Un manifiesto critica la ‘censura’ de una charla universitaria sobre trabajo sexual

La Universidad de A Coruña decidió ayer cancelar una charla sobre trabajo sexual que se iba a celebrar en la Facultad de Sociología. “El fuerte rechazo, el acoso y la crueldad que estamos experimentando sobre este tema en las redes sociales, la información errónea que distorsiona la realidad y los comentarios recibidos nos hacen predecir la imposibilidad de garantizar la seguridad del debate o su calidad académica”, señaló la entidad en un comunicado. Frente a esta situación, un grupo de 100 profesoras, catedráticas e investigadoras del ámbito académico nacional e internacional, han lanzado un manifiesto de protesta contra esta "censura".

La polémica comenzó en redes sociales bajo un HT llamado #UniversidadSinProstitución. Las participantes rechazaban la charla porque a su juicio legitimaba y fomentaba la prostitución. También criticaban que este tipo de actos sobre trabajo sexual formaba parte de la estrategia del lobby proxeneta y fomentaban la explotación sexual, entre otras cuestiones.

Desde las personas firmantes del manifiesto, titulado Por el derecho a debatir en la Universidad y en todas partes consideran que "estas jornadas y otras parecidas deberían realizarse en la universidad entendiendo que ésta debe ser un espacio abierto a recoger debates que se están produciendo en la sociedad y en el movimiento feminista". "La Universidad ha sido históricamente un sitio donde se han dado luchas centrales por la libertad de expresión y todavía hoy debe ser un bastión que permita discutir en condiciones cuestiones que pueden resultar polémicas pero sobre las que no hay un consenso social asentado y sobre las que, por tanto, es imprescindible la producción de conocimiento", añaden.

Publicidad

trabajo sexual
Cartel de las jornadas canceladas

"La prostitución es un tema de investigación en ciencias sociales que ya tiene una larga tradición, de hecho, la propia Facultad de Sociología de la Universidade da Coruña lleva más de veinte años produciendo conocimiento sobre la cuestión y varias docentes han publicado artículos y participado en investigaciones científicas de reconocido prestigio sobre esta temática sobre la que no hay acuerdo tampoco en el propio ámbito universitario", prosigue el manifiesto.

Para las personas firmantes,  "acallar un debate y cerrarlo en falso nunca puede ser una buena idea". "Denunciamos que este tipo de prohibiciones acaban por imponer una falsa polarización donde parece que solo son posibles dos posturas (abolicionista o proderechos), cuando el propio sentido de lo que significa una y otra posición no están cerrados, sino que bajo estas etiquetas se esconde una pluralidad de posiciones y propuestas", señalan.

"Desde esta pluralidad queremos reivindicar la pluralidad en el feminismo y denunciamos el intento de prohibir a las prostitutas hablar de sus condiciones de vida y de sus propuestas a través de sus experiencias personales", comentan. Y concluyen: "cancelar estas jornadas como se está pidiendo desde algunos sectores supondría una grave vulneración del derecho a la libertad de expresión en el ámbito universitario, haría peligrar la libertad de cátedra y de investigación consagradas en la Constitución e iría en grave perjuicio de los derechos conquistados en un lugar de especial importancia social para la producción de conocimiento como es la Universidad".

Entre las 100 personas del mundo académico firmantes se encuentran Fefa Vila, Lucas Platero, César Rendueles, Montserrat Galcerán, Raimundo Viejo, Argelia Queralt, Adoración Guamán, Germán Cano, Sara Porras, Marina Echebarría o Silvia L.Gil.