Pamplona recuerda a Nagore Laffage diez años después de su asesinato

1

PAMPLONA .- 7 de julio de 2008, una joven de 20 años se encuentra con uno de sus compañeros en la Clínica Universitaria de Navarra (CUN). Ella era enfermera. Él, psiquiatra. Él, José Diego Yllanes, invitó a la joven a su casa para tomar algo. Una vez allí, intentó algo más con Nagore Laffage y ella se resistió.

Él la agredió pero antes Nagore tuvo tiempo de agarrar un teléfono cercano, llamar a emergencias y susurrar un "me están matando" premonitorio.

José Diego Yllanes fue condenado por homicidio, al entenderse que no hubo premeditación, a pesar de que intentó trocear el cuerpo de la joven para tirarlo por diversas zonas del monte navarro. Yllanes ya disfruta del tercer grado.

Publicidad

Pamplona recuerda a Nagore en el décimo aniversario de su asesinato, en unos Sanfermines que se prevén con manifestaciones y reivindicaciones feministas constantes.

El acto, organizado por Andrea y Lunes Lilas ha contado con Cristina Fallarás, Towanda Rebels, Aurora Beltrán, Etxaniz y otras bandas pamplonesas han querido unirse al recuerdo de Nagore y al apoyo a Asun Casasola, madre de la joven asesinada en los Sanfermines de 2008.

Varios cientos de personas han querido recordar a Nagore, al proceso judicial en el que llegaron a preguntar a la madre "si la joven era una chica ligona". Asun Casasola ha querido agradecer a la ciudad de Pamplona y a recordar que "las fiestas son de todos y todas".

"Con respeto no tendremos ni Nagores, ni manadas ni nada. Tenemos que salir a la calle y disfrutar como lo hacen ellos", ha declarado.

El dúo Towanda Rebels ha leído un manifiesto en el que han recopilado algunas de las preguntas que se escuchan en los tribunales en casos de violencia sexual. "Si me matan, investigadme a mí. Si me matan decid que era mala estudiante, que era conflictiva. Si me matan preguntad qué hacía a esas horas por la calle", han relatado.

"Para qué preguntaros por qué ese hombre decidió matarme o por qué los hombres matan a las mujeres. Si me matan, preguntad en el juicio a mi madre si yo era muy ligona", han enunciado, recordando una de las preguntas que el juez formuló a Asun Casasola, madre de Nagore, durante el juicio a José Diego Yllanes.

Este acto supone el inicio de las reivindicaciones feministas de los colectivos de mujeres de la ciudad. Se sumarán, entre otros, manifestaciones, espacios de música feminista o comidas populares.

1 Comment
  1. florentino del Amo Antolin says

    Ana Isabel, cuando los valores humanos se reconocen,leyendo tu cronica manan de los ojos unas lagrimas llenas de amor por Nagore Laffage y esa Ama tan cercana y madre de tantas Nagores… recuerdo el juicio, la calculada prepotencia y como colocaron tal tinglao llenas de alusiones hacia la victima, el homicida ( asesino ) recostado en el pilar, com si no le estuviesen juzgando. Un buen defensor y todos los hilos trenzados en una oscuridad manifiesta, para no declarar asesinato tal hecho… ¿ por ser vos quien sois ?. La premeditación, alevosia y que el atenuante de borrachera, núnca más pueda existir y para un profesor del Opus el: » no mataras » debiera ser agravante manifiesto al poner en duda la Obra y sus mandamientos. ¡ Que las injusticias sigan siendo injustas… y el asesinato no tenga atenuantes !.
    Por unos Sanfermines plenos, llenos de sana alegria, acogedores de ética activa pluricultural y respeto maximo en formas, maneras y decisiones… ¡ Lo veremos !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.