Os jodéis

Las previsiones de primavera publicadas por la Comisión Europea contemplan que en España los salarios reales, descontada la inflación, retrocederán este año un 0,4%. Los trabajadores españoles serán los únicos de la UE que perderán poder adquisitivo en 2018.

Los trabajadores, y sobre todo aquellos que ya lo han trabajado todo, los pensionistas, salen a la calle a protestar. ¿Qué tiene que decir el Gobierno de Mariano Rajoy sobre este movimiento ciudadano? La secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, lo tiene muy claro: “Entran ganas de hacerles un corte de mangas y decirles os jodéis”.

Las declaraciones de Carmen Martínez Castro no son declaraciones, evidentemente. Es una frase pronunciada sin conocer la presencia de cámaras durante un abucheo a Rajoy a su llegada al ayuntamiento de Alicante. Lamentablemente, para la secretaria de Estado de Comunicación, una periodista de la televisión valenciana 12TV grabó la escena, registró la frase. Una frase que en cualquier país verdaderamente democrático, con políticos dignos de recibir este nombre, se habría convertido de inmediato en el epitafio de una secretaria de Estado que debería dimitir de manera inmediata. No es el caso.

Publicidad

Pero eso sí, las declaraciones del presidente del Gobierno no se hicieron esperar, exigiendo a todos coraje y fe democrática “para sentirnos miembros activos de una sociedad que sabe hacer frente a quienes, de una u otra manera, pretenden romper nuestra convivencia en paz”. ¿Se solidarizaba Rajoy con los pensionistas y los trabajadores empobrecidos? ¿Acusaba a su secretaria de Estado de Comunicación de pretender romper nuestra convivencia en paz? De ninguna manera: se refería a ETA y al independentismo catalán.

La convivencia en paz la rompe, en mayo de 2018, quien da cortes de manga y desea que se jodan esos pensionistas que malviven, que luchan por sus derechos robados, que han trabajado duro toda su vida. La convivencia en paz la dinamitan quienes han convertido la política en un estercolero, quienes han creado redes mafiosas de corrupción, quienes desean acabar con los recursos públicos. Quienes se aferran a sus cargos después de mentir, robar o insultar a los ciudadanos.