a otro".

El equipo de Hernández encaja la pregunta con absoluta deportividad: "No tememos ni temeremos nunca que la militancia exprese su opinión". El exentrenador siempre ha confiado en las primarias como una "herramienta democrática" : "Cada militante usa su voto con el objetivo de conseguir el mejor candidato para la Alcaldía de Madrid". Y, para la candidatura de la que es portavoz Mar Espinar, esa opción se llama Pepu Hernández.

De hecho, quieren espantar ese fantasma del favoritismo y aseguran que Hernández quieren pasar por "todas y cada una de las etapas: primarias, elecciones y gobierno" gracias a su tesón y a la "humildad de un trabajo bien hecho".

El siguiente paso, el debate

Tanto Dávila como De la Rocha han pedido ya un debate para confrontar propuestas. Los de Pepu Hernández ya aclararon a este medio que irían al encuentro que organizara la dirección regional.  El concejal, sin embargo, insistió el martes en que quieren que se celebren también encuestros en distintos medios de comunicación "en el formato que queráis y como queráis", decía a los periodistas. Desde su equipo apuntan a cuatro grandes bloques necesarios: desarrollo económico, desigualdad territorial, sostenibilidad ambiental y derechos sociales.

Por tanto, hay sobre la mesa algunos puntos comunes entre los tres candidatos, como la importancia de combatir un Madrid desigual o de tomar medidas para facilitar el acceso a la vivienda. Mientras a los de Hernández les preocupa "la expulsión de los jóvenes" por la subida de precios, los de De la Rocha creen que casos como el del desalojo de Argumosa, 11, no deben volver a repetirse: "No podemos quedarnos quietos observando los lamentables sucesos de los últimos desahucios, el ayuntamiento debe tener respuesta".

Los de De la Rocha también apuntan a otras cuestiones como la sostenibilidad, el cambio climático o construir un modelo de ciudad, que en su caso es multicéntrico. Los de Hernández alargan la lista de problemas a discutir, sumando la limpieza, las políticas de igualdad o los servicios a los mayores. "Tenemos razones y tenemos soluciones", zanja el equipo del exentrenador.

Este miércoles se hará la proclamación provisional de candidatos y se abrirá un plazo de recursos que se extenderá hasta el día 3 de marzo, jornada en la que se hará la proclamación definitiva y los candidatos tendrán ya acceso a los recursos del PSOE de Madrid. El día 9 se abrirán las urnas. Si ninguno logra más del 50% de los apoyos, habrá segunda ronda.

Leave A Reply

Your email address will not be published.