Más de 500 buses llegan este sábado a Madrid para pedir derecho a la autodeterminación

  • Desde Atocha a Cibeles, miles de personas protestarán este sábado a las 18 horas
  • Decenas de organizaciones convocantes de Catalunya, Madrid y otros territorios del Estado

El sábado, a las 18 horas, está convocada una manifestación en Madrid que se prevé multitudinaria, a pesar del poco eco mediático que está teniendo en las principales cabeceras, emisoras y cadenas de ámbito estatal. Bajo el lema «La autodeterminación no es delito. Democracia es decidir», la protesta recorrerá el centro de Madrid desde Atocha hasta Cibeles.

Son ya más de 500 autobuses, según los organizadores, los que se desplazarán desde Catalunya y desde otros puntos del Estado, como Euskadi, Andalucía, Galicia, Aragón o Castilla. Además, hay 10 trenes llenos desde Barcelona a Madrid y desde ANC y Òmnium Cultural informan de los aparcamientos disuasorios de la capital porque prevén que se movilizarán, también, muchas personas en sus propios vehículos.

Decenas de colectivos políticos y sociales madrileños se suman a la convocatoria. Entre ellos, destacan IU Madrid, Anticapitalistas, CGT, Coordinadora 25-S, la Coordinadora de las Consultas Monarquía o República y la plataforma universitaria de referéndums republicanos, Izquierda Castellana, Madres Contra la Represión o las Marchas de la Dignidad.

Publicidad

Para Òmnium y ANC, es una manifestación incluida en el ciclo de movilizaciones que desarrollan desde el comienzo del juicio a dirigentes políticos y sociales independentistas que está teniendo lugar en el Tribunal Supremo. Desde Òmnium, cuentan: «Es la primera vez que el soberanismo se manifestará en la capital del Estado y demostrará una vez más su carácter masivo, absolutamente pacífico y cívico y transversal». «En Madrid se verá una protesta unitaria de todos los demócratas del Estado para dejar claro que hoy defender la democracia en España pasa por defender los derechos civiles y libertades fundamentales de todos los ciudadanos del Estado y entre ellos el derecho a la autodeterminación de Catalunya».

Por su parte, desde ANC esperan que sea una gran manifestación, multitudinaria. Recuerdan que en diciembre de 2017 llevaron más de 50.000 persones a Bruselas, y que ahora trabajan para convertir Madrid en un clamor, en una marea democrática por el derecho de autodeterminación. Esperan en la ANC que la marcha sirva para crear complicidades con colectivos madrileños y del resto de la península.

Una de las portavoces de la manifestación, Elena Martínez, de Izquierda Castellana, explica a cuartopoder.es que «el régimen monárquico, heredero del franquismo, tiene unas carencias democráticas estructurales y, por ello, se plantea una necesidad de democracia y un proyecto digno para las clases populares». Esta será la exigencia que se hará desde la pluralidad de voces que recorrerán las calles madrileñas durante la tarde del sábado. «En este sentido, un sector de gente de fuera de Catalunya entendió que el proceso catalán planteaba una apertura de proceso constituyente que permitía avanzar en la democracia y, por supuesto, en el tema de república», añade Martínez. «Veíamos importante visibilizar que en Madrid también existe esta demanda», prosigue.

En la misma línea se expresa Lucía Nistal, de la plataforma universitaria que convocó distintos referéndums republicanos hace unos meses en distintas facultades de Madrid. «Es importante que quede claro que en contra de la represión y a favor del derecho a decidir estamos dentro y fuera de Catalunya, nos compete a todos», asegura, añadiendo: «Creo que va a ser una manifestación muy numerosa, no solo por los autobuses que vienen, también por la gente que en Madrid vamos a movilizarnos». «Los medios van a tener que hablar de ello. Es una movilización en la que vamos a criticar la represión, a contrastar con unos juicios en los que se vulneran derechos democráticos y la sentencia parece que ya está dictada», explica, criticando el papel que la prensa está teniendo con respecto al conflicto catalán.

«Da miedo que salga a la luz la enorme crítica que vamos a hacer el sábado contra el régimen que nos imponen», valora Nistal, con respecto al silenciamiento mediático de esta movilización, en contraste con otras movilizaciones que, últimamente, se han dado en Madrid. La cuestión de los medios de comunicación y su papel con Catalunya también es de relevancia para Jaime Pastor, de Anticapitalistas. «Creemos que algunos medios empiezan a darse cuenta de que hay un sector de población española que comparte esa voluntad de defender estos derechos», reflexiona.

Sin embargo, la mayoría de medios de comunicación «no quieren dar cancha de lo que viene de Catalunya y difundir que esta manifestación puede ser muy masiva». Sobre los sectores más reaccionarios, cree que «no ven la capacidad de promover a una contramanifestación», por lo que los grandes medios «han optado por ignorarla». «Las imágenes del sábado serán rotundas, será muy diversa, con catalanes y gente de Madrid, también de otros puntos del Estado, que comparten objetivos», describe Pastor.

Otro de los motivos de la manifestación es la protesta contra el recorte en derechos y libertades fundamentales que se viene dando en los últimos tiempos. «El juicio y la respuesta represiva del 1-O son ejemplo de este recorte represivo», considera Martínez. «Si se vulneran estos derechos y libertades, todos los que nos sentimos demócratas y republicanos nos sentimos juzgados», prosigue: «Entendemos que haya una respuesta importante por parte del Madrid republicano que no quiere ser cómplice de la represión y tiene aspiraciones republicanas y democráticas».

Para Pastor, un punto clave es «impulsar la idea de que democracia no es solo deliberar, también ejercer el derecho a decidir». «Como se ve en el juicio, se están atacando derechos fundamentales como la libertad de expresión, de reunión o manifestación. Se trata de confluir en torno a ideas-fuerza comunes que se pueden compartir independientemente de que se esté de acuerdo o no con la independencia», analiza.

«El primer reto es que la manifestación sea un punto de inflexión en la relación que una parte, aunque sea minoritaria, de la población madrileña puede tener con el movimiento soberanista catalán», considera el portavoz e integrante de Anticapitalistas, Pastor.

Tanto Òmnium como ANC muestran su alegría con el recibimiento de estos colectivos madrileños y del resto del Estado. Entre los convocantes de otros territorios, se encuentran también Gure Esku Dago, Altsasu Gurasoak, EH Bildu, BNG, Confederación Intersindical Galega, Via Galega, Plataforma Galiza con Catalunya, el SAT y Puyalón.

Para ANC, defender el derecho a la autodeterminación es defender la democracia. Por ello, muestran su alegría por la acogida por parte de colectivos y organizaciones de todo el Estado y apelan a la colaboración para defender, dicen, los derechos humanos y los derechos civiles. Por parte de Òmnium, explican a este medio: «Es un éxito que tantos colectivos de diferentes puntos del Estado se unan en esta manifestación que aglutina personas que pueden pensar distinto, pero que les une la convicción de que los derechos fundamentales de todos están en riesgo y hay que denunciarlo de manera colectiva».