PACMA propone sanidad pública para los animales, una fiscalía contra el maltrato y el fin de los circos

El partido PACMA ya tiene programa electoral para los comicios generales de 2019, cuya lista encabeza Laura Duarte. El documento contiene reivindicaciones tradicionales como el fin de la tauromaquia, acabar con los espectáculos con animales o aumentar las penas de los maltratadores, pero en esta ocasión, el partido también ha reforzado la idea de que la formación defiende tanto los derechos de los animales como los de las personas. Por eso, a medidas como la creación de una Fiscalía contra el maltrato animal o una sanidad pública que incluya las consultas veterinarias se unen otras más sociales, como la defensa de una atención bucodental pública o «la expropiación a los dieciocho meses de los inmuebles vacíos» de los bancos para frenar los desahucios.

El programa, al que ha tenido acceso cuartopoder.es, es visiblemente más amplio que el de 2016 y ocupa hasta 91 páginas. Se divide en tres grandes bloques: el compromiso «con el bienestar y la protección de los animales», con el «medioambiente» y con la «justicia social». Su fuerte es, lógicamente, el desarrollo de los derechos animalistas, muchos de ellos ya presentes en su Ley Cero, que diseñaron durante la anterior legislatura.

Por tanto, la primera apuesta de la formación es la elaboración de una ley general de bienestar y protección de los animales, que actualice y ponga orden en las desiguales legislaciones autonómicas sobre esta cuestión. Esta línea programática contiene la esterilización obligatoria de las mascotas, el sacrificio cero, el fin de los zoológicos y acuarios y de todos los espectáculos y festejos con animales, desde la tauromaquia hasta los circos con animales, incluidas las corridas, encierros, novilladas, rejoneos, sueltas de reses, becerradas, etc. También quieren terminar con la experimentación con animales.

Publicidad

Los derechos de los animales también en la Constitución

En esta misma línea, se oponen a la caza y a la pesca deportiva, con especial atención a la conservación del lobo ibérico. Creen que cada vez más españoles son partidarios también de poner fin a las granjas peleteras, donde se somete a los animales a una crueldad extrema.

En su propuesta de modificación de la Constitución, no solo proponen blindar las pensiones en la Carta Magna, sino también «el reconocimiento de los derechos de todos los animales»

Una fiscalía contra el maltrato animal

Pero la ampliación de estos derechos, tiene que ir acompañada de su protección efectiva. Por ello, quieren crear varias figuras específicas, como una fiscalía contra el maltrato animal, un observatorio o la creación del defensor de los animales, nombrado por las Cortes Generales y «con facultades de inspección, investigación y denuncia».

También creen que hay que modificar el Código Penal para «aumentar las penas de los delitos de maltrato animal para que los culpables ingresen en prisión». En la actualidad la pena máxima por matar un animal es de 18 meses y, por tanto, si el condenado no tiene antecedentes no entraría en la cárcel. 

PACMA también propone aumentar las plantillas del Seprona y los cuerpos policiales para intensificar «la investigación y persecución de los casos de maltrato animal».

Menos ganadería y más agricultura

Además de acabar con las polémicas macrogranjas, en las que encuentran un problema ético y medioambiental, PACMA quiere extender un mayor control a explotaciones ganaderas, avícolas y
cunículas. Para ello, proponen «aprobar una mayor carga impositiva al sector ganadero», aumentar las  inspecciones a las instalaciones y «prohibir las campañas institucionales de promoción y publicidad del sector» en favor de otras que informen sobre «los beneficios para la salud de una dieta
sin productos de origen animal» o «que muestren la situación que viven millones de animales en las granjas».

La piscifactoría no se escapa de su punto de mira. Se opone a la concesión de nuevas licencias de apertura de instalaciones «de cría intensiva y apuesta por el cierre de las ya existentes».

En otro apartado separado, PACMA cree que es necesario «fomentar las subvenciones a la agricultura en detrimento de las que recibe la ganadería«. De hecho, para proteger este primer sector apuesta por «impulsar una negociación» entre los agentes implicados para fijar «unos márgenes de precios mínimos» que permita la subsistencia de los agricultores.

Un sistema público de salud para los animales

PACMA quiere implementar un sistema público de salud para los animales, cuya financiación saldría tanto de los presupuestos del Estado como de los de las comunidades autónomas. Esta red de recursos atendería a las necesidades de los animales en refugios o en aquellos hogares con familias en
situación de vulnerabilidad. También abogan por realizar «campañas subvencionadas» de esterilización de animales para «personas sin recursos y gestores de colonias felinas».

El programa electoral también plantea reducir el IVA de la atención veterinaria al tipo superreducido del 4% y que las protectoras pasen a ser perceptoras de los fondos a través de la casilla del 0,7% del IRPF de la declaración de la renta para entidades sociales.

La lucha contra el cambio climático

El programa dedica un bloque entero a la protección del medioambiente. Parte desde propuestas básicas, como la aprobación de una ley estatal contra el cambio climático, hasta otras más particulares, como la necesidad de reducir el consumo de alimentos de origen animal.

La descarbonización del transporte, la promoción del autoconsumo energético o la aprobación de una ley estatal de residuos basada en la reducción y la economía circular son otras de las propuestas legislativas del documento, que también plantea la necesidad de una nueva ley del bosque. Se oponen frontalmente al fracking y las prospecciones petrolíferas en las costas y prometen la prohibición del glifosato, así como el de «otros herbicidas y plaguicidas peligrosos».

Sin entrar en muchos detalles, también apuestan por la fiscalidad verde, el apoyo al mundo a rural y la educación ambiental.

En este mismo bloque también incluyen la lucha contra la contaminación acústica y aspiran a satisfacer una de las demandas de los ciudadanos con mascotas: prohibir los artificios pirotécnicos, desde los petardos a los fuegos artificiales.

La lucha contra la pobreza: economatos sociales

Dentro del bloque de justicia social, la primera necesidad a cubrir es la de los servicios básicos. Para que nadie deje de tener acceso a los alimentos propone políticas que «prevean economatos sociales» y «acuerdos» con los comercios locales para garantizar el acceso a los alimentos con «precios bonificados en función de la renta disponible».

En este apartado, la colaboración con las comunidades autónomas es clave. También apuntan a «la creación de programas de huertos urbanos, «destinados a personas desempleadas y/o en riesgo de exclusión social» para que tengan garantizados «una canasta básica de productos».

En este mismo sentido, PACMA promete impulsar convenios con las compañías de electricidad y agua que desemboquen en medidas como un «precio social» para familias con bajos ingresos o el «establecimiento de un mínimo vital de agua de determinados metros cúbicos por persona y mes», sin coste para los usuarios en exclusión social. Además, incluyen una renta mínima de inserción teniendo como referencia la del País Vasco, una de las más generosas del Estado. 

Más nutricionistas en hospitales y centros de salud

PACMA deja claro que hace apuesta por la sanidad pública y de calidad y, por tanto, se opone al copago.

El programa promete la convocatoria de plazas de dietistas-nutricionistas en hospitales y centros de salud para que España deje de ser «el único país de Europa que apenas cuenta con estos profesionales en su sistema público de salud».

Si para muchos españoles ir con regularidad al dentista es un hábito prohibitivo, PACMA defiende el avance hacia una «atención bucodental gratuita, con una asistencia dental básica para todas las personas», con especial atención a menores y personas en situación de vulnerabilidad.

Copyleft para los libros escolares

El partido animalista también cree en una educación pública fuerte. Por ello, promete un aumento de fondos para becas, plazas públicas «suficientes» para los niños de 0 a 3 años y gratuidad y libre acceso a libros de texto en Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato que vehicularían a través de la puesta en marcha de un proyecto que elabore los libros con licencia copyleft, de distribución y copia libre.

En otro plano distinto, el partido también apuesta por el desarrollo de las lenguas cooficiales y la protección de las lenguas vernáculas.

Empleo

Los animalistas son partidarios de derogar la reforma laboral de 2012 que aprobó el expresidente Mariano Rajoy, además de introducir medidas para paliar las desigualdades entre hombre y mujer dentro de las empresas. También dedican un apartado especial a propuestas que garanticen que las personas con discapacidad se integren en el mundo laboral .

Además de la reactivación de la industria, ven necesaria la renovación del sector de la construcción, que evite los males que llevaron a la crisis de 2008 y que camine hacia la creación de un modelo sostenible. Esto supondría centrarse, por ejemplo, en la rehabilitación energética de edificios.

Para fomentar el emprendimiento proponen la creación de un fondo de financiación para » facilitar el
acceso de autónomos/as y pymes a líneas de crédito a interés cero», entre otras medidas.

Un plan de rescate de la vivienda

Identifica la falta de vivienda como uno de los grandes problemas del país, por ello propone un plan de rescate de la vivienda, que incluyen la paralización de los desahucios en el parque dependiente de
las administraciones públicas o la creación de una Oficina en defensa de la vivienda, que ofrezca información, asesoramiento o intermediación.

También se incide en la apuesta por la vivienda social. PACMA quiere garantizar el acceso a este derecho, un empeño que incluye «la expropiación a los dieciocho meses de los inmuebles vacíos que sean propiedad de bancos e inmobiliarias subsidiarias de entidades financieras».

Mejoras democráticas

Tras proponer mejoras sobre justicia fiscal o sobre la lucha contra el fraude, PACMA apunta también a la regeneración de la vida democrática. En este sentido, cree que hay dos reformas necesarias: los requisitos de las Iniciativas Legislativas Populares y la Ley Electoral. En esta última, apuesta por un cambio en el sistema de circunscripciones, por aumentar el número de diputados a 400, una subida que se sufragaría con la supresión de las Diputaciones Provinciales, o por cambiar la fórmula D’Hondt por la Hare, que consideran más proporcional.

También proponen el fin de los acuerdos entre España y la Santa Sede y las demás
religiones. En la recuperación de derechos democráticos, también incluyen la derogación de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, conocida popularmente como ‘Ley mordaza’.