La Inspección de Trabajo podrá intervenir en las condiciones de los asentamientos de los temporeros

0

El Gobierno de coalición permitirá que la Inspección de Trabajo pueda "personarse e intervenir" no solo en las condiciones de trabajo, sino también en la vivienda de los trabajadores eventuales en el campo de Huelva, tal y como han informado fuentes de la vicepresidencia social a cuartopoder. Es la reacción del Ejecutivo a las conclusiones que elaboró el relator de la ONU para la pobreza, Philip Alston, en España en las que alertaba sobre  las condiciones en las que vivían estos trabajadores, a su juicio, “mucho peores que las de un campo de refugiados”.

Para la vicepresidencia que encabeza Pablo Iglesias, estas condiciones de "chabolismo y semiesclavitud" son "intolerables" en la cuarta economía de la zona euro. El ejecutivo "no va a permanecer impasible" ante el informe de la ONU, que supone "una vergüenza para nuestro país".

Hasta el momento, los inspectores de trabajo no pueden comprobar las condiciones en las que viven los temporeros salvo que el empresario lo permita expresamente. Por tanto, las modificaciones legislativas permitirán "constatar por parte de la administración las condiciones en las que malviven estos trabajadores agrarios" en lo que consideran "un primer paso imprescindible para garantizar su dignidad y sus derechos".

Además, esta misma mañana el vicepresidente segundo del Gobierno y Ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, y la Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, han tenido una reunión con los sindicatos agrarios de Andalucía y Extremadura en los que les han comunicado que se estudian "medidas más profundas" que aborden el problema de fondo que afecta al campo, vinculado a los bajos precios. Ambos les han prometido una "decisión inmediata" para aliviar la situación de miles de trabajadores agrarios, tal y como han informado fuentes de los departamentos.

Cambiar las peonadas de 35 a 20

El Gobierno también considera necesario "a medio plazo" reformar el sistema de peonadas, por  las que los trabajadores deben trabajar un número mínimo de jornadas (actualmente, 35) para acceder a una prestación por desempleo agrario. El trabajo eventual en el campo de Extremadura y Andalucía implica a un gran volumen de jornaleros (el 67% de todos los temporeros agrícolas de España) y supone un tipo de actividad con intermitencias que "requiere una protección por desempleo específica".

Mientras estudian estas modificaciones estructurales, el Gobierno procederá "con carácter coyuntural," a una rebaja del número de peonadas necesarias para acceder al subsidio agrario: de 35 a 20, dando así cumplimiento a una reivindicación histórica del colectivo de jornaleros.

Según informan fuentes de la vicepresidencia,  esta medida "busca responder a la grave situación meteorológica que en los últimos meses ha hecho escasear el trabajo y ha dificultado el acceso a las peonadas". Es una "corrección puntual" que ya se ha utilizado en situaciones anteriores.

Leave A Reply

Your email address will not be published.