LAS IZQUIERDAS

Los impuestos de ERC y comunes devuelven el eje izquierda-derecha a la política catalana

  • ERC y Barcelona En Comú pactan ordenanzas municipales en el Ayuntamiento
  • Los comunes creen que la nueva situación agiliza el desbloqueo de la investidura de Sánchez

1

Las negociaciones entre Govern y comunes en el Parlament han dado lugar a un nuevo acuerdo en materia de impuestos de carácter social y a un alud de reacciones en Catalunya que hacen presagiar un tímido regreso del eje izquierda-derecha a la política catalana, tras años en los que este estaba situado en la cuestión nacionalista: independentistas-unionistas. El acuerdo ha sido labrado principalmente entre ERC, capitaneada por el vicepresident y responsable económico del ejecutivo catalán, Pere Aragonès, y los comunes de Jéssica Albiach. Aunque incumbre a JxCat como socio mayoritario del Govern, ya han salido voces críticas de la derecha nacionalista catalana con las nuevas medidas.

Más allá del disgusto y la polémica mostrada en televisión por la tertuliana Pilar Rahola (portavoz oficiosa del sector neoconvergente de Carles Puigdemont), quien no ha dudado en tildar los nuevos impuestos de "escándalo", desde el grupo de JxCat han asegurado que apoyarán estas medidas impositivas "por responsabilidad", pero han dejado claro que "este no es el modelo de sociedad" de los postconvergentes, la derecha nacionalista catalana. El acuerdo aumenta el IRPF a las rentas altas y elimina exenciones en sucesiones, a la vez que rebaja la carga sobre las rentas más bajas.

Publicidad

Pero, "por responsabilidad" lo apoyarán, ya que es la única manera de sacar adelante los presupuestos del 2020 y poder alargar la legislatura catalana un periodo más. Así, Joaquim Torra, el president de la Generalitat, podrá convocar elecciones anticipadas cuando mejor le convenga a su grupo político y al de Puigdemont desde Waterloo. De no sacar adelante unos nuevos presupuestos catalanes, los actuales llevan prorrogados desde el 2017, la legislatura se asfixiaría de forma inminente.

Publicidad

Aún así, la base social de la antigua Convergència se rasga las vestiduras ante este aumento de presión fiscal a los ricos. Foment de Treball, el empresariado catalán, también ha puesto su queja: "Ni las empresas ni las personas físicas que pagan de forma habitual sus impuestos están dispuestos a admitir más presión fiscal", en palabras de su presidente, el exdiputado de CiU y también vicepresidente de la CEOE, Josep Sánchez Llibre. Coinciden con el diputado en el Paralament del PP, Santi Rodríguez, quien se queja de que se paguen más impuestos en Catalunya, y con Ciudadanos. Lorena Roldán, la portavoz que sustituye a Inés Arrimadas, ve en este acuerdo el embrión de un acuerdo para los presupuestos, y en este, el embrión para un nuevo tripartito.

Si la derecha catalana parece más unida de lo que ha estado en los últimos años, la pela és la pela, las izquierdas de distintos orígenes y procedencias tampoco están muy desacompasadas. El PSC reconoce en los nuevos impuestos algunas de las enmiendas que ha ido haciendo en los últimos años a los gobiernos independentistas de convergentes y republicanos. La CUP, por su parte, afea al Govern que pacte estos impuestos con los comunes, ya que dicen que son unas propuestas que gustan a los anticapitalistas, pero que pactando con los comunes se ahorra el Govern las exigencias independentistas de los cupaires.

"Un nuevo tripartito", avanzaba la portavoz naranja Roldán. No es para tanto, de momento, no hay entente catalana entre ERC-PSC-Catalunya En Comú Podem, ni mucho menos. Pero sí que hay una apertura de ERC a buscar alianzas a la izquierda y dejar de lado la estrategia de acuerdo permanente con los neoconvergentes, con quienes llevan a cabo una batalla en el interior del independentismo por convertirse en la fuerza hegemónica del futuro.

Sin embargo, los acuerdos entre ERC y comunes también se expanden hasta el ámbito municipal. Y es que, tal y como contaba cuartopoder hace unos días, la colaboración entre las izquierdas en los tres niveles (municipal en Barcelona, autonómico en Catalunya y estatal) puede generar estabilidad y desbloqueo en los distintos niveles institucionales. Ayer, Barcelona En Comú y ERC acordaban nuevas ordenanzas municipales y tasas de carácter social y verde. Así, los dos grupos mayoritarios inician un periodo de colaboración tras las tensiones de la pasada primavera.

ERC, Barcelona En Comú y PSC ya estudian unos presupuestos conjuntos municipales para enero, quizás algo más tarde. "Todo ayuda", aseguran fuentes municipales comunes y republicanas, con respecto al llegar a un acuerdo de cuentas para el Ayuntamiento entre las tres fuerzas progresistas y a que se esté en la misma onda a nivel catalán... ¿Y estatal?

Lo estatal, la investidura de Sánchez, lleva otros ritmos, y parecen acelerarse. Si bien es cierto que desde los comunes quieren tomar algo de protagonismo ante las reuniones constantes que mantienen PSOE y ERC, que están copando todos los focos, son estos dos partidos los que tienen que acordar una hoja de ruta para intentar desencallar el conflicto político catalán.

Los comunes meten prisa y su portavoz en el Congreso, Jaume Asens, intenta levantar la voz. Gabriel Rufián y Adriana Lastra capitanean la relación entre las izquierdas españolas y catalanas en estos momentos. Las negociaciones van por buen puerto y cada vez parece más cerca una investidura de Sánchez. Las cábalas la sitúan incluso antes de que acabe el año: 27 y 28 primer debate y votación, en la que el candidato necesitaría mayoría absoluta, y 30 de diciembre segunda votación, cuando el candidato sería nombrado presidente si consiguiera más votos a favor que en contra.

Además, ERC, que ansía ampliar la base independentista y republicana a través de políticas sociales desde la Generalitat ahora y en un futuro, si lograra gobernar, necesita también de unos presupuestos estatales que mejoren la financiación en Catalunya y revisen las infraestructuras y competencias. No solo hablan de investidura con el PSOE, los republicanos también hablan de presupuestos con Ferraz. Los presupuestos del 2020 del gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos contarían también con el apoyo de ERC en el Congreso.

Impuestos catalanes

Con los nuevos impuestos acordados por Govern, principalmente ERC, y Catalunya En Comú Podem, liderados por Albiach, se recaudarán 550 millones más anualmente. Se subirá el IRPF a las rentas más altas y el Impuesto de Sucesiones a patrimonios y las herencias también más altas. Además, se incluirán una serie de impuestos de carácter verde: sobre establecimientos turísticos, instalaciones que inciden en el medio ambiente, sobre las emisiones de CO2 de vehículos de tracción mecánica, sobre las emisiones portuarias de los grandes barcos. También habrán nuevos impuestos sobre viviendas vacías y bebidas envasadas azucaradas.

1 Comment
  1. Florentino says

    … Sato, siempre la pela, es la pela; aquí y en cualquier lugar. No se si de verdad se recrea el viejo eje: «Derechas Izquierdas»; lo que se puede apreciar, es una necesidad de no sumar «churras y merinas». Un PsoE cohabitando con lo más florido del capitalismo bárbaro, ayudando con leyes, artículos 135+155, mordazas, barones y demás parafernalia vividora del «sudor mayoritario». Un apoyo con injerencias judiciales, TC, medios mediáticos; en defensa de una esencia tan nacionalista españolista como la Catalana, que nos ha llevado al impase actual. Los caminos paralelos existen, pero de igual manera también los «cruces». Sato, estamos en un cruce de amplio horizonte, viendo por el espejo retrovisor tantos caminos transitados, que son etapas quemadas… Pero queremos ver otras actuales, explorar es añadir sabiduría a los sentidos, para poder transmitir. Aclarar la ropa con abundante agua, antes de haberla lavado en casa y con la temperatura adecuada… un secado reposado, con acondicionante antimanchas, perfumado en la misma plancha… ¡ Qué pueda servir para investir el diálogo, entre diferentes, las palabras, razones, equidistancias… Mejorando la vida al actualizar los compromisos, con una sociedad nueva multicultural, plurinacional de ética social avanzada !.
    Sato, la proyección del camino es amplio, donde nos cruzamos con tramos, que no están renovados; pero he ahí el reto de la empresa, cambiar enlazando, renovando, e invirtiendo en modernizar activamente…
    ¡ Es un tren que hay que coger, sí, o sí, cueste lo que cueste… el retraso tiene años de culpa !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.