#Freethenipple, la lucha contra la censura a los pezones en Instagram

2
caradelevingne
Imagen compartida en Instagram por la actriz y cantante Cara Delevigne para mostrar su apoyo al movimiento #FreeTheNipple . / Instagram

La mayor parte de los usuarios, cuando se registran en una red social y abren un perfil, no lee las condiciones de uso de la plataforma. Se limita a dar al botón de “aceptar” rápidamente sin saber qué cláusulas se están suscribiendo en el contrato que se firma con la plataforma. Si les hiciéramos caso, sabríamos que en muchas de las redes sociales se prohíbe la publicación de fotografías de contenido sexual explícito, pero también las imágenes de desnudos en las que, aun no exhibiéndose una actitud erótica, se muestre, por ejemplo, un pezón. Eso sí, solo en el caso de las mujeres.

Publicidad

Esta es la razón por la que muchos usuarios han visto cómo Facebook eliminaba sin mayor explicación la imagen de una madre dando de mamar a su bebé, o cómo retiró un post de cuartopoder.es por contener una fotografía de una manifestación del colectivo feminista Femen en la que algunas activistas mostraban sus pechos, a pesar de que ninguno de los dos contenidos puede considerarse erótico.

¿Por qué no se puede mostrar un pezón femenino en las redes sociales y sí uno masculino? Las fotografías no eróticas en las que se pueda ver esta parte del cuerpo humano deberían ser tomadas como algo natural, pero algunas redes como Facebook o Instagram (propiedad también de Mark Zuckerberg) no lo han considerado así hasta ahora.

De hecho, en los últimos meses se han dado casos que han generado bastante polémica en las redes sociales debido a esta cerrazón. En ellos se han visto implicados incluso personajes populares, como la presentadora Nuria Roca, que recientemente compartió una imagen de su sombra en la que se le intuía desnuda en Instagram y vio cómo la app de fotografías la eliminaba. Roca se enfadó considerablemente y subió la imagen en otras redes.

Lo mismo le sucedió a Naomi Campbell el pasado mes de septiembre. La modelo subió a su cuenta de Instagram una fotografía suya en topless con la que quería reivindicar el derecho de la mujer a poder subir a una red social, como puede hacer cualquier hombre, una foto de su torso desnudo. La imagen fue eliminada en cuestión de segundos.

Campbell aprovechó para publicar la imagen en su cuenta de Twitter con un mensaje de apoyo al movimiento #FreeTheNipple, lo que la hizo todavía más viral. Este movimiento, al que se han sumado más de 170.000 personas ya en la red de microblogging, solicita que se elimine cualquier forma de opresión o censura de la figura de la mujer, como está ocurriendo con estos casos.

freethenipple_naomi
Imagen que Instagram censuró a Naomi Campbell y que la modelo subió posteriormente a Twitter. / Naomi Campbell (Captura de Twitter)

#FreeTheNipple está logrando gran repercusión gracias a que muchas otras mujeres famosas han decidido hacerse fotografías y subirlas a las redes sociales para denunciar la censura que practican tanto Facebook como Instagram. Rihanna, Miley Cyrus y Cara Delevingne son sólo algunas de ellas. Cada día se suman al movimiento más de 5.000 personas  de todo el mundo que quieren luchar por la igualdad entre hombres y mujeres también en las redes sociales.

El movimiento #FreeTheNipple, que fue creado por la cineasta Lina Esco en 2004, materializará sus ideales en una película que ya se encuentra en proceso de producción. Basada en hechos reales, en el filme se reproducirá la historia de un grupo de mujeres que salen en topless a las calles de Nueva York para protestar contra las leyes arcaicas y la censura en Estados Unidos. La película explorará las contradicciones de una sociedad en la que a menudo se magnifica y se ensalza la violencia pero, sin embargo, se censuran partes del cuerpo de la mujer.

Ante la trascendencia que está obteniendo el movimiento, a Instagram no le ha quedado más remedio que salir al paso, pero lo ha hecho lanzando balones fuera y exculpándose por censurar las imágenes. Kevyn Systrom, CEO de la popular app de fotografías, ha señalado que Apple tiene la culpa de que no se permitan pezones femeninos en las imágenes que se suben a su plataforma.

Según el directivo, las estrictas normas que rigen el sistema de calificaciones de la compañía de la manzana son las responsables de la censura que ejercen, ya que si permitieran este tipo de imágenes, Apple consideraría la app como para “mayores de 17 años” y no como para “mayores de 12 años”, que es como está catalogada en la actualidad.

Systrom señala que esto provocaría que muchos adolescentes dejaran de utilizar Instagram o no se lanzaran a descargar la app y utilizar el servicio por primera vez, algo que no está dispuesto a tolerar. Prefiere el directivo aceptar la imposición de Apple y no violar las normas de la compañía, ya que de contravenirlas podría incurrir en una falta que llevase a la retirada de su aplicación de la tienda de Apple, lo que supondría que los usuarios de dispositivos con sistema operativo iOS (iPhone y iPad) no la podrían utilizar.

2 Comments
  1. […] adulto lo es por cuestión moral y la censura actúa hoy en día en dirección única. Prohibir lo pornográfico (e incluso lo erótico) pero tolerar la violencia extrema es el sesgo […]

  2. […] adulto lo es por cuestión moral y la censura actúa hoy en día en dirección única. Prohibir lo pornográfico (e incluso lo erótico) pero tolerar la violencia extrema es el sesgo […]

Leave A Reply

Your email address will not be published.