Feminicidio

feminicidio
Concentración en Armilla (Granada) tras el asesinato de una mujer de 68 años a manos de su marido. / Pepe Torres (Efe)
La muerta se llamaba Erica Mendoza. Era madre de dos hijos de corta edad. Tenía veintiún años. Su marido, Arturo Olivárez, era un tipo celoso y solía maltratarla. La noche en que Olivárez decidió matarla se hallaba borracho y en compañía de su primo. Veían un partido de fútbol en la tele y hablaban de deporte y de mujeres. Erica no veía la tele pues estaba preparando la comida. Los niños dormían. De pronto Olivárez se levantó, cogió un cuchillo y le pidió a su primo que le acompañara (…) Tras ser violada por ambos Olivárez comenzó a asestarle puñaladas a su mujer. Luego, con las manos, cavaron un agujero a todas luces insuficiente y allí dejaron el cuerpo de la víctima… 

Roberto Bolaño. 2666

Publicidad

El otro día puse un tuit sobre el asesinato de dos mujeres jóvenes en Cuenca diciendo que no hay conciencia social suficiente contra el feminicidio. Efectivamente, son asesinatos repugnantes, pero son mucho más que eso. Porque solo serían asesinatos si en el balance de “muertes violentas domésticas” hubiera aproximadamente igual número de mujeres que de hombres. Pero no es así, es pura violencia de género. Casi todas son mujeres y en algunos casos son niños y niñas asesinadas para hacer más daño a las madres. Los hombres que aparecen muertos lo son por suicidio.

Son mujeres asesinadas por ser mujeres, desde una ideología patriarcal y machista que busca la sumisión de la mujer para dominarla, que la considera una posesión. Y a eso es justamente a lo que se llama feminicidio. Término aceptado por la RAE desde 2014 y que define como “asesinato de una mujer por razón de su sexo”. El primer país donde se introduce en el código penal es en México, por las desapariciones de cientos de mujeres en la zona de Ciudad Juárez en la década de los noventa. Roberto Bolaño lo novela en su monumental obra 2666 en más de 350 páginas del capítulo La parte de los crímenes.

Artículos relacionados

Para que quede claro de qué estamos hablando, quizá nada mejor que seguir su metodología para aproximarnos al horror agregado del feminicidio que vivimos en España, y hacerlo de forma concisa, sumarial, de atestado. Según datos del blog IBASQUE.COM que utiliza como fuentes al Ministerio del Interior, diarios locales y nacionales y diversos blog y páginas especializadas en violencia de género, el siniestro registro de -al menos- 34 mujeres asesinadas en lo que llevamos de año es el siguiente:

  • 12 de enero. Elche (Alicante). Teresa, de 70 años es asesinada a golpes de barra de hierro por su expareja de la misma edad, que posteriormente se suicida. Se habían divorciado hace dos años y en 2013 ella había presentado una denuncia por maltrato psicológico que no prosperó.
  • 12 de enero. Elche (Alicante). La hermana de Teresa, de similar edad a ella, también fue asesinada por su excuñado citado anteriormente. Se listan las dos mujeres como violencia machista aunque solo la expareja, la primera de ellas, aparecerá como víctima de violencia de género real en los listados del Ministerio (esta hermana aparece sólo como “víctima de violencia de género extendida”).
  • 18 de enero. Orba (Alicante). Tras asfixiar a su pareja, una mujer de 69 años, huye a Alemania y allí, a los tres días se entrega a la policía. Este caso se encuentra todavía en investigación y por ello no aparece aún en las listas del Ministerio sobre Violencia de género.
  • 21 de enero. Terrassa (Barcelona). Estando el hijo de 6 años en la misma casa, un hombre de 44 años mata a su mujer a puñaladas, posteriormente llama a sus suegros y se suicida.
  • 4 de febrero. Ronda (Málaga). Mujer de 39 estrangulada en el hotel donde se hospedaba con su pareja. Dejan 3 hijos menores huérfanos.
  • 12 de febrero. Valencia. Susana, de 38 años, brutalmente asesinada a cuchilladas por su pareja, Nacho, de 47 años. Dejan 3 hijos menores que estaban en el colegio en ese momento.
  • 9 de marzo. Algorfa, (Alicante). Rosemary Broadwell, de 76 años. El 15 de septiembre de 2014 su pareja denunciaba su desaparición y ahora por fin se le ha detenido tras indicar donde se hallaba el cuerpo y confesar que la mató a bastonazos. Puesto que es una muerte ocurrida en 2014, no aparece en las listas oficiales de este año (pero tampoco apareció en su día en la de 2014, por tal motivo se incluye aquí ahora).
  • 10 de marzo. Xabia (Alicante). Hanane O., de 43 años, falleció tras 9 días de hospitalización a causa de la brutal agresión con una sartén propinada por su pareja, de 39 años. El asesinato se produjo delante de sus hijos de 8 y 12 años.
  • 12 de marzo. Cáceres. Tamara Simón tenía 23 años, su marido de 24 años la arrojó del coche en marcha cuando circulaban por la autovía. Tenían un bebé de año y medio.
  • 29 de marzo. Alhaurín de la Torre (Málaga). Ella tenía 28 años y fue estrangulada por su pareja, de 40 años, que posteriormente se suicidó ahorcándose. Tenían una hija de 6 años.
  • 30 de marzo. Lleida. Una mujer de 24 años es asesinada a tiros por su marido, que posteriormente trata de suicidarse. dejan dos niños huérfanos de 1 y 3 años.
  • 2 de abril. Vitoria-Gasteiz (Álava). Mujer de 29 años acuchillada por su marido de 34.
  • 3 de mayo. Sorbas-Nijar (Almería). Francisca, de 47 años, asesinada de un tiro por su pareja. También asesinado el jefe de ésta.
  • 8 de mayo. Ourense. Remata a su mujer, María Isabel S., de 62 años, que estaba ingresada con una grave lesión cerebral desde hace el día 3 de abril fruto de una agresión brutal anterior.
  • 12 de mayo. Brasil (Consejero de embajada española). Se llamaba Rosemary Justino López, 50 años, su marido, Jesús Figón, de 64 años la apuñaló hasta matarla. El Ministerio no la cuenta en su listado de asesinadas por producirse fuera de España, no obstante puesto que el presunto asesino es un comisario de policía, consejero de Interior de la embajada de España en Brasil, y puesto que las embajadas españolas son territorio español estén donde estén, se mete en el listado, con el fin de que ninguna mujer quede sin visibilizar.
  • 14 de mayo. Denia (Alicante): Una mujer de 48 años fue degollada por su pareja, Francisco José Navarro García, de 47 años, que tenía una orden de alejamiento por vejaciones y lesiones.
  • 15 de mayo. Villaviciosa de Odón (Madrid). Mujer de 41 años acuchillada hasta la muerte por su marido. Un hijo de 8 años estaba en casa en ese momento.
  • 3 de junio. Alcalá de Guadaíra (Sevilla). María del Águila Pérez, 50 años. Asesinada brutalmente golpeándola contra el lavabo y la taza del WC del domicilio, destrozándole la cabeza y la cara por su pareja, Mario Calderón, de 52 años.
  • 13 de junio. Camargo (Cantabria). M.A.Q.R., tenía 40 años y fue apuñalada con un cuchillo de cocina en el pecho por su marido, J.L.P.H. Tras el crimen se suicidó.
  • 21 de junio. Torre del Mar (Málaga). Estaban de vacaciones en España y ha sido detenido el marido, de 50 años, ya que la mujer ha aparecido con signos de asfixia. Este caso se encuentra todavía en investigación y por ello no aparece aún en las listas del Ministerio sobre Violencia de género.
  • 22 de junio. Soria. Una mujer de 36 años muerta, el marido está detenido y se ha decretado secreto de sumario pero apunta a violencia de género.
  • 26 de junio. Barcelona. Mujer de 41 años aparece muerta dentro de un coche en el fondo del muelle Este del puerto de Barcelona. El juez decreta el ingreso en prisión del marido de 50 años y vecino de Granollers.
  • 3 de julio. Arbo (Pontevedra). Beatriz, de 30 años, y su pareja Sergio, de 36 años, son encontrados asesinados dentro de un coche. Se ha detenido a la expareja de ella, Alberto.
  • 6 de julio. Pravia (Asturias) Mujer de 68 años, asesinada por su marido, de 65, que posteriormente se suicida.
  • 9 de julio. Arganda del Rey (Madrid). Un hombre de 29 años asesina a su pareja, suicidándose posteriormente.
  • 10 de julio. Santa Cruz de la Palma (Santa Cruz de Tenerife). Laura tenía 27 años, fue rociada de gasolina en pleno día, en la tienda donde trabajaba y prendida fuego por su expareja, David Batista, de 30 años.
  • 15 de julio. Mollina (Málaga). Chari Escobar tenía 60 años y moría apuñalada a manos de su expareja, de 58, que posteriormente se suicidaba. El hermano de la mujer había denunciado 2 veces al supuesto agresor aunque ella no ratificó las denuncias “por lástima”.
  • 31 de julio. Sant Jordi (Palma de Mallorca). G.V., de 33 años, degollada por su expareja, J.S., de 38 años. Fue a buscarla a su casa con un cuchillo de cocina y la asesinó.
  • 5 de agosto. Castelldefels (Barcelona). Un hombre asesina a tiros a su mujer, su hijo de 9 años y su hija de 7 años. tras el crimen múltiple se suicida. Este caso se encuentra todavía en investigación y por ello no aparece aún en las listas del Ministerio sobre Violencia de género.
  • 7 de agosto. Cuenca. Marina Okarynska, 26 años. Desapareció junto a su amiga el día 7, sus cuerpos fueron hallados el día 11 y el asesino, Sergio Morante ha sido detenido en Rumania el día 13.
  • 7 de agosto. Cuenca. Laura del Hoyo, de 24 años, había ido con su amiga a casa del asesino a recoger las cosas de ella, tras haber roto con él. El asesino, Sergio Morante, las asesinó a las dos, enterró sus cuerpos en cal viva, que aparecieron el pasado día 11 y finalmente ha sido detenido en Rumanía el día 13. Este caso no entra en las listas del Ministerio al no ser pareja, sino amiga de la pareja, no obstante es de suma justicia que aparezca en este listado por ser una víctima de este asesino machista.
  • 12 de agosto. Castelldefels (Barcelona). 2ª mujer asesinada en este municipio en una semana. Olga F. E, de 44 años, asesinada con un gran machete por su expareja, J.M.G., de 50 años, en plena calle de Cuenca. Fue detenido por los propios vecinos hasta que llegó la policía.
  • 17 de agosto. Armilla (Granada). Otilia Márquez, de 68 años, asesinada a hachazos en cuello y pecho por su marido, de 72 años, que ha sido detenido.
  • ¿? Agosto. Utrecht (Bélgica). Sandra García de 45 años vecina de Sabadell, que fue a recoger a sus dos hijas que estaban con su expareja. Estaba desaparecida desde el 31 de julio y apareció el 16 de agosto muerta y enterrada en una zona boscosa a escasos metros del apartamento del exmarido.
  • (Sin confirmar) 8 de agosto. Bilbao. Mujer de 34 años con dos hijos muere atropellada y abandonad en la cuneta. Estaba en trámite de separación. Su exmarido al ser citado por la Ertzaintza se arroja al tren.
  • … Desgraciadamente los puntos suspensivos se seguirán rellenando por un machismo que asesina.

Hasta aquí el relato de la atrocidad. Cada caso es un drama, pero para darnos cuenta de la magnitud hay que recordar que desde 2003 a 2014 han sido 766 las mujeres asesinadas, según datos oficiales. La gran cuestión es qué hacer frente a esta situación. Desde la revisión de la actual ley de Violencia de Género o la ley de Enjuiciamiento Civil para ajustarlas a la realidad y hacerla más eficaz; aquí es importante tener en cuenta la opinión de los jueces que la aplican que son los que mejor detectan los problemas existentes. Más recursos públicos en la protección de las mujeres maltratadas y amenazadas, incluidas medidas para insertarlas en el mercado de trabajo y asegurar una cuestión fundamental: su independencia económica. Más policía especializada, recursos psicológicos, etc. Y por supuesto, más salir a la calle cada vez que una mujer muera o, globalmente, en la gran manifestación que se está preparando para el 7 de noviembre en Madrid.

Pero las claves están en cómo aumentar la conciencia social de rechazo a este tipo de terrorismo machista, repudiando toda justificación comprensiva de los asesinatos. Trabajando la educación en la igualdad en las escuelas e institutos y cambiando el modelo socio-afectivo. Si no acabamos con los reinos del rosa y del azul, con princesas y campeones; con las ideas del amor romántico y perfecto; si no se forma y especializa el profesorado en educación afectivo-sexual y en emociones; si no trabajamos la autoestima en las personas y otras formas de masculinidad, no llegaremos a las raíces del mal, aunque hablemos de alcanzar grandes pactos de Estado contra la violencia de género.

Además de cambiar la cabeza de las personas, especialmente de los hombres, el fondo del asunto es que hay que modificar las relaciones de poder en el espacio privado, lo que Carole Pateman define como el contrato sexual que supone la dominación de los varones sobre las mujeres. Como dice la profesora María del Mar Esquembre, la violencia de género inscribe su origen en un modelo de familia en el que el poder del padre sobre la mujer y los hijos implicaba también el ejercicio legítimo por parte de éste de la coacción necesaria para mantener el orden familiar. Por ello, si alguna vez se afronta una reforma de la Constitución, y como dice la propia Esquembre, habría que constitucionalizar como fundamental el derecho a una vida libre de violencia de género, lo que sería reconocer su verdadera dimensión pública.