Colectivos sociales y ecologistas critican el “pelotazo” de Madrid Nuevo Norte

El proyecto Madrid Nuevo Norte ha obtenido este lunes 'luz verde' de forma inicial en el pleno de Cibeles 26 años después de ponerse sobre la mesa el plan que dará forma al norte de la capital, y lo ha hecho con el voto favorable de todos los partidos con representación en el Consistorio: PP, Más Madrid, Ciudadanos, PSOE y Vox. Por su parte, organizaciones como Ecologistas en Acción, Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAVM) y otras agrupadas en la Plataforma Zona Norte han criticado la operación, a la que califican de "pelotazo".

Tras obtener el visto bueno, se enviará para su aprobación definitiva a la Comunidad de Madrid, al ser la administración que debe autorizar finalmente la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente. La previsión es que las obras de urbanización arranquen a finales de 2020 (fase que deberá estar concluida en 2028) en una remodelación que tiene un plazo previsto de ejecución de 24 años.

El proyecto contempla la construcción de 10.500 viviendas, el 24 por ciento de ellas con protección pública, la remodelación de la estación ferroviaria de Chamartín y la creación de un nuevo centro de negocios anexo, dentro de un ámbito que comprende 3 millones de metros cuadrados.

Publicidad

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han celebrado el "día histórico" que supone la aprobación, por unanimidad, de Madrid Nuevo Norte, conocida como Operación Chamartín, un plan que parecía "maldito", y que a su juicio sienta las bases de lo que será su gobierno, un ejecutivo de "desbloqueo" y de "dar buenas noticias".

Ante los medios de comunicación, y frente al Ayuntamiento, ha comparecido también las organizaciones críticas con la aprobación. "La Operación Chamartín no beneficia ni a los vecinos ni al conjunto de la ciudad. El desequilibrio territorial norte-sur será aún mayor. Se trata de un pelotazo en toda regla", ha afirmado Quique Villalobos, presidente de la FRAVM. Por su parte, Nines Nieto, portavoz de Ecologistas en Acción Madrid ha destacado que "no es sostenible construir más de 20 rascacielos sobre una losa de hormigón pintada de verde" y que además, "se dará una situación de colapso en el transporte".

También desde IU Madrid y la candidatura Madrid en Pie se ha criticado duramente esta operación. Este proyecto fue uno de los puntos de ruptura interna en Ahora Madrid durante el pasado mandato liderado por Manuela Carmena. Hoy, todo Más Madrid ha votado a favor del proyecto. Dos concejales de la corriente Madrid129, Javier Barbero y Carolina Pulido, han lanzado un comunicado crítico con la operación pese a su voto favorable.