VIOLENCIA MACHISTA

No seas cómplice

  • "La sociedad al completo no puede ser cómplice de que el 52% de la población sufra a lo largo de su vida algún tipo de violencia patriarcal"
  • "Cuando decimos “NO”, el Patriarcado se revuelve y actúa, empleando en cada caso un modo de represión diferente"
  • "CCOO trabaja para acabar con la violencia machista en toda la sociedad, pero especialmente en los centros de trabajo y contra el acoso sexual en los mismos"

0

Pilar Morales, Secretaria de las Mujeres de CCOO Madrid

El  25 de Noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, es una fecha importante, una jornada para reflexionar y concienciarnos de que la violencia machista existe y es un delito aberrante. La sociedad al completo no puede ser cómplice de que el 52% de la población sufra a lo largo de su vida algún tipo de violencia patriarcal, ya sea física o psicológica, o por raza, creencia, aspecto físico u opción sexual y, mucho menos, por ser mujer y ejercer sus derechos.

Vivimos tiempos convulsos en lo que a ideología se refiere con la irrupción en el panorama político de partidos de ultraderecha, que no solo ignoran la Historia de las Mujeres, sino que quieren llevarnos a tiempos en blanco y negro, a tiempos del NODO, en los que las mujeres eran amantes esposas y paridoras incansables y tenían vetado el mercado laboral para obligarlas a depender del varón sustentador.

Publicidad

Las mujeres estamos “hartas” de que se utilice nuestro cuerpo, por fuera como objeto sexual que cualquier hombre pueda usar y abusar para su placer y autoafirmación, y por dentro, decidiendo si tenemos que tener hijos e hijas o no, o cosificando de forma canalla nuestro útero como un mero contenedor que se puede alquilar o comprar.

El Patriarcado se revuelve

Cuando decimos “NO”, el Patriarcado se revuelve y actúa, empleando en cada caso un modo de represión diferente. Porque no solo existe el maltrato físico, con toda la brutalidad que conlleva –hasta el asesinato–, existe además el maltrato económico, el laboral, el que pretende culparnos, qué desfachatez, de que no se vayan a poder pagar las pensiones de las personas que se jubilen en breve. Es la maldición de sus dioses expulsándonos del paraíso por comernos una sola manzana. Y qué cara nos costó: la maldición eterna de parir a sus hijos e hijas con dolor. Lo que no dijeron es que el dolor sería tan grande que llegaría a asesinar mujeres en todo el mundo por el solo hecho de serlo.

Dicho esto, las mujeres no vamos a aceptar de forma sumisa el ataque a nuestros derechos, la brecha salarial, el trabajo a tiempo parcial, el debate sobre nuestro cuerpo, las violaciones en manada, las sentencias machistas a delincuentes sexuales, el ciberacoso a nuestras jóvenes, el abuso a nuestras niñas, ni que se  dejen de aplicar las leyes que nos protegen.

Las mujeres y hombres de CCOO de Madrid no aceptan el terrorismo machista, y no solo un día conmemorativo de aquel asesinato de las “Mariposas”, las Hermanas Mirabal de Santo Domingo, sino que no aceptamos los 69 asesinatos de 2019, ni los 10 de Madrid, ni los casi 170.000 hechos de violencia machista de 2018 que suponen que otras tantas mujeres han sido dañadas por otros tantos hombres.

Prioridad sindical

CCOO trabaja para acabar con la violencia machista en toda la sociedad, pero especialmente en los centros de trabajo y contra el acoso sexual en los mismos. Debe ser una prioridad sindical, a través de protocolos de prevención y también de denuncia, dejando claro que ninguna mujer estará desprotegida donde exista una sección sindical de CCOO.

No somos cómplices con la violencia machista, ni los hombres ni las mujeres del sindicato, pero acrecentaremos nuestra acción sindical incorporando cada vez a  más compañeros que entiendan, en palabras del Dalai Lama, “Me llamo a mí mismo feminista. ¿No es así como se llama a alguien que lucha por sus derechos?”.

Este 25 de Noviembre hemos salido todos y todas a la calle a defender la libertad y los derechos de las mujeres que quieren cercenar de una coz quienes niegan la violencia machista y defienden el sistema patriarcal más casposo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.