INVESTIDURA

El rey, el último instrumento de la guerra de símbolos de la derecha

  • PP y Vox se arrogan la defensa de la monarquía, en una estrategia parecida a la que usaron con la Constitución
  • Iglesias advierte del peligro de apropiársela: "Si quieren ustedes defender la Monarquía, eviten que la Monarquía se identifique con ustedes"
 

2

Primero fueron las banderas, después la Carta Magna y el término "constitucionalista" y ahora, el rey. El último símbolo en pugna es la Corona, una institución cuya defensa se arrogan PP, Vox y Ciudadanos. Estos partidos han decidido introducir esta figura, que generalmente se ha mantenido al margen de la contienda parlamentaria, en la trinchera política, haciendo que incluso republicanos como el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, les haya dado algunos consejos sobre el uso de la figura de Felipe VI: “Si quieren ustedes defender la Monarquía, eviten que la Monarquía se identifique con ustedes”.

En la última década, la Corona ha sido una institución cuestionada, especialmente, cuando ha estado vinculada con escándalos como el de Botsuana en 2012, protagonizado por Juan Carlos I, o el caso de corrupción protagonizado por Iñaki Urdangarin, cuñado del actual rey. Sin embargo, en 2014 se llevó a cabo la abdicación de Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI en un relevo que muchos consideraron un paso de página exitoso.

Publicidad

Pero para las derechas no han sido los casos de corrupción, ni las decenas de referéndums republicanos ciudadanos repartidos por toda España lo que hace temblar la Corona, sino la afirmación que hizo la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, el pasado sábado cuando valoró en la tribuna del Congreso que el discurso que el rey Felipe VI pronunció el 3 de octubre de 2017, tras el referéndum catalán, fue una de las "expresiones más evidentes" de un Estado autoritario. A pesar de que ese misma intervención había sido criticada ampliamente y que la opinión no suponía ninguna novedad respecto a la valoración vertida entonces por otros grupos políticos, entre ellos, Unidas Podemos, las derechas han decidido situar en el centro del debate la defensa del rey, "símbolo de la unidad de España".

Publicidad

Sin embargo, la reacción de la bancada del PP y Ciudadanos a las palabras de Aizpurua fue tal, que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, tuvo que recordar a los señores diputados el derecho a ejercer la libertad de expresión de la representante vasca: “Ha habido épocas en las que no se permitía la crítica al gobierno y a otras instituciones del Estado. Afortunadamente, esas épocas pasaron”.

Este episodio hubiera quedado en una anécdota si en la sesión de investidura de este jueves, no se hubiera repetido el "¡Viva el rey!" en la boca de diputados del PP y de Vox, como si la Corona necesitase ser defendida.  Ambos líderes, Casado y Abascal, habían reivindicado en sus discursos la importancia de su figura ante los "ataques por parte de los radicales".

Ante estas actitudes, Iglesias le ha recordado a la derecha y la ultraderecha que el peor escenario para una monarquía parlamentaria es que sea identificada en un espectro ideológico concreto: “Si quieren ustedes defender a la Monarquía, eviten que la Monarquía se identifique con ustedes”, les explicaba el futuro vicepresidente.

Cómo funciona una monarquía parlamentaria

Desde la tribuna, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, tuvo que explicarles el martes a los diputados ultras cómo funciona la monarquía parlamentaria, un recorrido que estipula la Constitución y que consiste en que es el rey el que designa al candidato a presidente del Gobierno tras una ronda de consultas: "Si hoy estamos aquí es porque el rey así lo ha querido".

Esteban ha advertido del peligro de que la institución se identifique con proyectos de partido: "Para no poner en peligro a España, el rey podría haber optado por proponer a Casado, Abascal o Arrimadas, y resulta que ha propuesto al supuesto felón Pedro Sánchez. Según su lógica, qué irresponsabilidad la del monarca”, ironizaba el portavoz jeltzale.

¿Necesita defensa la monarquía española?

Es difícil saber cuál es el apoyo de los españoles al monarca Felipe VI, ya que el CIS lleva sin preguntar en sus sondeos desde 2015. Sin embargo, en los últimos dos años sí que se han multiplicado los referéndums republicanos por el Estado español organizados por movimientos sociales y sin vinculación jurídica. El próximo 9 de mayo tendrá lugar la consulta estatal.

Sin embargo, en su primera entrevista, concedida a Eldiario.es, tras la votación de este martes, Pablo Iglesias ya advertía de que el camino hacia una república no entra en sus objetivos de legislatura: "Sería muy ingenuo pensar que en el corto o en el medio plazo en España se va a producir una suerte de transición hacia un sistema republicano, porque eso requeriría de unas mayorías parlamentarias y sociales amplísimas, que creo que en este momento no existen". En su lugar se conforma con desarrollar "los valores republicanos", una fórmula también usada tradicionalmente por el PSOE.

2 Comments
  1. Florentino says

    … Lo cortés, no quita lo valiente. Mientras se compartan urnas, Parlamentos, leyes. Es aceptar el juego de la cortesía en el citado terreno Parlamentario. Por eso la frase acertada de Aitor Esteban. No hace falta que nadie se arrogue, patrimonialice las figuras del rey, fuerzas armadas, ni el perímetro de la Península y su equivalencia al grito ¡ España !.
    Es cierto quién trajo la monarquía, la bandera, el himno, fué un militar sublevado que impuso a sangre, fuego, muerte una dictadura durante cuarenta años, y en los otros cuarenta de propina una Constitución en forma de cárcel, de la cual no se cumplen los artículos de progreso… ¡ Quedando las adhesiones, a la unidad, su defensa, la bandera al ejercito y las fuerzas armadas…
    Para los hijos y nietos de represaliados, son gritos hostiles a la: Verdad, Justicia, Reparación, Memoria y dignidad humana… ¡¡ Que unos puedan insultar la memoria, sin desclasificar los actos !!.
    La jauría, no combatió con otro proyecto lo propuesto por el ahora Presidente Sánchez; el llamado «trifachito», vió marcharse el negocio vigente durante décadas, por el agujero real de los votos donde radica la fuerza de la mayoría… tantas veces usada por sicarios a sueldo, bién sean políticos, mediáticos, fáctico-económicos; se resisten en reconocer lo evidente. Cómo están gestionando los ladridos, amenazas, acusaciones gratuitas, son fiel reflejo de ser antidemócratas irredentos y mal educados. Se han retratado una vez más, pero esta vez sin la mascara y públicamente… Además, todos han salido de la misma cueva FAES, subvencionada 100 X 100. ¡ Un franquismo bien alimentado, con los impuestos de los comunistas !.

    1. Miguel says

      Estimado amigo : como bien sabes toda esta cuadrilla son demócratas de » rancio abolengo….» ,ja,ja,ja. Pues una noche se acostaron fascistas perdidos y a la mañana siguiente se levantaron siendo ya; los más demócratas no del planeta Tierra si no de todo el Universo planetario.
      Salu2 ,salud y próxima república española.

Leave A Reply

Your email address will not be published.