COVID-19

El segundo escudo frente a la epidemia del coronavirus: los servicios sociales

  • El Ejecutivo usará 300 millones de euros para reforzar la asistencia a domicilio a personas mayores y dependientes, las plantillas de las residencias y los recursos para atender a personas sin hogar  
  • La vicepresidencia social ha puesto a disposición del Ministerio de Sanidad más de 19.500 camas  
 

0

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, lo ha advertido en una rueda de prensa este jueves: España se acerca a los momentos más duros de la crisis del coronavirus. Si el martes, el Gobierno anunció una movilización de recursos por valor de 200.000 millones de euros, este jueves el vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, compareció junto a Illa para explicar el "escudo social" que articulará el Estado a través de los servicios sociales. El ejecutivo reforzará la asistencia a domicilio a personas mayores y dependientes, las plantillas en las residencias y los recursos para atender a personas sin hogar. La vicepresidencia social ha puesto a disposición del Ministerio de Sanidad más de 19.500 camas.

En la comparecencia, Iglesias ha explicado cómo se distribuirán los 600 millones de euros del plan de choque aprobado el martes en el Consejo de Ministros, dedicados a "reforzar la atención social a colectivos vulnerables". Ese mismo día, ya mantuvo una reunión con vicepresidentes y consejeros con competencias sociales de las Comunidades Autónomas para coordinar el plan de choque social, que tiene dos patas. La primera, permitir a los ayuntamientos usar su superávit de 2019 para reforzar las partidas de atención a la dependencia y los servicios sociales, flexibilizando la regla de gasto en 300 millones de euros.

El segundo pilar irá destinado a paliar algunos de los principales problemas que se han encontrado las personas que asisten a uno de los colectivos más vulnerables: los mayores. Por un lado, el departamento de Iglesias reforzará la asistencia a domicilio a personas mayores, dependientes o con discapacidad, que pueden verse afectadas por el cierre de centros de día o centros sociales y que se pueden encontrarse solas en sus hogares.

Por otro, usará esos fondos para reforzar las plantillas de centros de Servicios Sociales y de residencias de mayores: "Son uno de los lugares más vulnerables en esta emergencia sanitaria. Sus plantillas están desbordadas, en muchos casos no disponen de los Equipos de Protección Individual necesarios para atender a personas positivas por coronavirus y ya ha habido, por desgracia, casos de contagios y de fallecimientos de residentes en algunos de estos centros", explicaba el vicepresidente en referencia a casos como el de la residencia Monte Hermoso de Madrid. Iglesias estima que "es urgente" que el fondo se use para paliar estas situaciones.

En tercero lugar, y como ya anunció en días anteriores, el Gobierno se está ocupando de asistir a las personas sin hogar con el apoyo de las Fuerzas Armadas. Con este objetivo se han organizado unidades que se encargan de la entrega de un kit de higiene, alimentación y bebida a las personas sin hogar y que además les expliquen "medidas de prevención, les midan la temperatura y les orienten en caso necesario". 

También habilitarán comedores sociales para distribuir alimento para llevar y reforzarán la presencia de personal sanitario y los servicios de limpieza y desinfección en los centros de las personas sin hogar. Además, ya se están abriendo otros espacios (como el IFEMA) para poder atender a estas personas.

Más de 19.500 camas

El vicepresidente también ha informado de que su equipo ha estado trabajando para "buscar todos los dispositivos vinculados a los Servicios Sociales" que pudieran reforzar las necesidades sanitarias. El resultado ha sido poner a disposición del Ministerio de Sanidad más de 19.500 camas repartidas en más de 1.000 edificios.

Iglesias también ha subrayado que las medidas aprobadas el martes no son "un punto y final" y que pondrán en marcha "más medidas que refuercen el Escudo Social". De hecho, ha anunciado que, junto a la ministra de Trabajo y al ministro de Seguridad Social, mantendrá durante la tarde de este jueves una reunión con sus homólogos de los estados de la Unión Europea para "poner en común y estudiar" las medidas de cada país para afrontar "el impacto laboral y social del coronavirus".

Por último, Iglesias ha querido hacer una última reflexión para asegurar que España y otros países de Europa, "han decidido dejar atrás los dogmas de la austeridad fiscal", que fracasaron en la crisis de 2008. Para el vicepresidente, la crisis del coronavirus deja una constatación: "Lo público nunca se pone de perfil".

Leave A Reply

Your email address will not be published.