CUMBRE DEL CLIMA

Guía para no perderte en la COP25: cuándo, cómo y qué se decide

  • "Los estudios científicos más recientes traen noticias poco tranquilizadoras para esta COP25. 2018 ha vuelto a registrar un triste récord de emisiones"
  • En esta COP25 se ha elegido como lema “Tiempo de actuar” porque esta es la última cumbre antes de que se pongan en marcha los Acuerdos de París

1

Del 2 al 13 de diciembre tiene lugar en Madrid la Conferencia de Partes (COP), el órgano supremo de la Conferencia Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC, por sus siglas en inglés). Cada año se celebra y esta es su edición número 25. Este tipo de cumbres, a las que acuden decenas de miles de personas de todos los países del mundo, normalmente se organiza durante un año. Sin embargo, España se ha convertido en el anfitrión improvisado de esta edición y solo ha tenido un mes para prepararse.

Esta COP25 se ha visto marcada por la problemática que atraviesa Chile, donde estaba previsto que se realizara el evento. El Gobierno chileno decidió no realizar la cumbre debido a la grave crisis social y política que se vive en el país, con el resultado de una veintena de personas muertas y más de 2.000 heridas. El presidente en funciones, Pedro Sánchez, se ofreció a hacer de anfitrión, manteniendo la presidencia de Chile, un gesto no exento de polémica por las violaciones a los derechos humanos que buena parte de la sociedad civil achaca al Ejecutivo de Sebastián Piñera.

Además, los estudios científicos más recientes traen noticias poco tranquilizadoras para esta COP25. 2018 ha vuelto a registrar un triste récord de emisiones. Recientemente, un equipo de científicos de la Universidad de Exeter han planteado en la revista 'Nature' que el planta puede estar entrando ya en el punto de “no retorno” del cambio climático. “La estabilidad y la resiliencia de nuestro planeta está en peligro”, han advertido los autores, que emplazan a reducir las emisiones para ralentizar el proceso, ni siquiera para detenerlo. El reciente informe Emission Gap (Brecha de emisiones), facilitado por la ONU, advierte que las emisiones han aumentado una media del 1,5% anual en la última década cuando deberían reducirse un 7,6% cada año, de aquí a 2030, para evitar un aumento de la temperatura superior a 1,5 grados. Por tanto, hay un reto gigantesco.

Publicidad

¿Cuáles son los antecedentes de esta COP25?

La Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, desde que entró en vigor en 1994, se celebra anualmente. La primera COP fue en Berlín, en el año 1995, y la última tuvo lugar el año pasado en Katowice (Polonia). Está integrada por los Gobiernos de los países y su objetivo es articular una acción común que logre reducir la emisión de gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático.

Hasta la fecha la cumbre más importante ha sido la de 2015, la COP 21, en la que los países se marcaron el objetivo más ambicioso: los Acuerdos de París, sucesores del Protocolo de Kioto, que establecen como meta que la temperatura media del planeta en 2100 no supere los 2ºC con respecto a los niveles pre-industriales, aunque los esfuerzos deberían encaminarse hacia un incremento medio menor: 1,5 ºC. El tratado tardó solamente un año en ratificarse y quedó desprovisto de las herramientas necesarias para dar cumplimiento a los acuerdos, que entran en vigor en 2020. Llegados a la COP25, todavía quedan flecos que deberían resolverse.

¿Quiénes vienen a la COP25?

El número de partes es de 196 e incluye a casi todos los países del mundo, junto con la Unión Europea, que está reconocida como parte, al igual que los países que la componen. Se espera que a lo largo de la cumbre acudan unos 20.000 visitantes, entre ellos, 40 jefes de Estado y presidentes de todos los continentes, así como representantes políticos y destacadas organizaciones internacionales.

Una de las protagonistas será Greta Thunberg, la adolescente sueca que ha logrado movilizar a miles de jóvenes de todo el mundo para exigir medidas efectivas contra el cambio climático a sus gobiernos. La joven, que no viaja en avión por las emisiones de CO2, estaba en EEUU cuando conoció la noticia de que la cumbre se celebraría en Madrid. Invitada por el Gobierno, zarpó con un catamarán manejado por una pareja de youtubers el pasado 13 de noviembre desde la costa de Virginia y está previsto que llegue a la capital a mediados de la semana que viene. Por contra, el gran ausente será Piñera, el presidente chileno, que ha decidido no viajar a la COP25 para atender los asuntos graves que acontecen en su país.

¿Cómo es el espacio donde se celebra la COP25?

La COP25 ocupará un total de 7 pabellones, que abarcan más de 100.000 metros cuadrados, así como un espacio adicional de unos 13.000 metros cuadrados en sus Centros de Convenciones y salas de reuniones, preparada para albergar a los asistentes a la cumbre.

Habrá dos zonas delimitadas: una zona azul, espacio administrado por Naciones Unidas, donde tendrán lugar las negociaciones de la COP25, la décimo quinta reunión de las Partes en el Protocolo de Kioto (CMP15) y la segunda reunión de las Partes del Acuerdo de París (CMA 2). También habrá una zona verde, que será el espacio dedicado a la participación de la sociedad civil.

¿Qué se decide en esta COP25?

En esta COP25 se ha elegido como lema “Tiempo de actuar” porque esta es la última cumbre antes de que finalice el plazo establecido para que se pongan en marcha los Acuerdos de París, en la próxima COP25 que se realizará en Glasgow. En 2020, fecha marcada por estos acuerdos, los países deben depositar sus compromisos de reducción de emisiones en un documento conocido como Compromiso Nacional de Reducciones o NDC.

Esta cumbre los países (o las partes) deben cerrar el libro de las reglas del Acuerdo de París, todavía a medias. En especial los mayores emisores deberían ofrecer compromisos firmes y señalen políticas claras respecto a unas reducciones ambiciosas de cara a los Acuerdos de París. Los objetivos deberían estar en sintonía con las indicaciones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) respecto a la necesidad de mantener el aumento de temperatura del planeta por debajo del 1,5%.

Esta es una cumbre más bien de “transición” donde se debaten cuestiones políticas de fondo. En concreto, debería haber acuerdos en algunas herramientas, como el desbloqueo del artículo 6, que trata sobre los mercados de carbono y los mecanismos de desarrollo limpio. Y otro de los grandes temas se encuentra en la financiación, en concreto, la del Fondo Verde Para el Clima, que a un año de que entre en funcionamiento aún no ha recibido la financiación necesaria. También tiene un problema similar el Mecanismo de Varsovia, encargado de abordar las peores consecuencias del cambio climático, o los propios mecanismos de revisión de la cuantía de estos programas de financiación.

¿Cuál es el compromiso de España?

Un objetivo vinculante para la UE en 2030 de, al menos, un 40% menos de emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con 1990. España, que actúa bajo el paraguas de la UE, se ha mostrado dispuesta a elevar este objetivo y pasar al 50%, aunque todo dependerá de lo que hagan los países vecinos. Nuestro gobierno apuesta por alcanzar la neutralidad climática en el año 2050. Organizaciones ecologistas como Greenpeace piden objetivos más ambiciosos. Según exigen, la UE debería reducir sus sus emisiones un 65% para 2030 y alcanzar el cero neto para 2040, y España debería convertirse en la punta de lanza de ese cambio.

 

 

1 Comment
  1. Alvaro DEL RIO DISDIER says

    Como guía para no perderse en la COP25 parece todo de vx-almeida: mucho tituleo y buen rollito pero no me sirve para nada.
    Por ejemplo ¿para que se necesitan 28.000 personas de 190 países. Siendo de tràmite hasta Glasgow ¿qué puede avanzar?
    Las acciones paralelas al margen de las oficiales ¿cómo pueden afectar?

Leave A Reply

Your email address will not be published.