GOBIERNO DE COALICIÓN

La actividad internacional de Iglesias y Unidas Podemos en el Gobierno pese a la pandemia

  • En el acuerdo de Gobierno quedó claro que UP, con 35 diputados frente a los 120 socialistas, no tocaría las llamadas carteras de Estado
  • Iglesias ha realizado dos viajes oficiales desde el pasado enero al extranjero y ha tenido el escenario internacional muy presente en su discurso
  • La protagonista de Unidas Podemos en la última cumbre hispano-italiana fue la responsable de la cartera de Trabajo, Yolanda Díaz

1

El pasado 30 de diciembre del 2019, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firmaban y hacían público el acuerdo de PSOE y Unidas Podemos por el cual se regiría el Gobierno de coalición. En él, se descifraban las líneas maestras por las cuales habría de deslizarse la acción de Gobierno de esta legislatura. La negociación se prolongó durante varias semanas, tanto por la escritura de este documento rector como en el reparto de puestos en el Consejo de Ministros y en los equipos de los ministerios. De esta segunda cuestión, una cosa quedó clara: Unidas Podemos, con 35 diputados frente a los 120 socialistas, no tocaría las llamadas carteras de estado: Interior, Defensa, Economía, Hacienda, Justicia o… Exteriores.

Unidas Podemos, que integra a fuerzas políticas con una concepción muy concreta de las relaciones internacionales, renunciaba a influencia en la política internacional española desde el Ejecutivo y se centraría en otras carteras de carácter social, la correlación de fuerzas le situaba lejos del cuerpo diplomático. En materia de política exterior, los confederales propondrían desde el Congreso. La responsable del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación sería Arancha González Laya, un perfil más técnico que político, que había pasado por diferentes puestos: portavoz de Comercio de la Comisión Europea, asesorando al comisario; también pasó por la Organización Mundial de Comercio, como jefa de gabinete de su director, Pascual Lamy; después, desde finales del 2013 y hasta que llegó al Gobierno español, fue directora ejecutiva del Centro de Comercio Internacional de Naciones Unidas.

En los últimos días, Laya recordaba a Iglesias que la política exterior no es su competencia, tras una de las múltiples escaramuzas entre los dos vectores de la coalición gubernamental. El vicepresidente morado había puesto un tuit hace unos diez días haciendo referencia a que las resoluciones de la ONU abogan por un referéndum para solucionar el conflicto del Sáhara Occidental, una vez que la guerra ha regresado a este territorio de la excolonia española, tras la ruptura del alto el fuego por parte de Marruecos el pasado 13 de noviembre. El conflicto saharaui apela directamente al Estado español, potencia administradora del proceso de descolonización inacabado. Además, sentimental y emocionalmente toca directamente a Unidas Podemos: las militancias de las fuerzas políticas que lo componen han sido parte del movimiento solidario con el Sáhara desde hace décadas. Un tema que se puede complicar para este Gobierno si la guerra evoluciona.

El acuerdo de Gobierno de coalición del pasado diciembre dedicaba su último epígrafe a materia exterior e internacional: “Una España europea abierta al mundo”. La acción exterior principal, resumida en el primer párrafo con una redacción poco concreta: “El Gobierno trabajará para fortalecer la influencia de España en organismos e instancias internacionales y la usará para contribuir a la creación de un mundo más justo, próspero y sostenible, impulsando el proyecto comunitario europeo, fortaleciendo el multilateralismo, fomentando las relaciones con Iberoamérica y África, y apoyando de manera decidida la defensa de los derechos humanos, el cumplimiento de los Acuerdos de París, y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 en todo el mundo”.

Presencia internacional ministros de Unidas Podemos

A pesar de que Exteriores es zona PSOE y de difícil acceso para Unidas Podemos, sus ministros no han renunciado intentar a tener presencia y proyección internacional desde el Gobierno desde sus respectivas áreas. Iglesias ha realizado dos viajes oficiales desde el pasado enero al extranjero y ha tenido el escenario internacional muy presente en su discurso. El vicepresidente segundo ha cedido cada vez más importancia al papel de Europa en este contexto de pandemia. Tal y como explicaba en una entrevista con cuartopoder, para Iglesias la respuesta europea a la crisis generada del coronavirus era primordial, una suerte de “New Deal” europeo.

La pandemia ha limitado los viajes internacionales también de los dirigentes políticos. El vicepresidente segundo viajaba el pasado 10 de octubre a Portugal, en la localidad de Guarda se celebraba la XXXI Cumbre Hispano-Lusa, la cual fue presidida por el primer ministro portugués, Antonio Costa, y el propio Sánchez. En ella, participaron los cuatro vicepresidentes españoles y seis ministros.

El pasado 8 de noviembre, Iglesias acudía junto a Felipe VI y la ministra de Exteriores a la toma de posesión de Luis Arce como presidente de Bolivia. El MAS volvía al gobierno tras el golpe perpetrado contra Evo Morales el año pasado. Desde Bolivia, participó en un manifiesto, impulsado por el propio Arce, el presidente argentino Alberto Fernández e Iglesias, que apostaba por el fortalecimiento de la democracia frente a la expansión global de la ultraderecha y de sus prácticas golpistas. Entre los firmantes, además de estos tres: Evo Morales, expresidente de Bolivia, José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente español, Dilma Rousseff, expresidenta de Brasil, Rafael Correa, expresidente de Ecuador y Alexis Tsipras, expresidente de Grecia.

Iglesias no ha descuidado su proyección a nivel internacional desde que llegó al Gobierno. El vicepresidente morado también impulsaba otra iniciativa, esta vez mirando a Europa, firmando un artículo conjunto con la ministra de Trabajo de Italia, Nunzia Catalfo, y de Trabajo, Solidaridad y Seguridad Social de Portugal, Ana Mendes Godinho. En el texto, abogaban por la creación de un ingreso mínimo a nivel europeo, en pleno debate del Ingreso Mínimo Vital en el Estado español y en el seno del Gobierno de coalición.

Como decíamos, la covid-19 ha paralizado buena parte de los viajes de dirigentes políticos. Iglesias tenía previsto viajar a Nueva York, a Naciones Unidas, el pasado mes de julio. También, hasta en dos ocasiones, se ha aplazado su visita a Bruselas para reunirse con el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli. Donde sí que estuvo presente fue en la XIX Cumbre Bilateral entre España e Italia, aunque no fuera en el extranjero, sino en Palma de Mallorca.

La protagonista de Unidas Podemos en esta cumbre hispano-italiana fue la responsable de la cartera de Trabajo, Yolanda Díaz. La ministra firmaba, junto a su homóloga italiana, Catalfo, un memorando que reconoce la importancia del salario mínimo a nivel europeo. El pasado mes de octubre, ambas ministras firmaban un artículo conjunto en el cual apostaban por la importancia de unos salarios mínimos justos en el contexto de la Unión Europea. Mientras en el Consejo de Ministros hay un debate abierto sobre si es pertinente una próxima subida del Salario Mínimo Internacional, Díaz busca alianzas en este sentido a nivel europeo.

La ministra gallega ha mantenido una actividad internacional durante estos meses. El pasado 2 marzo visitaba España el director general de la OIT, Guy Ryder. Ya en abril, mantuvo una reunión virtual con los ministros de trabajo y empleo del G-20, la cual se volvió a celebrar en septiembre. En julio, tuvo lugar la cumbre de la OIT sobre covid-19 y el mundo del trabajo y también mantuvo una reunión con el ministro de Trabajo alemán, Hubertus Heil.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, por su parte, ha celebrado en los últimos días dos encuentros de agenda internacional, aunque ambos en Madrid. El pasado viernes, 20 de noviembre, mantenía una reunión por videoconferencia con ministras y responsables de Igualdad de los países miembro de la Unión Europea. En la reunión, se acordaba implementar un servicio de atención europeo a víctimas de violencia de género. Por otro lado, el jueves recibía en el Ministerio a la embajadora de México en Madrid, María Carmen Oñate. Ambas mostraban su predisposición a la construcción de una amplia alianza feminista internacional contra los feminicidios.

La pandemia le ha cancelado tres viajes a Montero previstos hasta ahora. En marzo tenía previsto viajar a Nueva York, a la reunión que se celebra anualmente de CEDAW, el Convenio sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer. En julio habría viajado a París, a un encuentro en el marco de Beijing+25, con motivo del 25 aniversario de la mayor reunión de defensoras de la igualdad de género que tuvo lugar en la capital china. Por último, la reunión que mantuvo telemáticamente con las ministras europeas se habría celebrado, en condiciones normales, en la ciudad alemana de Postdam.

En el caso de Alberto Garzón, la agenda internacional del ministro de Consumo de estos meses estaba prevista con dos encuentros informales de ministros del ramo en el año 2020 con el objetivo de avanzar en la Nueva Agenda Europea de Consumo. El primero de ellos, estaba previsto en Zagreb en el primer semestre el año y el segundo, en Berlín en este segundo semestre. El de Zagreb se suspendió y finalmente se produjo un encuentro online de ministros en el mes de junio que además sirvió para evaluar las políticas de protección de consumidores puestas en marcha durante la pandemia en el ámbito europeo. El segundo, se celebrará la próxima semana, también en formato online, en la que se seguirá avanzando en el trabajo hacia la Nueva Agenda Europea de Consumo, según cuentan fuentes del Ministerio. Por último, el responsable de Universidades, Manuel Castells, viajaba el pasado 20 de febrero, antes de que estallara la pandemia y las restricciones de movilidad, al Consejo de Ministros de Educación de la Unión Europea.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.

 

1 Comment
  1. Florentino says

    … Quién solo lea los titulares, se formará una «idea» «presidencialista» de Iglesias; que si hurgas en el interior de la crónica… ya es otra cosa!.
    Los pesos y contrapesos fueron diseñados, estudiados y refrendados, una cosa lógica que quieran hacerse un hueco, tomando cierta cuota de pantalla, haciendo visibles las formas y maneras cumpliendo su cometido de representación institucional. Quién lo iba a decir, ¿verdad Sato?… aquellos que intentaron reducir a «cero» la influencia de Unidas Podemos y de Pablo Iglesias en particular. Se demuestra que no haber gobernado nunca, pero teniendo «claro» quienes son el eslabón más débil de la cadena social y esas ganas de cumplir con la idea primitiva de luchar en erradicar: la prevaricación, ladronicios S.A, hacer al PsoE un partido de «izquierdas» y por ende ¡generar una nueva sociedad «cívica», «coherente», «transversal» y «transformadora», de una sociedad adormecida, e hipotecada; con un gran hándicap «la pandemia» Covid-19.
    Sato se han crecido, manejan los Ministerios con excesivo «mimo»; ¡no son unos pardillos!.
    Han sabido sumar, rompiendo moldes, acercando a dos pesos pesados como son ERC, E H Bildu… en una «gestión» de Estado de «progreso». Ahora hace falta que sea para un largo espacio de tiempo; pues. hay mucho por hacer, limpiar, acomodar, restituir, y por qué no ¡¡compartir!!.
    Días pasados he visto llorar a Irene Montero, con una emoción al ofrecer un Ministerio de la Mujer… ¡por ellas y para ellas!.Una Ministra que lo preside en nombre de todas ellas, que ha demostrado ser contundente; la recuerdo defendiendo la «moción de censura» contra el PP de Rajoy… un rodaje demostrativo de tener unos «valores» éticos» dentro de una «canallesca» política de desgaste comandada por: «el bipartidismo» neoliberal, neofranquista y los poderes económico-fácticos y mediáticos.
    Sato, están en el camino apropiado, por eso tantas «trabas», «mentiras» y «elucubraciones». Una prensa que no se mete con otros partidos que cercenan la libertad periodística, que no usan el «desgaste» con las siglas «ultras» del «fascismo patriótico». Es hora Sato de mirar el tiempo perdido, de levantar las alfombras, abrir fosas, cunetas… pero sobretodo abrir la mente a la esperanza, de los que nos preceden, que tienen un plantel de políticos que: «dicen lo que hacen, y hacen lo que dicen».

    Victor hugo: «Las que conducen y arrastran al mundo, no son las máquinas, sino las ideas».

Leave A Reply

Your email address will not be published.