Iglesias pide una oportunidad para gobernar y demostrar que “se pueden cambiar las cosas”

  • Mitin de Pablo Iglesias en Valencia

La caravana del candidato a la Presidencia del Gobierno por Unidas Podemos, Pablo Iglesias, llegaba este miércoles a Valencia donde se disputan también las elecciones autonómicas el próximo 28 de abril. Iglesias ha intervenido retando directamente a Pedro Sánchez a que participe en los dos debates televisivos que están sobre la mesa, el de TVE, al que el socialista ya ha dicho que irá, y al de AtresMedia, al que, de momento, no asistirá.

«El debate de ayer fue muy importante, en el de ayer mucha gente decidió el voto», considera Iglesias, asegurando que «cualquier candidato debería estar obligado por ley a ir a debates en la televisión pública, que es un servicio público». «Lo razonable es que tengamos la obligación de ir a los dos debates, nosotros estaremos en los dos. Se está tomando el pelo a la gente», ha proseguido el líder de Podemos, argumentando que «es clave que nos vean debatir de empleo, vivienda, fondos de inversión, sanidad pública, educación pública. En unas elecciones todos los candidatos tenemos que tener disponibilidad todos los días para debatir cuando se nos invite. Esto va de respeto a los ciudadanos españoles. Para devolverle la dignidad a esta campaña, estamos obligados a ir a los dos, a la pública y a la privada».

Más adelante, en su intervención, el candidato morado ha pedido «una oportunidad de gobernar, una legislatura en la que estemos en el gobierno para ver si, efectivamente, podemos cambiar algunas cosas». «Hay quien dice que las cosas no se pueden cambiar, lo que ha ocurrido en los últimos días, demuestra que sí se puede. Si la política no sirviera para cambiar las cosas, las empresas energéticas no comprarían expresidentes y exministros, el despacho de abogados Quatrecasas no compraría a Soraya Sáenz de Santamaría, no habría millonarios que se comprarían periódicos o cadenas de televisión que no son rentables», ha dicho, añadiendo: «Las oligarquías tienen conciencia de clase, saben lo que significan representantes políticos, se los compran».

Publicidad

Ha tenido palabras, también en esta ocasión, contra las cloacas del estado. Las ha definido como el «miedo de las oligarquías al cambio, tienen una estructura de cloacas para cambiar el sentido del voto cuando no te pueden comprar«. «Hay una lección democrática que podemos dar; en este país, por primera vez, el voto de la gente modesta puede valer más que las compras de políticos», ha proseguido. Por ello, quiere gobernar, para «hacer cumplir artículos de la Constitución para proteger a la gente humilde de este país». «Las urnas están abiertas, quiero hacer un elogio a las redes sociales más tradicionales, el boca-oreja, llevad la Constitución en el bolsillo y discutir con los vecinos qué hay que hacer para cumplir los artículos», ha animado a los asistentes al acto valenciano.