El PSOE recuerda que no basta con ganar para frenar a la ultraderecha: hay que gobernar

1

Al ritmo de ‘Resistiré’ o ‘Dime que me quieres’ y dándose un baño de masas con 6.000 personas en el público ha cerrado el líder socialista, Pedro Sánchez, la campaña electoral en el Parque Central de Valencia. En el acto le ha acompañado el president Ximo Puig, que también se juega revalidar su cargo en las urnas este domingo. Antes de la jornada de reflexión, que el líder del PSOE pasará con su familia, ha querido llamar a la participación con sus últimas palabras: “¡A votar, a votar y a ganar!”.

El presidente del gobierno ponía fin así a una campaña intensa, a veces bronca, pero en la que por primera vez en mucho tiempo el PSOE tiene expectativas de ganar. En 2015 y 2016, la posibilidad de un sorpasso de Podemos agobiaba a los socialistas, pero en 2019 las encuestas les sitúan como claros ganadores. Sin embargo, el recuerdo de los comicios andaluces, donde la abstención fue una de las responsables de que el PSOE perdiese el gobierno, tampoco da margen para la tranquilidad. “Gobernar es ganar. No vaya a ser que ganemos las elecciones, seamos la primera fuerza política el próximo domingo y el lunes amanezcamos con un gobierno de Casado como presidente, de Rivera acompañándole en algún ministerio y con la ultraderecha a los mandos de la política”, apuntaba el presidente del gobierno en su último mitin.

No ha reservado ninguna sorpresa para su discurso final y ha seguido las mismas líneas que en el resto de la campaña. Sin riesgos. Sánchez ha usado los meses de su gobierno como “una carta de presentación”, ha apelado de manera constante a la movilización y ha recurrido a la amenaza real de que surja de las urnas un gobierno de las tres derechas. Ha sido especialmente duro con Ciudadanos: “Ha dejado el centro, la derecha, y ha abrazado la ultraderecha en un ejercicio de sectarismo que va a pagar caro el próximo domingo”, ha llegado a decir sobre Rivera.

Publicidad

El cordón sanitario que Albert Rivera le impuso al PSOE en campaña ha dejado libre el espacio de centro, una oportunidad que Sánchez quiere aprovechar para recuperar los votos que durante años se pronosticaban en los naranjas. El gobierno de Andalucía, compartido entre PP y Ciudadanos con apoyo de Vox, se ha convertido en el argumento más repetido de la campaña de Sánchez, que en esta ocasión ha apelado a su experiencia con otros liberales europeos: “La gente que defiende los mismos postulados que Rivera o el PP se enorgullecen de decir que nunca jamás serán presidentes del gobierno con el voto de la ultraderecha en sus países", decía pocas horas después de que Casado abriera la puerta a un gobierno con Vox.

La única certeza que deja la campaña es que Sánchez va en cabeza en las encuestas y podría ganar las elecciones, pero eso no le garantiza el gobierno. Muchos temen que los sondeos no hayan sido capaces de detectar una parte del voto de Vox que puede estar agazapado hasta el 28 de abril. La derecha está dividida, pero sus votantes podrían estar muy movilizados.

Sánchez también ha lanzado un último mensaje para los nacionalistas catalanes. Asegura que el PSOE es el “único partido que defiende el estado de las autonomías”, pero advierte de que no consentirán ni “la quiebra de la Constitución” ni un referéndum de independencia en Catalunya.

"La amenaza más peligrosa"

A Pedro Sánchez le han precedido en el escenario la candidata socialista a la alcaldía de Valencia, Sandra Gómez, el secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

Gómez ha sido la primera en subirse al escenario y ha empezado fuerte: “En dos días, nos enfrentemos a la amenaza más peligrosa a la que se ha enfrentado España en los últimos 40 años”, advertía sobre la posibilidad de que “la España de hace 40 años vuelva”, un país “machista", "racista", “homófobo” o “del odio”.

Ximo Puig también ha agitado el discurso del miedo: “Hay que dar una respuesta a ese populismo conservador que está sacando lo peor que existe en el ser humano”. Además, el presidente de la Generalitat ha mencionado algunos de los retos que Sánchez y él deberán abordar juntos si logran revalidar sus cargos, desde la financiación autonómica hasta la protección de la naranja valenciana.

Sánchez se ha comprometido a volver a la Comunidad Valenciana después de las elecciones de mayo para la toma de posesión de Ximo Puig como presidente del gobierno central. Veremos si las urnas, primero de abril y después de mayo, pueden materializar las intenciones del presidente.

 

1 Comment
  1. florentino del Amo Antolin says

    Sara, la campaña terminó, con ella, las apologías, sacar el pecho y mirarse el ombligo. Detrás de este partido hay tanta historia… y ¡ tan mala !, que duele señalar en estos momentos. Pero, la reflexión hay que hacerla, por mucho miedo que dé la ultraderecha. Sánchez llegó a la Presidencia, no por voluntad propia; le hicieron el trabajo «otros» demostrando que sí «se podía»… Rearmó el PsoE desde el Gobierno, usando los privilegios de primera mano, pero sobretodo el CIS. Esa lanzadera fáctica, que solo la pueden manipular los adeptos al régimen bipartidista; tienes que estar homologado, por eso cualquiera no la puede manejar…
    Es penoso escuchar luego que: ¡ Hay que tener cuidado por lo que pasó en Andalucía ! y ¿ por meter a Ciutadans en el ejecutivo, no ?. La derecha ultra está donde estaba y aprobais juntos en comandita, con toda la nocturnidad y alevosía el 135; burlando el Congreso donde reside la verdadera representación plural cívica.
    Ahora, nos vienen con otro mensaje más redentor… ¿ Para quién es el mensaje ?. Para el parado ? pensionista, estudiante, igualdad, de Memoria Histórica. O es para las empresas y puertas giratorias ?. Transformar el voto inútil en útil, no es fácil teniendo la credibilidad en las antípodas, por toda una larga trayectoria, en: Cesiones, concesiones, proposiciones. Con el agua de borrajas social, con las etiquetas puestas de «vendidos». ¿ A quién ?. ¡ Eso será otro capítulo ( de capitular )… es lo mismo de siempre y en » B » !. https://uploads.disquscdn.com/images/3ae5db8e25108416224887163e74eb7f50bea38f5119154ece8854ce684887ec.jpg https://uploads.disquscdn.com/images/435b970f994938c01ef0ae56c0cfdea3780666fc60537b3edb7511b901be6c5b.jpg Ahora, no se llaman: PP+C´S+UPN. Ahora son Navarra suma, ni + ni menos… ¿ como se puede tomar el nombre de una Comunidad, por aquellos que la quieren eliminar ?. Así es el camaleonismo populista ultra !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.