¿Se pueden compartir las fotos de famosas desnudas que han sido robadas?

4
199945_10150120631311793_8154493_n
Foto de perfil en Facebook de Jennifer Lawrence, una de las famosas afectadas por el robo de imágenes en iCloud

Mucho se ha hablado del robo masivo de fotografías desnudas de personajes famosos que tuvo lugar el pasado fin de semana. Un hacker consiguió vulnerar los sistemas de seguridad de iCloud (la plataforma en la nube de Apple) y hacerse con los nombres de usuario y contraseñas de actrices y cantantes conocidas, así como con las imágenes que conservaban en sus perfiles. Muchas de ellas, con escasa ropa.

El ciberdelincuente se dedicó a colgar en un foro de Internet a cambio de bitcoins (la moneda virtual más popular de la Red) todas estas imágenes, de más de un centenar de famosas, aunque quizá han sido las de la protagonista de “Los Juegos del Hambre”, Jennifer Lawrence, las que más se han comentado y las que dieron la vuelta al mundo en cuestión de minutos.

Apple se ha apresurado a desmentir, a lo largo de la semana, un fallo de seguridad en su sistema de almacenamiento. Afirma que ellos no han sufrido ninguna vulnerabilidad, sino que la causa del hackeo ha sido la mala elección de sus contraseñas en el servicio por parte de las famosas, que no eligieron passwords adecuadas ni difíciles de adivinar.

Aunque ciertamente Apple debería preocuparse porque los usuarios de su servicio escogieran contraseñas adecuadas –algo que sí realizan otros servicios online que impiden el registro a no ser que se seleccione una password segura-, este no ha sido el único contratiempo que han sufrido durante estos días las famosas que veían cómo sus imágenes íntimas circulaban por la red.

Después de que muchas –como Lawrence- anunciaran que denunciarán el robo de sus fotos, se ha sabido que quizá estas acciones legales podrían no servir de mucho, ya que las famosas tendrían los derechos sólo sobre las imágenes que fueran selfies (que hubiera tomado ellas mismas) puesto que los derechos sobre otras fotos podrían pertenecer a quienes disparasen la cámara.

El caso, que está en manos de la justicia americana y también de los abogados de muchas de las afectadas, no está exento de polémica. Sus letrados se plantean incluso demandar a las páginas web que alojan y reproducen las fotografías robadas porque, según aseguran, se estaría vulnerando el derecho a la intimidad de las actrices.

Mientras la justicia decide si intervenir o si esperar a que más afectadas emprendan acciones legales, lo cierto es que estamos hablando en todo momento de un delito, que puede tener incluso pena de cárcel.

Y es que hackear una web (o un servicio online) está penado en Estados Unidos hasta con 10 años de cárcel. En España el delito no está claramente tipificado, pero de llegar a ser sancionado podría suponer hasta 5 años de cárcel e implicar multas muy elevadas, no sólo para quien realiza el hackeo sino para quien comparte su resultado difundiendo, en este caso, las imágenes a través de redes sociales como Facebook o Twitter.

Las personas que contribuyeran a la difusión de estas fotografías íntimas podrían llegar a ser acusadas de un delito de revelación de secretos, que podría acarrear entre uno y tres años de cárcel de producirse una denuncia contra ellos.

Twitter, por su parte, ha anunciado que tomará medidas contra las personas que compartan estas fotografías en su red, cerrándoles las cuentas en el servicio de microblogging. Sin embargo, esta medida no es suficiente, ya que son muchos los foros y páginas web que albergan contenido gráfico robado de las cuentas en iCloud de las más de cien actrices famosas afectadas.

A pesar de que otras celebrities, como la también actriz Lena Dunham, han salido a defender a sus compañeras y han pedido públicamente que no se compartan las fotografías, porque se trata de una “violación online” y de un “ataque a la dignidad de la mujer”, las imágenes discurren sin control por la Red, siendo difícil que se pueda evitar su difusión.

Ante situaciones como esta conviene recordar la necesidad de controlar adecuadamente los niveles de privacidad de todo servicio online que utilicemos, configurándolo apropiadamente. Aunque posiblemente, para evitar sustos, lo más seguro sea no colgar ningún tipo de contenido audiovisual íntimo en Internet.

4 Comments
  1. asdf says

    Las nuevas fotos y videos filtradas: http://ul. to/zd1debjq

Leave A Reply

Your email address will not be published.