Unidas Podemos para en Carabanchel para reclamar la lucha de clases

  • Alberto Garzón encabeza un mitin en Madrid con candidatos al Congreso, europeas y autonómicas de Unidas Podemos

El centro cultural Lázaro de Carreter de Carabanchel ha sido el escenario madrileño de de campaña Unidas Podemos. Unas 250 personas se han dado cita a las 19 horas para escuchar los parlamentos del candidato por Málaga y coordinador federal de IU, Alberto Garzón, los candidatos por Madrid, Enrique Santiago y Gloria Elizo, las candidatas a las elecciones europeas de mayo, María Eugenia Rodríguez Palop y Sira Rego, y las candidatas de Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid En Pie a las autonómicas madrileñas, Isa Serra y Sol Sánchez, que han celebrado el primer acto juntas desde que el pasado viernes se cerrara, a última hora, la confluencia.

Durante el acto, todos los intervinientes han hecho mención al carácter popular y obrero del barrio de Carabanchel y han apostado por un lenguaje en el que la lucha de clases ha estado presente en todo momento. Unidas Podemos tiene como gran reto para estas elecciones superar la abstención en zonas de renta más baja, precisamente donde la abstención es mayor según demuestran las estadísticas y donde el perfil sociológico debería de inclinarse más por Unidas Podemos y la izquierda.

«Los barrios ricos votan más que los pobres», ha expresado Garzón. Así, Garzón ha contrapuesto los recortes en Sanidad y en servicios públicos frente al rescate que el Gobierno Rajoy hizo al sistema financiero o a las autopistas y ha alertado de la voluntad de las derechas y ultraderechas de hacer desaparecer «los servicios públicos tal y como los conocemos, la democracia tal y como la conocemos».

Publicidad

«La reforma laboral, no para buscar trabajo, sino para recortar salarios de los que aún tenían trabajo», ha criticado, apostando por la derogación de las reformas laborales de PP y PSOE y ha pedido el voto para Unidas Podemos frente al PSOE «vaya a ser que haya votos del PSOE que vayan a Marcos de Quinto como ministro de Trabajo».

Garzón, además, ha reconocido a Sánchez Mato, que se encontraba entre el público, como candidato a las elecciones municipales en Madrid y ha contado una anécdota sobre el aspirante a la Alcaldía, de quien ha dicho que «ha sido expresión política de esa capacidad de enfrentarse al poder económico, lo que tiene un coste». «En un momento determinado, le cayó una querella, se la puso Villarejo», para más adelante asegurar que le ofrecieron «quitar la querella si Podemos quitaba la suya a Villarejo». «Para los corruptos somos lo mismo, IU y Podemos, porque buscamos una alternativa», ha dicho, celebrando la unidad entre estas formaciones a nivel estatal, para las europeas, pero también en la Comunidad de Madrid.

«Es un lujo estar en un barrio cargado de lucha, Carabanchel, el barrio de Marcelino Camacho y Josefina Samper», ha asegurado Rego, la candidata a las europeas. «No queremos elegir entre xenofobia y el otro escenario, el Ibex 35, el del PSOE y Ciudadanos», ha añadido. También ha participado la cabeza de lista a estas elecciones europeas, Rodríguez Palop, quien ha afeado ser de «la primera generación que vamos a vivir mejor que nuestros padres y peor que nuestros hijos».

También han tomado la palabra Isa Serra y Sol Sánchez, compañeras de candidatura autonómica. Sánchez ha expresado la importancia de que las periferias de las ciudades entren en política, «donde vive la clase trabajadora donde se escenifican las desigualdades». Ha puesto como ejemplo que Usera y Carabanchel son los distritos de Madrid donde más proliferan las casas de apuestas.  Serra se ha mostrado orgullosa de que haya candidatura de unidad y ha criticado el «modelo aguirrista, con corrompidos y corruptores» que ha gobernado durante años la Comunidad de Madrid y ha hecho un llamamiento para acabar con esto, declaranco a Isabel Díaz Ayuso, la candidata del PP a la Comunidad como la «heredera del modelo aguirrista».

Gloria Elizo, candidata al Congreso por Unidas Podemos, ha hecho referencia a los casos destapados recientemente sobre las cloacas del Estado en connivencia con algunos medios de comunicación que se han destapado en los últimos días, definiéndolos como «el miedo de los poderosos ante una realidad posible».

También ha subido al escenario Enrique Santiago, número tres por Madrid de Unidas Podemos al Congreso, quien ha asegurado que «se empieza a notar en las encuestas la fuerza irrefrenable de Unidas Podemos. La unidad puede cambiar las cosas, puede disputar el poder a los que lo han ostentado». Ha criticado la «ayuda de esas izquierdas que se dicen izquierdas, pero son dóciles y sumisas al sistema para apuntalar ese tipo de gobierno», en referencia a posibles entendimientos entre PSOE y Ciudadanos. Por ello, ha reivindicado la unidad de las izquierdas, en clara referencia a la Comunidad de Madrid.