El PCM no confluirá con fuerzas que no exijan la paralización de la Operación Chamartín

  • Esto dificulta mucho una candidatura unitaria con la plataforma de Carmena y Errejón, Más Madrid
  • Apuestan por primarias proporcionales y un programa vinculante

El Partido Comunista de Madrid (PCM) ha decidido este fin de semana en una reunión de la Comisión Permanente Ejecutiva las líneas a seguir en cuanto a la confluencia de cara a las elecciones autonómicas y municipales de mayo de la Comunidad de Madrid y ha analizado la situación en la que se encuentra la izquierda tras los acontecimientos de las últimas semanas. 

Según un documento al que ha tenido acceso cuartopoder.es, en el que se explican las líneas que el PCM traslada a IU Madrid para defender en la reunión que se celebra hoy con Más Madrid, el equipo de Íñigo Errejón, así como con Equo y Anticapitalistas (Podemos no asistirá y no dialogará con Más Madrid hasta que conforme su propia candidatura), la Operación Chamartín será una línea roja para IU y el PCM, tal y como contó este medio. Así, el PCM apuesta por una "candidatura que habrá de ser incompatible con los pelotazos urbanísticos y el saqueo organizado por los poderes financieros. Por tanto, no se podrá construir un espacio colectivo con formaciones que no exijan o inicien la inmediata paralización de la llamada Operación Chamartín".

Esto dificulta mucho el llegar a un entendimiento con Más Madrid, una vez que la pata municipal de esta plataforma a nivel municipal, la de la alcaldesa Manuela Carmena, no solo no ha criticado lo que supone esta operación urbanística, sino que la ha defendido. Otro aspecto fundamental para los comunistas madrileños es un programa vinculante y una una "carta de sugerencias". "El programa no puede ser un mantra vacío de contenido. Pretendemos mejorar, ampliar y fortalecer el espacio Hacer Madrid para construir y asumir un programa de mínimos vinculante y cuyo cumplimiento sea irrenunciable. En ese sentido, es necesario también habilitar mecanismos y metodologías de rendición de cuentas (asambleas populares, revocatorios, etc.) que vinculen a las futuras personas electas en la Asamblea de Madrid y los municipios", explica el documento.

Publicidad

Para el PCM, la conformación de la candidatura "ha de pasar de forma inevitable por un proceso realmente democrático, con primarias proporcionales y participación de amplios sectores populares en su conformación. Un proceso que trascienda el marco de las organizaciones". En otro orden de cosas, apuestan por la identificación de las candidaturas tanto a nivel autonómico como municipal, de este modo, "no es factible, por tanto, el planteamiento de concurrir en la Comunidad de Madrid y competir en Madrid Ciudad".

El PCM reconoce el acuerdo marco de ámbito estatal al que llegaron Podemos, IU y Equo y apuesta por la coalición como fórmula jurídica: "La fórmula jurídica será la coalición y se vinculará a los acuerdos entre IU y Podemos en el ámbito estatal (que denominan la coalición como Unidas)". Aún así, ven una oportunidad en que esta confluencia pueda superar lo estrictamente electoral y que sirva como germen de una reivindicación del PCE de hace tiempo: "La construcción de un auténtico movimiento político y social y la superación de IU". Sobre el nombre de la candidatura, apuestan por "una denominación y una vocación superadora de formatos pretéritos. No habrá pues, preeminencia de ninguna organización en visibilidad y fuerza sobre otras". Es decir, ponen en duda que el nombre sea "Unidas Podemos". Por último, ponen como fecha límite para aclarar la actual coyuntura el 15 de febrero, cuando IU Madrid celebrará una Asamblea Político y Social.