Quim Torra a Felipe VI: “Majestad, así, no”

Primera sesión del debate de investidura en el Parlament de Catalunya sin sorpresas: Quim Torra no ha obtenido la mayoría absoluta que le habría permitido erigirse como president de la Generalitat. El candidato a la presidencia designado por Carles Puigdemont, de Junts per Cat, ha realizado un duro discurso contra el Estado, a favor de “la república” catalana y ha considerado a Puigdemont como el legítimo president. Quizás ha sido un intento de atraerse a la CUP. Cuatro abstenciones como las de hoy son necesarias para que en la segunda sesión del debate del lunes pueda salir elegido. 

“Majestad, que hay presos políticos. Majestad, así, no”, así se refería el presidenciable a Felipe VI en su intervención desde la tribuna. Torra, también ha apelado a Mariano Rajoy. “¿Hablamos señor Rajoy? Estamos dispuestos a sentarnos mañana mismo sin condiciones. No renunciamos a nada, ni a ponernos de acuerdo con el Gobierno de España”. Aún así, ha seguido apostando por “hacer república”. “Impulsaremos un proceso constituyente que implique a toda la ciudadanía para diseñar el país en el que queremos vivir y con la redacción de una constitución catalana”.

Torra, que ha sido designado directamente por Puigdemont, con el beneplácito de JxCat y ERC, ha tenido palabras de agradecimiento para su mentor. “Nuestro president es Puigdemont y seremos leales al programa del 1 de octubre, a la construcción de la república”. “Investiremos a Puigdemont”, ha prometido. Sobre la actual situación de represión ejercida por el Estado contra Catalunya, Torra ha dicho: “La democracia está en entredicho, vivimos una situación excepcional”.

El apoyo necesario de la CUP

66 escaños cuando necesitaba 68. Este sábado Torra ha perdido la presidencia de la Generalitat por las cuatro abstenciones de la CUP, pero este mismo número de abstenciones le permitirían erigirse como president el próximo lunes. La militancia de la fuerza independentista de izquierdas todavía tiene que pronunciarse sobre si aupa al candidato de Puigdemont: lo hará este domingo al mediodía. Por eso, el discurso de Torra ha tratado de contentar a todos: al PDeCat, a Esquerra Republicana y, por supuesto, a la CUP.

La CUP decidirá en un cónclave del Gran Teatre de la Passió de Cervera si cambia el sentido de su voto para el lunes. La carrera es contrarreloj porque este domingo solo quedará una semana para evitar que las elecciones en Catalunya se repitan de manera automática. El diputado de la fuerza anticapitalista Carles Riera se ha mostrado crítico con el discurso de Torra al considerar que tanto JxCat como ERC prefieren entrar en “un ciclo autonómico” en lugar de apostar por “la desobediencia y la unilateralidad” para construir una república.

La oposición en bloque ha arremetido contra el discurso de Torra. La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, le ha acusado de “incendiario” por echar “más leña al fuego”, mientras los líderes del PP y del PSC, Xabier García Albiol y Miquel Iceta, respectivamente, han tildado al candidato de Puigdemnot de “fundamentalista”. Por su parte, el líder de los comunes Xavier Domènech ha echado en cara a la mayoría independentista haber invertido cinco meses en elegir a un candidato que sea factible. En su opinión, el discurso de Torra de esta mañana “deja muchos interrogantes”, aunque haya sido un “buen discurso para Puigdemont y para intentar convencer a la gente de la CUP”.

 

 

Publicidad