GOBIERNO DE COALICIÓN

Noelia Vera, posible portavoz parlamentaria, y otras piezas del puzle de Unidas Podemos

  • Montero podría ser la ministra de Igualdad y Belarra entrar en alguna secretaría de estado
  • Unidas Podemos podría tener hasta cuatro ministerios, además de la vicepresidencia de Iglesias

1

La más que probable entrada en el gobierno de Unidas Podemos, en caso de que Pedro Sánchez recabe apoyos suficientes para su investidura, conlleva una reestructuración de los cargos públicos de la confluencia de izquierdas. No solo está por ver quién entrará en el Consejo de Ministros (se barajan tres o cuatro ministerios para Unidas Podemos, además de la vicepresidencia social para Pablo Iglesias), sino también en otros niveles del organigrama gubernamental y en cómo se organiza el Grupo Parlamentario Confederal.

Así, la actual portavoz de la formación morada, Noelia Vera, la responsable de tratar con los medios de comunicación la mayoría de los lunes tras las reuniones de la Ejecutiva de Podemos, podría tomar las riendas, cuando eche a andar la XIV Legislatura, del Grupo Parlamentario Confederal Unidas Podemos, que este año contará con 35 diputados. De estos, 23 son de Podemos, tres de IU, siete de la confluencia catalana En Comú Podem y dos de Galicia En Común.

En un momento en el que reinan las suposiciones y en el que todavía no está cerrada ni siquiera la composición y el organigrama del posible ejecutivo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, Vera tiene bastantes cartas a su favor para ser la próxima portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, un cargo que hasta ahora lo desempeñaba Irene Montero y, cuando esta estuvo de permiso por maternidad, Ione Belarra. Esto significa que tanto Montero como Belarra tienen bastantes posibilidades de entrar en el gobierno que se conforme para la próxima legislatura, a falta de que todo esto se concrete y se materialice.

Publicidad

Vera, persona de la total confianza de Iglesias, ha destacado como portavoz de la Ejecutiva en los últimos años. Los últimos meses en solitario, antes en tándem con Pablo Echenique, hasta que después de las elecciones de mayo fuera sustituido por Alberto Rodríguez como secretario de organización de Podemos. Diputada por Cádiz y periodista de formación y profesión, Vera ha brillado en su labor parlamentaria por ser la portavoz de la Comisión Mixta de Control de RTVE en la XII Legislatura.

Todas las señales indican que la número dos del partido morado, Montero, pasaría a ser ministra de Igualdad, con el principal reto programático de dotar de contenido económico a la ley y el Pacto de Estado en materia de lucha contra la violencia de género. Por su parte, Belarra, quien sería la sustituta natural de Montero como portavoz parlamentaria, podría ir a un escalafón gubernamental inferior al Consejo de Ministros. Por ejemplo, a alguna secretaría de estado.

Si Belarra entra en el próximo ejecutivo, según distintas fuentes consultadas por cuartopoder y sin que esta decisión esté cerrada, Vera tomaría las riendas del grupo palamentario como portavoz. Por su parte, Pablo Iglesias seguiría siendo el presidente del grupo, cargo que se puede compaginar con formar parte del Consejo de Ministros y ser vicepresidente del Gobierno en materia social, tal y como ya se ha anunciado. Jaume Asens, como portavoz del subgrupo En Comú Podem seguiría participando en los grandes debates en los que participan y se reparten el tiempo las distintas confluencias. Por parte de Galicia En Común, podría tomar la palabra desde la tribuna Antón Gómez Reino.

Y es que la otra diputada de la confluencia gallega, Yolanda Díaz, tiene muchas papeletas para ser ministra de Trabajo y Migraciones. Una cartera de la que se desprendería Seguridad Social, las pensiones entre otras cuestiones, que no dependería de Unidas Podemos y la conservarían los socialistas. Una nueva subida del SMI en la próxima legislatura es uno de los retos principales que abordar desde esta cartera. El otro ministerio que suena con fuerza para Unidas Podemos es Universidades, competencia que se desgajaría de Ciencia e Innovación, tal y como se encuentra ahora en el organigrama gubernamental.

En un momento sonó para ser el responsable de Universidades Pablo Echenique, pero la voluntad de la confluencia catalana, Catalunya En Comú Podem, de estar en el Consejo de Ministros sugiere que será una persona catalana la que desempeñe esta tarea. Por ello, hay quien ve de nuevo un tándem Vera-Echenique mudado de Princesa al Congreso, a las labores parlamentarias.

Así, los catalanes Joan Mena o incluso un regreso de Xavier Domènech han sonado en algunos corrillos periodísticos para la gestión de Universidades. En las quinielas está Rosa Lluch, quien fue candidata al Senado por En Comú Podem en los pasados comicios de noviembre y es profesora de Historia Medieval en la Universidad de Barcelona. Por otro lado, Alberto Garzón, coordinador federal de IU, una vez que la militancia ha apostado por entrar en el ejecutivo de coalición en la consulta interna, podría estar al frente del cuarto ministerio, aunque hay quien le sitúa en Trabajo. Difíciles quinielas.

1 Comment
  1. Florentino says

    … Las quinielas, no son fáciles, ni difíciles. Son quinielas futuribles que no llevan a ningún sitio. Serán válidas, pero hay que dejar hacer Sato; muchos de los nombres expuestos gozan de verdadero carisma, que cotejado en actuaciones en el Parlamento, dejan alto el pabellón en defensa de esa ecuanimidad social, radicalmente necesaria. Un tiempo nuevo se abre, y con ello las oportunidades en representar los sustratos necesitados, de una sociedad que no quiere darse de cuenta el despilfarro en infraestructuras, privatizaciones, prevaricaciones… En un País en blanco y negro, para esas clases bajas ¡ que existen ! y resisten de una forma Numantina… Al Estado intervenido, siendo manejado desde lugares bien distantes; europeos pero distantes.
    Esperando que los contactos, produzcan consensos, trenzando las alianzas con la estrategia de llegar lejos, pués el corto placismo conlleva la inmediatez, sin desarrollar un navegador duro pués estas quinielas no favorecen nada. Son especulaciones, pero tangibles… ¡ Nada !. Ojala se cumplan algunos y podamos felicitar, y facilitar los retos más ambiciosos. Sato, lo dejamos con la ilusión, como otras veces hemos criticado… ¡ Ahora, nos jugamos demasiado, la miseria se gestiona fatal. Hay que estar atentos !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.