Anticapitalistas activa una campaña en los barrios para contrarrestar a la extrema derecha

  • Colocarán mesas informativas, organizarán actos y repartirán propaganda en zonas populares y universidades
  • La campaña comenzará el 15 de noviembre y finalizará en navidades

Anticapitalistas lanza la campaña La única minoría peligrosa son los ricos. Ellos son nuestro problema, la cual comenzará a mediados de noviembre y se mantendrá hasta las vacaciones de navidad, según ha podido saber cuartopoder.es. Durante estos días, en ciudades repartidas por todo el territorio del Estado, la organización llevará a cabo “diferentes actos y colocará mesas informativas en barrios populares y universidades” y repartirán propaganda “en formato periódico” para contrarrestar el efecto de la extrema derecha en estas zonas. “Quieren aprovechar el contexto de crisis social y política para señalar como culpables a inmigrantes y otras minorías, tal y como está haciendo Vox”, relata Raúl Camargo, uno de sus portavoces.

“Se trata de explicar que los culpables de la crisis son los ricos, los bancos, el 1%, que concentra el 40% de la pobreza. Y confrontar con el lenguaje que usa Vox, que está diciendo que los culpables son los inmigrantes”, explica Camargo, también diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid.

Publicidad

“El problema es la injusta distribución de la riqueza y que haya un sector de la población que tenga unos ingresos tan enormes en proporción con los que tiene la inmensa mayoría de la población. Eso genera precariedad, estafas en impuestos, fraude fiscal masivo, privatizaciones y que una mayoría ínfima, como los banqueros, condicionen las decisiones de una justicia a la que se le presupone neutralidad”, analiza.

Publicidad

Mediante esta campaña pretenden “la denuncia de quiénes son los que provocan los problemas e impiden un bienestar generalizado” y también “señalar a los partidos políticos que están a su servicio y no quieren legislar para que se impidan estos abusos”, dice Camargo, que se queja de que la izquierda está “muy centrada en las instituciones” y está descuidando las calles.

Por ello, la estrategia de Anticapitalistas pasa por “fortalecer los movimientos sociales que luchan cotidianamente contra la presión que impone el sistema”. Y señalan, como ejemplo, al movimiento feminista, los sindicatos por el derecho a la vivienda, asociaciones de vecinos contra la especulación urbanista o los sindicatos combativos y de clase. En su opinión “son nuestros únicos instrumentos para combatir la desigualdad extrema y la proliferación de los discursos xenófobos y de odio”.