El Supremo condena a la Manada a 15 años por violación en grupo en lugar de abuso

0

El Tribunal Supremo ha acabado condenando este viernes a los cinco miembros de 'La Manada' por violación en grupo en lugar de por abuso sexual. El tribunal, después de escuchar las defensas y acusaciones de las sentencias dictadas por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y por la Audiencia de Navarra, ha decidido revocar estas sentencias judiciales y elevar la condena de 9 a 15 años de los  amigos que atacaron a una joven de 18 años en los San Fermines de 2016.

En concreto, el fallo impone a Jesús Escudero, José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Antonio Manuel Guerrero y Ángel Boza una pena de 15 años de cárcel por un delito continuado de violación, según los artículos 178 y 179 del Código Penal. Como agravantes figuran el trato vejatorio y la actuación conjunta, mientras que a Guerrero le imponen dos años más por el robo con intimidación del móvil de la víctima. El alto tribunal también ha incrementado a 100.000 euros el importe de responsabilidad civil con la que deben resarcir a la joven.

El fallo unánime, que aun no ha dado a conocerse en su totalidad, corrige las sentencias anteriores. El tribunal contempla que la victima sufrió “una situación intimidante” de “intenso agobio” por “el lugar recóndito, angosto y sin salida en el que fue introducida a la fuerza”. Esto le hizo adoptar “una actitud de sometimiento, haciendo lo que los autores le decían que hiciera”. El Supremo considera que los cinco agresores se aprovecharon de la situación de la joven, que llegó a sufrir “al menos diez agresiones sexuales con penetraciones bucales, vaginales y anales”.

Publicidad

Según el Supremo, “el relato fáctico describe un auténtico escenario intimidatorio, en el que la victima en ningún momento consiente los actos sexuales llevados a cabo por los acusados”, advierte el tribunal. El alto tribunal desmonta así la versión del abogado de la Manada, que en la defensa había indicado, dando la vuelta al lema feminista, “para que sea no hay que decir no”.

Además, a los agresores estarán inhabilitados durante toda la condena y tendrán prohibido acercarse a la víctima a menos de 500 metros durante 20 años, mientras que tendrán prohibido comunicarse con ella por cualquier medio. Además, se les han impuesto ocho años de libertad vigilada.

Leave A Reply

Your email address will not be published.